• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

La medicina retrocedió 30 años por falta de insumos en las clínicas

Médicos alertan que no podrán operar si no llegan los materiales necesarios | Foto Archivo El Nacional

Los sectores público y privado le deben a las clínicas 9 millardos de bolívares desde hace 270 días | Foto Archivo El Nacional

Dejaron de hacerse quimioterapias, radioterapias, hemodiálisis, tratamientos cardíacos y laparoscopias

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La crítica disponibilidad de insumos en las clínicas obliga a los médicos a aplicar técnicas de hace 30 años, afirmó el director ejecutivo de la Asociación Venezolana de Clínicas y Hospitales, Cristino García.

Recordó que desde hace meses dejaron de hacerse laparoscopias porque en los centros no hay los equipos necesarios para esta técnica, lo que lleva a los cirujanos a hacer intervenciones más complejas -y a los pacientes a guardar más reposo-, operaciones que estaban en desuso por la aparición de técnicas más novedosas.

Agregó que también se agotaron los stems, que son equipos que dilatan las arterias sin necesidad de practicar una intervención quirúrgica. “Como no hay, estamos volviendo a usar la estreptoquinaza, que es una enzima cardíaca que se usaba hace 30 años, cuyos resultados dilatorios no están 100% comprobados como en los stems”, aseguró García.

Precisó que al 26 de abril pasado, de 239 insumos y fármacos de uso corriente en las clínicas, 212 ya presentan fallas absolutas y el inventario de los demás está crítico.

La falta de materiales médico-quirúrgicos ha provocado que los centros de salud privada cierren áreas de servicios. García indicó que hay instituciones que ya no tienen insumos para quimioterapias, radioterapias, hemodiálisis, tratamientos cardíacos, laparoscopias y exámenes de laboratorio por la falta de reactivos médicos.

El director ejecutivo de la AVCH reiteró que es urgente que el gobierno cancele la deuda con los importadores de equipos médicos, para que puedan reanudar las importaciones y despachos de insumos. “Mientras esto no ocurra, nuestra situación será cada vez peor. Llegará el momento en que nos quedemos sin materiales, y solo podremos brindarle consuelo a nuestros pacientes”. A los sectores de fármacos e insumos y equipos médicos el Ejecutivo le debe alrededor de 3 millardos de dólares.

García denunció que las clínicas recibieron unos materiales de parte del gobierno (producto de convenios bilaterales con otros países) que no pudieron usar. Precisó que las grapas que les entregaron para las autosuturas no son las empleadas por las instituciones. “Por esto, este servicio tampoco se está prestando. También nos trajeron una penicilina de 800 miligramos que no hace efecto tan rápido como las que usamos habitualmente, que los pacientes ven mejorías en dos días. Con estas no, la patología persiste por varios días”.


En rojo. Un total de 222 clínicas del país tienen pérdidas por la providencia 294, que reguló las tarifas de los centros desde junio de 2013. García aseguró que esta situación agrava la prestación de servicios.

Además de esto, el director ejecutivo de la asociación dijo que al sector se le deben 9 millardos de bolívares desde hace 270 días. Precisó que los fondos autoadministrados les adeudan 6 millardos de bolívares, y las empresas de seguros (privadas y públicas) 3 millardos de bolívares.


Impacto salarial
El incremento de 30% del salario mínimo que decretó el presidente Nicolás Maduro es “lo que le faltaba al sector privado de salud”, a juicio del director ejecutivo de la Asociación Venezolana de Clínicas y Hospitales, Cristino García.

Dijo que ese anuncio impacta a toda la nómina del gremio y lo obliga a subir todas las escalas salariales. “Todos los empleados que antes ganaban 4.200 bolívares, que ahora es el salario mínimo, exigen ganar más; y así sucesivamente. Es un golpe duro para nosotros en un momento en que prácticamente no obtenemos ganancias”, afirmó. En todo el país, el sector de las clínicas emplea alrededor de 50.000 personas directas.

La entrada en vigencia del la Ley Orgánica de Trabajo también impactó significativamente al gremio. Lo obligó a contratar más personal para poder cumplir con los días libres continuos de descanso a quienes trabajen los fines de semana.

El año pasado, por la entrada en vigencia de la norma, el sector calculó que los costos en los centros privados de salud catalogados como tipo 1 aumentarían alrededor de 28%.