• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

En la hacienda Bolívar se libra una lucha por las tierras

Un grupo de 1.500 personas ocupa desde hace 10 meses la finca que fue recuperada por el Gobierno en diciembre de 2010. Los campesinos exigen al Gobierno que les entreguen parte de la tierra

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En la hacienda Bolívar La Bolivariana la producción de carne y leche se ha afectado por las lluvias, la intervención de 2010 y, recientemente, por la ocupación ilegal de casi la mitad de la propiedad por 1.500 familias de campesinos que declaran tener derecho sobre esa tierra y reclaman al Gobierno cartas agrarias.

“Nosotros no queremos que nos saquen de la Bolívar, ya hemos sembrado plátano y hemos invertido. Queremos que nos regularicen la entrega de tierras, nosotros nos queremos quedar en la Bolívar, esta es una lucha de 14 años, no queremos otras tierras”, manifiesta Aníbal de Jesús Arcaya, miembro de la cooperativa Alí Primera.

Consideran que tienen derecho sobre esta tierra. “Decidimos rescatar las tierras de la hacienda Bolívar porque la empresa estatal Marisela no ha hecho nada y tiene improductiva la finca. Tienen 3.900 hectáreas, cómo nos van a sacar de aquí si tenemos 10 meses cultivando. Entonces que una parte se la den a los rusos o bielorrusos, y la otra a nosotros”, señala Lorena González, representante del Consejo Campesino Alí Primera.

En un recorrido por los asentamientos de campesinos, algunos tienen pequeñas áreas sembradas de tomate, plátano, auyama, pimentón y maíz. Los ocupantes solicitan al ministro de Agricultura y Tierras, Juan Carlos Loyo, que entregue cartas agrarias y asigne lotes de terrenos para la siembra.

Ante la ocupación, la Empresa Socialista Ganadera Agroecológica Marisela, administradora por parte del Gobierno de la hacienda Bolívar la Bolivariana, denunció la situación ante el Tribunal Superior Agrario del estado Zulia. Dicho tribunal emitió en agosto una medida de protección a favor de la hacienda y del ganado por 48 meses, y ordenó el desalojo inmediato de la finca. Ni la Guardia Nacional ni las autoridades del INTI han ejecutado la medida. Voceros gubernamentales aseguran que habrá una “resolución pacífica”. Se realiza un censo de las familias que ocupan la hacienda.

En la gestión de Luis Motta Domínguez en el INTI, los ganaderos del Sur del Lago denunciaron que el organismo pedía ceder tierras para trasladar a los ocupantes de la Bolívar. Los campesinos se niegan a abandonar esta hacienda y confían en que Loyo los reconozca. Mientras tanto, el proyecto con la empresa mixta entre Rusia y Venezuela para la producción de plátano en la hacienda Bolívar no se ha concretado y los ganaderos de la zona indican que la producción de carne y leche se ha reducido a la mitad, y el ganado de la raza santa Gertrudis ha mermado y está en mal estado. Esta finca pertenecía a la familia Brillembourg, tiene 3.918 hectáreas y se producían 5.000 litros diarios y carne de alta calidad.