• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Más de dos horas esperaron consumidores para comprar pollo

Venta de pollo en Quinta Crespo / Katiuska Hernández

Venta de pollo en Quinta Crespo / Katiuska Hernández

Problemas logísticos del SADA retrasaron el despacho. Los expendios móviles del Gobierno también vendieron dos kilos de harina de maíz y de azúcar

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En las afueras del mercado municipal de Quinta Crespo más de 80 personas esperaron –más de 2 horas– para comprar 2 pollos, 2 kilos de harina de maíz y 2 de azúcar, que expendió un camión de la Superintendencia de Silos Almacenes y Depósitos como parte del operativo que inició el Gobierno para combatir la escasez.

Aunque el vehículo de Venalcasa, administrado por el SADA y Pdval, llegó temprano, el comienzo del operativo se demoró hasta después de la 1:00 pm cuando finalmente comenzó la venta.

Los consumidores se quejaron por la falta de planificación, debido a que los funcionarios tuvieron que mandar a buscar en mototaxi la caja registradora y cuando finalmente fue conectada, no funcionaba. Cuando optaron por hacer la facturación manual y procedieron a abrir la cava no encontraban una herramienta adecuada –cizalla- para romper el precinto de segundad, lo que caldeó un poco los ánimos de los consumidores en la cola, que empezaron a gritar y algunos a bromear: “Parecen de la oposición, llamaremos al comandante”.

Con la ayuda de los guardias de seguridad del mercado de Quinta Crespo y funcionarios del SADA, se logró finalmente abrir la cava y comenzó la venta de dos pollos por persona, al igual que dos kilos de harina de maíz y dos de azúcar.

“Llegamos antes de las 9:00 de la mañana para ser las primeras, realmente esto es un sacrificio y no hemos almorzado”, expresó Carmen Tovar, una señora de la tercera edad, que estuvo a punto de irse luego de más de dos horas en cola. Socorro Morales fue otra de las consumidoras que esperó hasta que se inició la venta. “Voy a comprar dos pollos, harina y azúcar porque en otro lado se consigue, pero muy caro”, dijo.

El Gobierno expendió pollo de Brasil en 15,61 bolívares el kilo, harina de maíz de la marca Doña Emilia, procesada por Asoportuguesa, en 5,93 bolívares y el kilo de azúcar marca Cristal en 6,11 bolívares.

Un operativo similar se realizó en las afueras del mercado de Guaicaipuro donde también hubo demora, pero no tan extensa como la del mercado de la avenida Baralt. Para hoy está previsto que se hagan otros operativos en Catia, La Vega, Quinta Crespo, Cochecito y otras zonas populares.

Sobreprecio en mercados. Dentro del mercado los pocos puestos que tenían pollo lo vendían a 35 bolívares, pese a que está regulado en 15,61 bolívares. “Lo poco que despachan, prefiero venderlo rápido porque no se puede colocar al precio regulado, y corro el riesgo de una multa de 10.000 bolívares”, señaló un comerciante que sólo estaba ofreciendo gallina en 35 bolívares. En los puestos de carne, el pernil se conseguía en 53 y 56 bolívares el kilo.

Harina de maíz no había en los locales de víveres y en los puestos de los buhoneros ofrecían pero la harina de trigo que tiene un precio sugerido de 13 bolívares, en 25 bolívares.

Analizaran costos y abastecimiento

Para hoy está previsto que los ministros de Agricultura, Alimentación, Comercio e Industria se reúnan con representantes del sector avícola, porcino y procesadores de alimentos balanceados para animales, con la finalidad de analizar la situación en la cadena de producción y abastecimiento de productos.

En el caso del sector avícola, el fuerte rezago en los costos de producción y los precios regulados, aunado con el incremento en los precios de los alimentos balanceados para animales que dependen de cereales importados, generaron dificultades con el procesamiento, que causó fallas en la cadena de suministro.

No se descarta que el Gobierno autorice la revisión y alza de los precios del pollo, que tienen 17 meses congelados en 15,61 bolívares el kilo.

“El sector avícola ha sido uno de los que ha acompañado al Gobierno en las políticas para promover el consumo que ha subido de 25 kilos por persona en 2003 a 42 kilos en este momento”, dijo un industrial.