• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

En el gobierno de Maduro se acentuó caída de la producción

La escasa producción de carros tiene a los concesionarios vacíos | Foto Leonardo Guzmán / Archivo

La escasa producción de carros tiene a los concesionarios vacíos | Foto Leonardo Guzmán / Archivo

Por falta de insumos algunas empresas adelantaron para ayer las vacaciones programadas en agosto

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Para hoy está programado que el presidente Nicolás Maduro anuncie una nueva ofensiva económica, mediante la cual pretende impulsar y elevar la producción nacional. Lo hará en un momento en que el sector industrial está a media máquina porque se han paralizado líneas de producción por falta de divisas para importar materias primas e insumos.

En los sectores automotor, farmacéutico y metalúrgico se evidencia la contracción de la actividad manufacturera. En lo que corresponde al primero, entre enero y marzo de este año se fabricaron 3.424 vehículos, lo que representa una caída de 76,08% con respecto a las 14.316 unidades que se ensamblaron en el mismo período de 2013, según el último reporte de la Cámara Automotriz de Venezuela.

En febrero Toyota anunció la suspensión indefinida de sus operaciones por falta de materiales y pocas semanas después Chrysler también informó que detendría la producción por la misma razón.

En enero y febrero de 2014 Iveco no ensambló ninguna unidad, de acuerdo con Cavenez. En marzo fabricó 39 unidades luego de que el gobierno garantizó agilizar la entrega de divisas, después del anuncio de la casa matriz de suspender operaciones en Venezuela.

Las otras automotrices están trabajando muy por debajo de su capacidad para rendir los inventarios. A una de ellas le queda alrededor de un mes de insumos y pese a que tiene una capacidad productiva para ensamblar 70 unidades diarias, solamente está fabricando entre 20 y 25 carros al día.

“No hemos podido importar más insumos, pero tampoco tenemos materiales nacionales. Las empresas que nos proveen tienen las mismas dificultades que nosotros para producir”, afirmó una fuente de la industria automotriz. 

Poco inventario. En lo que se refiere al sector farmacéutico, por la escasez de materias primas e insumos, algunas empresas adelantaron las vacaciones pautadas para agosto de 2014 y las unieron al asueto de Semana Santa que acaba de finalizar. “Tenemos trabajadores libres desde ayer”, indicó un representante del sector.

En la segunda semana de este mes el gobierno le liquidó solicitudes correspondientes a octubre de 2013 y enero de 2014 al sector farmacéutico. Sin embargo, la fuente señaló que los montos otorgados son bajos. Hasta marzo de 2014 la deuda con la industria era aproximadamente 2,8 millardos de dólares, y lo entregado recientemente representa alrededor de 2,3% del monto.

Muchos proveedores internacionales suspendieron líneas de créditos y despachos de mercancía por falta de pago. Estas liquidaciones podrían contribuir a restablecer algunas relaciones comerciales.

“Para las casas matrices podría ser visto como una buena señal, pero en el caso de las compañías, que son casas de representación, no. Los vendedores les exigen la cancelación de la deuda acumulada que en algunos casos data de 2012”.

Miguel Eseverri, presidente de la Asociación de Industriales Metalúrgicos y de Minería, informó que los inventarios de acero y aluminio han mermado tanto que cuentan con insumos para dos meses máximo. Precisó que 15% de las empresas tiene paralizadas las líneas de producción y se declararon en cierre técnico.

Indicó que el principal proveedor de acero líquido de la industria era Sidor, pero que ya no satisface la demanda. En lo que se refiere a los vendedores internacionales, Eseverri dijo que las empresas les deben 450 millones de dólares.

Paralizadas plantas estatales
Obsolescencia tecnológica, falta de repuestos para las maquinarias e insumos para producir son algunas de las causas que han generado la paralización de las plantas de pellas y briquetas de Sidor y Ferrominera, empresas que controla el Estado. 

Trabajadores del acero y el hierro aseguran que la situación impide que se produzcan planchones, laminación, barra y alambrón, materiales que se utilizan en la fabricación de cabillas para la Gran Misión Vivienda. También imposibilita el suministro de hojalata para envases de alimentos.

El presidente de Unidad Matancera del Sindicato Único de Trabajadores de la Industria Siderúrgica y sus Similares, Junis Hernández, dijo que los sidoristas están muy preocupados porque este año el gobierno estableció que la meta de producción es de 3.500 toneladas de acero líquido. Sin embargo, durante el primer trimestre del año se produjeron 350.000. “Si seguimos a este ritmo llegaremos a las 1.400 toneladas, 60% menos de lo previsto”, señaló.

Hernández destacó que otras de las razones de la caída de la producción de acero líquido es la falta de caliza, insumo indispensable para poder operar. Aseguró que no se ha importado desde el año pasado porque no le han pagado a los proveedores.

El secretario de Sintra Ferrominera, Roger Salazar, expresó que tienen 265.000 toneladas de hierro en los patios porque la planta de pellas está paralizada. “Hace 7 años se generaban 24 millones de toneladas de hierro y en 2013 se produjeron 13 millones de toneladas, 46% menos”.

Agregó que anteriormente 70% de la producción se exportaba y 30% se destinaba a satisfacer el mercado nacional. Ahora no se produce nada.