• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

50% de las líneas de producción de la industria quesera está paralizada

80% de la producción de leche se desvía a los productores informales | Foto Archivo El Nacional

80% de la producción de leche se desvía a los productores informales | Foto Archivo El Nacional

El control de precios genera un rezago de 757% entre el valor de venta ideal y el regulado por el gobierno: 43,44 bolívares 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La industria quesera tiene 50% de las líneas de producción detenidas porque no es negocio producir esos quesos, afirmó Luis Arráez, de la empresa Inlapa. Explicó que el motivo de la paralización de las operaciones es la regulación de precios.

Rodrigo Agudo, experto en el sector lácteo y asesor de gremios agroindustriales, señaló que fabricar un kilo de queso blanco pasteurizado tiene un costo de 286,31 bolívares, por lo que debería venderse a 372 bolívares, luego de sumarle 30% de ganancia como establece la Ley de Precios Justos. Sin embargo, el precio que fijó el gobierno es de 43,44 bolívares, lo que se traduce en 757% de rezago.

“Esa brecha es lo que hace que no se consigan los productos con los precios regulados. Si hay una sinceración en los precios, aparecerán los quesos con precios controlados y volverá la variedad al que está acostumbrado el consumidor”, dijo Agudo.

La regulación de precios, además de propiciar que baje la fabricación de algunos quesos, impulsa el desvío de la leche hacia los productores informales. Agudo indicó que 80% de la cosecha de leche se destina a este grupo.

El experto en negocios agroindustriales dijo que fabricar un kilo de queso informal (artesanal) cuesta entre 200 y 250 bolívares, y se vende entre 370 y 450 bolívares porque no está regulado.

Arráez indicó que la industria quesera está trabajando a 40% de su capacidad, debido a la regulación de precios y el desvío de la producción de leche a la industria informal. Agregó  que esto es lo que ha hecho que la presencia de productos nacionales en los puntos de ventas haya disminuido entre 12% y 17%, y haya dejado espacio para los quesos importados.

Los quesos foráneos se compran a con un dólar a 6,3 bolívares, lo que es considerado por Agudo como una competencia desleal por parte del gobierno porque impulsa su importación.

“No podemos competir con eso. Reconocemos que la industria no satisface la demanda nacional por lo que necesitamos de las importaciones, pero deben ser compras controladas. Deben darle prioridad a la industria nacional”, dijo Arráez.