• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

“Si el gobierno gana la Asamblea Nacional estarían en riesgo derechos privados”

Bank of America Merrill Lynch destaca que si la oposición triunfa por estrecho margen, el Ejecutivo podría incurrir en default 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una victoria del gobierno en las elecciones parlamentarias –sin importar el número de votos con que la obtenga– sería interpretada como “un triunfo del discurso de la guerra económica y, por tanto, incentivaría a los grupos radicales que proponen cambios más profundos en la estructura de los derechos de la propiedad”, señala Bank of America Merrill Lynch. En su más reciente informe la firma indica que el triunfo daría al oficialismo “la ventaja de dirigir políticas en la dirección que desee”.

“Creemos que algunos ajustes como el aumento del precio de la gasolina podrían producirse rápidamente”, en vista de que han sido descartados por el costo político que tiene actualmente, apunta.

Un segundo escenario sería si la oposición obtiene el triunfo por un pequeño margen, lo que implicaría un alto riesgo para los tenedores de bonos. El banco estadounidense describe en su informe un ejemplo hipotético en el que la oposición utiliza su control legislativo para aprobar el presupuesto de la nación. Añade que el gobierno optaría por responder suspendiendo la cancelación de sus compromisos internacionales con el argumento de que la oposición lo ha forzado a escoger entre pagar la deuda externa o los salarios.

Un tercer escenario se presentaría si las elecciones son ganadas por las dos terceras partes de la oposición; esta situación le brindaría un gran poder para incluso impugnar al Tribunal Supremo de Justicia e iniciar una reforma constitucional. “Pero quizá el efecto más importante sería simbólico. Mientras en la teoría el gobierno puede utilizar su control judicial para resistir las acciones del nuevo Parlamento, en la práctica la pérdida ‘aplastante’ limitaría severamente su capacidad administrativa para bloquear un nuevo congreso”.

Bank of America describe un cuarto escenario que califica de “muy riesgoso” y se presentaría en caso de que el gobierno decidiera atrasar las elecciones o suspenderlas indefinidamente. “Creemos que esa medida provocaría una gran resistencia política en los frentes nacional e internacional. En ese escenario, el gobierno podría enfrenar protestas políticas a gran escala, condenas de los movimientos de izquierda de la región (que hasta ahora han sido aliados) y perder la legitimidad política dentro del país”.