• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

160 millardos de dólares generan cultivos transgénicos

Iván Galindo en su intervención en la Asamblea anual de Fedeagro / Katiuska Hernández

Iván Galindo en su intervención en la Asamblea anual de Fedeagro / Katiuska Hernández

Iván Galindo, especialista en genómica y coordinador del laboratorio de Idea, señala que hoy en día están sembradas en el mundo 170 millones de hectáreas de este tipo de cultivos genéticamente modificados

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En la Asamblea Anual de Fedeagro que se realiza en Barquisimeto, los productores debaten sobre el uso de los cultivos transgénicos para incrementar la producción de alimentos.

Iván Galindo, especialista en genómica y proteínica y coordinador del laboratorio de Idea, sostiene que cada vez son más países los que usan los transgénicos.

Sostiene que debe existir un equilibrio entre las legislaciones y la nueva tecnología analizando los beneficios y los riesgos sin cerrarnos a desarrollar nuevos mecanismos para producir más alimentos.

Señala que en el mundo los cultivos transgénicos generan 160 millardos de dólares al cierre de 2011 y están cultivados más de 170 millones de hectáreas.

Detalló que el total de la soya que se cultiva en el mundo 81% es transgénica, 35% del total del país, y en el caso del algodón 81%. Estos cultivos son resistentes a plagas y gusanos.

Galindo indica que Venezuela tiene legislaciones pendiente sobre el uso de transgénicos, que deberían volverse a poner en el tapete para su análisis y discusión y más aún con la entrada de Venezuela al bloque de Mercosur, donde la mayoría de los países usan transgénicos.

Indicó que Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay son parte de los 11 países del mundo que más producen alimentos con transgénicos. Además se unen en la región Bolivia y Colombia donde comienzan a tener contacto con el uso de transgénicos.

Galindo es partidario de la legislación para regular el uso de transgénicos y señala que hay unos protocolos que se deben seguir para permitir la utilización de esta tecnología en la producción de alimentos. En Estados Unidos por ejemplo los permisos pueden tardarse hasta 14 años.

Galindo señala que la falta de información es lo que ha llevado a que la opinión pública no tenga un claro conocimiento sobre el uso de transgénicos.

"Hay que garantizar que los estados y países adopten capacidades técnicas y humanas para regular y controlar el uso de transgénicos de forma responsable", dijo.

Galindo está de acuerdo con que se analicen bien aquellos cultivos transgénicos que se deben permitir y cuáles no según normas legislativas. Igualmente aplicarlo para alimentos procesados que hayan sido producidos con cultivos transgénicos.

En Venezuela no hay laboratorios acreditados para detectar alimentos y cultivos genéticamente modificados
o transgénicos. Existe una Comisión Nacional de Bioseguridad integrada por muchos organismos, pero no se ponen de acuerdo y tampoco han aprobado la legislación pendiente para regular el uso de transgénicos. Hay normas de etiquetado pero no son efectivas para detectar cuando un alimento o producto importado es transgénico.