• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Desde hace más de dos meses no se hacen pedidos de medicinas  

El compromiso del Ejecutivo con el sector se mantiene en 348 millones de dólares | Foto William Dumont / Archivo

El compromiso del Ejecutivo con el sector se mantiene en 348 millones de dólares | Foto William Dumont / Archivo

Las autorizaciones de adquisición de divisas para laboratorios farmacéuticos presentan retrasos superiores en promedio a los de 2013

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las liquidaciones recientes de divisas para el sector farmacéutico representaron un alivio momentáneo para las industrias: les permitieron pagar parte de los compromisos suscritos con sus proveedores internacionales desde finales de 2013. Sin embargo, desde hace más de dos meses el proceso se paralizó debido a los retrasos del Centro Nacional de Comercio Exterior en  la emisión de las autorizaciones de adquisición de divisas para que las empresas puedan efectuar pedidos nuevos.

“La rueda se trancó. Nos pagaron una parte, pero los AAD tienen en promedio 80 días que no se aprueban”, dijo una fuente de la industria. Esto implica que desde hace más dos meses las farmacéuticas no han podido solicitar nuevos despachos.

Las autorizaciones de adquisición de divisas es el paso previo a la importación. Se solicita a través del portal del Cencoex. luego de haber obtenido los certificados de no producción y solvencias necesarias, y le permite al organismo conocer el detalle de los productos que se comprarán, cuántos se necesitan y quién es el proveedor.

El año pasado, la media de aprobación de las autorizaciones era de entre 30 y 60 días, en los casos más extremos. Aunque el ritmo de liquidación ha mejorado para las solicitudes hechas en 2014, el retraso de las AAD complica la industria porque corta el flujo de la cadena productiva y genera huecos en el abastecimiento.

Los consultados señalaron que la situación es generalizada para importadores de productos terminados y productores nacionales.

Otra limitante han sido las demoras en la aprobación de registros sanitarios,  indispensable para la adquisición de divisas en el sector salud. El presidente de la Federación Farmacéutica Venezolana, Freddy Ceballos, y el presidente de la Asociación Venezolana Distribuidores de Equipos Médicos y Afines, Antonio Orlando, han denunciado la situación en varias ocasiones.

Ceballos precisó que 75% de los 775 registros sanitarios que no han sido firmados, son renovaciones. Es decir, productos que ya estaban en el mercado y no han podido ser importados por ausencia de este requisito.

Coincide con los representantes de la industria en que es necesario que la liquidación de divisas para el sector farmacéutico sea lo más fluido posible: “Debe ser planificado, programado y sistemático. De lo contrario, el abastecimiento continuará siendo intermitente”, dijo.


Fallas persistentes. Aunque la falta de divisas es el principal problema, la regulación de precios, vigente desde 2003, ha ocasionado rezagos que impiden a la industria producir a plena capacidad. Es el caso de productos como levotiroxina, tratamiento para desordenes de la tiroides. Cuando las farmacias los reciben las cantidades no son suficientes.

De acuerdo con Fefarven, las fallas de distribución de medicamentos alcanzan 60%. En un recorrido por varias farmacias de Caracas se constató que los establecimientos hacen pedidos entre 3 y 5 veces por semana, pero hay productos que han dejado de recibir o que reciben con poca frecuencia. Cuando les llegan los que no se consiguen en el mercado, suelen venir en pequeñas cantidades, entre 4 y 10 cajas, que se agotan el mismo día en que llegan.

Por este motivo, para evitar que una sola persona se beneficie de la medicina, algunos establecimientos han adoptado la modalidad de un producto por cliente.

En las farmacias más grandes los clientes deben esperar en colas de hasta 50 personas, muchas veces en vano porque no hay el remedio que necesitan.

La gerente de una farmacia pequeña en el este de Caracas relató que muchos usuarios se desesperan y es poco lo que los empleados pueden hacer: “Ayer me lloró un cliente porque no podía conseguir la medicina que necesita para la tensión, y llevaba 3 días sin tomarla”.

Ceballos confirmó la situación: “Hay una cantidad de fallas de productos antihipertensivos y a veces cuesta muchísimo estabilizar a un paciente que tiene problemas de hipertensión. Lo andan buscando desesperadamente todos los pacientes. No hay el genérico ni el de marca”, dijo.

También hay problemas con los anticonceptivos. “Llevo días buscando la marca que siempre he usado pero no lo encuentro en ninguna parte, parece que voy a tener que ir al medico y cambiar de método”, señaló Marlene Pimentel al salir de uno de los establecimientos visitados.  

Los que faltan

-Levotiroxina, medicamento para el tratamiento de condiciones en la tiroides.

-El ácido valproico, la carbamazepina y haloperidol, demandados por pacientes que padecen convulsiones o desordenes del sistema nervioso central.

-Antihipertensivos.

-Anticonceptivos.

-Metformina, para el tratamiento de la diabetes.

-Algunas presentaciones de anticoagulantes, analgésicos y vitaminas. 

Pacientes en urgencia

Las fallas en los medicamentos para desordenes del sistema nervioso central son algunas de las más críticas. Freddy Ceballos, presidente de Fefarven, ha solicitado públicamente que el gobierno haga importaciones de emergencia de estos fármacos.

Maria Elena Mejías

“Estoy muy preocupada por mi hermana porque sufre de esquizofrenia y realmente necesita seguir con su tratamiento, pero el psicotrópico que le recetó su medico no lo conseguimos. La última vez que lo encontré compre lo suficiente para dos meses, así que aun tiene para algunas semanas más. Sin embargo, ella lo va a seguir necesitando. Hoy tuve la suerte de encontrar lo que yo necesito para mis problemas de la tensión, pero para lo de mi hermana no hay”. 

Marlene Pimentel 

 “Llevo varios días buscando el anticonceptivo que siempre he usado y no lo he podido encontrar en los últimos días. Mejor dicho, desde hace mucho tiempo no consigo el que me prescribió mi médico. No me queda otra opción que pedir una cita al doctor y ver a cuál método me podría cambiar porque no puedo quedarme así, sin hacer nada. Tampoco dispongo de tiempo para recorrer todas las farmacias de la ciudad”. 

Reinaldo Leandro

“Mi esposa antes tomaba antidepresivos y aun los necesita, pero como no los consigue no ha podido seguir tomándolos. Desde febrero buscamos en las farmacias las pastillas y nos dicen que no hay. Además, su medico nos informó que no hay un medicamento sustituto. Estamos de brazos cruzados esperando que el producto aparezca. Hasta llame al laboratorio hace unos meses y me dijeron que habría para julio, pero estamos en agosto y aún no la encontramos"