• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

El gobierno perdió la batalla para “pulverizar” el dólar paralelo

El paralelo impulsa el precio de los bienes en comercios | Foto: Henry Delgado

El paralelo impulsa el precio de los bienes en comercios | Foto: Henry Delgado

La economista Anabella Abadi afirma que el tipo de cambio no oficial aparece por la demanda de divisas y la desconfianza en los bolívares

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Aunque por un tiempo el gobierno decidió no hablar de él, luego le tocó asumir la existencia del llamado dólar paralelo y terminó diseñando un mecanismo que lo “pulverizaría”. Se creó el Sicad II, pero no se logró el cometido: este año la divisa extraoficial no solo no desapareció, sino que se duplicó y continuó presionando algunos precios del mercado.

Cuando en noviembre de 2013 el entonces vicepresidente del Área Económica y presidente de Pdvsa, Rafael Ramírez, prometió la desaparición del paralelo, el dólar negro oscilaba alrededor de 60 bolívares por dólar. Ahora, un año después se encuentra en más de 170 bolívares por dólar y nuevamente el presidente Nicolás Maduro insiste en que no existe.

“El mercado paralelo existe en cualquier país en el que se impone un control cambiario y eso no hay manera de evitarlo”, afirma la economista Anabella Abadi.

Sostiene que se necesitan dos ingredientes para que el dólar paralelo se presente: que haya demanda de divisas porque las oficiales no son suficientes y que haya desconfianza en la moneda local. Y las dos cosas, a su juicio, están presentes en el país.

Agrega que la emisión de dinero inorgánico por parte del Banco Central de Venezuela para financiar el déficit del sector público es una de las cosas que ha impulsado el precio del dólar paralelo. Detalla que al haber más liquidez, las personas pueden ofrecer más por adquirir dólares negros.

Además, ese cuarto tipo de cambio no oficial permite que se incremente el precio de los bienes colocados, sobre todo por los pequeños comerciantes. “Puede que un comerciante adquiera divisas preferenciales para comprar la mercancía, pero usa el paralelo para calcular el precio porque no se sabe si le van a volver a dar preferencial y debe garantizar la reposición del inventario”.