• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

La inflación devoró la cena de Noche Buena

Si las hallacas se preparan en casa cuestan en promedio 100 bolívares cada una; la ensalada para cinco personas sale en 1.500 bolívares y 4 kilos de pernil en 1.800. / Referencial.

Si las hallacas se preparan en casa cuestan en promedio 100 bolívares cada una; la ensalada para cinco personas sale en 1.500 bolívares y 4 kilos de pernil en 1.800. / Referencial.

Una familia de 5 personas necesita aproximadamente 4.700 bolívares para preparar el menú con hallacas, pernil, pan de jamón, ensalada de gallina y torta negra. No incluye una bebida alcohólica

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ana Lara era una de las personas que recorría el miércoles el mercado municipal de Chacao en la búsqueda de ingredientes para preparar la cena de Noche Buena. Ya elaboró las hallacas y compró el pernil, pero la cantidad de dinero gastada la obligó a prescindir de algunas cosas a las que estaba acostumbrada.

“Solo en la carne para las hallacas gasté más de 3.000 bolívares. Todo está muy caro y para rendir el dinero tienes que adquirir solo lo que es prioritario. Los frutos secos, por ejemplo, que ponía en la mesa ya no los voy a poder comprar”, afirmó.

Marlene Mejía, otra de las consumidoras que estaba en el mercado, agregó que en su casa lo que va a faltar este año es el pernil, por lo elevado del precio. “Eso está incomprable y hay que sumarle lo que pagas por el resto de las cosas. Al final gastas demasiado en una sola noche”, dijo.

El pernil es uno de los ingredientes que más encarece la cena navideña. En mercados municipales se consigue en alrededor de 450 bolívares el kilo. Cifras del Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros muestran que en 2013 el pernil costaba 100 bolívares el kilo, lo que indica que ha tenido un repunte de 350% en un año.

También está la opción gubernamental. En las ferias populares del Plan Navidades Felices 2015 el pernil se vende desde 90 bolívares el kilo, pero para llevarlo hay que esperar una de las ferias y hacer colas de varias horas, debido a la cantidad de compradores que se aglomera.

Aparte del pernil, las hallacas, la ensalada de gallina, el pan de jamón y la torta negra, que completan la cena navideña, también han aumentado por lo que los consumidores deben destinar más dinero para seguir con la tradición.

Si las hallacas se preparan en casa cuestan en promedio 100 bolívares cada una; la ensalada para cinco personas sale en 1.500 bolívares y 4 kilos de pernil en 1.800. El pan de jamón y la torta negra que se venden en panaderías se consiguen en 500 y 400 bolívares, respectivamente. En total, una familia de 5 integrantes gasta en promedio 4.700 bolívares para servir la cena.

El monto se encarece mucho más si en lugar de preparar los platos típicos, se decide comprarlos listos. Las hallacas se venden desde 120 hasta 300 bolívares, dependiendo del negocio, y el pernil se puede conseguir horneado hasta en 2.400 bolívares.

Encargados de supermercados y de puestos en mercados populares afirmaron que los clientes se quejan constantemente por el alza de los precios y que los aumentos han llevado a que disminuyan las ventas.

“Es algo que escapa de nuestras manos. Si vas a comprar en el mercado mayorista de Coche las zanahorias y las papas, te encuentras con que todas las semanas hay un precio nuevo. Esta semana llegaron para venderlas en 120 bolívares el kilo”, dijo Gregorio Luque, propietario de un puesto en el mercado de Quinta Crespo.

Sustituyen licores. Al agregarle una bebida alcohólica a la cena navideña el precio asciende vertiginosamente. Sin importar si se trata de un ponche crema, de un vino o de un ron, el licor más económico no baja de 400 bolívares.

“Los vinos son los que están más asequibles, pero igual, una sidra te puede costar hasta 2.000 bolívares”, expresó Eduardo Da Silva, encargado de una licorería en Chacao.

El aumento de precios ha hecho que muchos consumidores decidan sustituir la bebida que acostumbraban tomar por una más económica. La práctica será repetida en la cena navideña.

“En mi casa los licores están en veremos. Antes poníamos varios tipos de bebidas para que el que llegara tomara de acuerdo con sus gustos, pero este año no lo vamos a poder hacer. Lo más probable es que pongamos una sola”, señaló Lucía Lidueñas.

Los licores también han presentado fallas de distribución en los últimos meses. El presidente de la Asociación de Licoreros de Caracas, Carlos Salazar, advirtió en septiembre sobre la escasez de bebidas y encargados de comercios del ramo confirmaron el desabastecimiento.

Entre los que más presentan fallas está el whisky 12 años. Sin embargo, comerciantes informaron que la semana pasada llegó un pedido que fue importado al tipo de cambio del Sistema Complementario de Adquisición de Divisas (12 bolívares por dólar) y que se vendían en algunas licorerías en 1.890 bolívares cuando el precio estaba en 4.300 bolívares.

Postres al alza. Las dificultades para conseguir leche y azúcar en los supermercados han llevado a algunos consumidores a replantearse las tradiciones navideñas.

La torta negra, que es uno de los postres con el que se acostumbra acompañar las cenas del 24 y del 31 de diciembre, no todos podrán prepararlas.

“Yo acostumbro hacer la torta, pero no estoy dispuesta a aguantarme una cola en el supermercado para comprar la leche y el azúcar, prefiero variar el postre. Creo que compraré un panettone o unos turrones”, dijo Angélica Hurtado, una de las consumidoras que el miércoles recorría mercados para comprar los ingredientes para la cena del miércoles.

Los tradicionales dulces también han experimentado alzas. Un panettone de 900 gramos que en 2013 rondaba 180 bolívares este año está en más de 300 bolívares. Los turrones que estaban en 70 bolívares, promedio, ahora cuestan 230 bolívares, refirieron comerciantes.