• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Las medidas llegaron sin comida ni hidratación

El gobierno dispuso de pantallas en las plazas Bolívar del país. La austeridad de la logística del PSUV fue una antesala a las medidas económicas del presidente Nicolás Maduro

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Esta vez, para el anuncio de las medidas económicas el gobierno dispuso de pantallas en las plazas Bolívar del país. Los seguidores del gobierno que se concentraron desde temprano en la plaza Bolívar, en el centro de Caracas, para escuchar el contenido de la llamada Agenda Económica Bolivariana, también esperaban un almuerzo e hidratación, como suele ocurrir en los actos del Ejecutivo.

La austeridad de la logística del PSUV fue una antesala a las medidas económicas del presidente Nicolás Maduro. Un tanque de agua de Hidrocapital desafiaba la sed. Tenía agua, pero no había vasos para tomarla. Vendedores de chupi-chupi, papelón con limón y agua embotellada a precio no regulado eran la solución más próxima para aplacar el calor del mediodía.

Mientras comenzaba la cadena del presidente Nicolás Maduro, militantes del PSUV y empleados públicos proponían planes y acciones que el gobierno debería tomar en cuenta: “Tienen que entender que un ministro no es para que esté sentado en un despacho. ¡Qué se ocupe!”. Una joven que trabaja en la Misión Barrio Tricolor también expresó sus expectativas sobre la intervención presidencial: “Yo espero de verdad que estas medidas se cumplan, que se vean de verdad”.

La duda de la joven sobre el alcance de los anuncios tiene asidero. Por cuarta vez en dos años y medio el presidente anunciaba que anunciaría medidas para afrontar la crisis que agudizó la caída de los precios del petróleo. En  noviembre de 2013 se dictaron directrices contra la llamada “guerra económica” y el acaparamiento,  en diciembre de 2014 se anunció un plan de recuperación para el crecimiento del país y el control de la inflación y en octubre pasado el gobierno habló de nuevas medidas económicas.

A las 2:04 pm comenzó la cadena sin aplausos en la plaza Bolívar. La multitud se manifestó con gritos y saludos cuando el presidente los nombraba desde el Palacio de Miraflores. A las láminas con líneas rojas que mostraban la caída de los ingresos petroleros, el público asentía con asombro. Carmen Aguilera,  de 30 años de edad, estaba entre ellos. “Digan menos y hagan más”, manifestó. Cinco horas después llegó el anuncio del aumento de la gasolina, de la tasa del dólar preferencial de Cencoex y el salario, los tres lineamientos con los que Maduro espera hacer frente a la inflación más alta del mundo.