• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

A una familia le cuesta Bs 74.000 vacacionar en Margarita 2 noches

El paquete para 5 personas incluye pasajes aéreos, alojamientos, comidas, traslados desde y hasta el aeropuerto y bebidas alcohólicas nacionales. Este año es 523,52% más costoso que en 2012, cuando estaba en 11.868 bolívares 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Desde inicios de año el gobierno cortó las alas a un buen grupo de venezolanos que planificaba viajar fuera del país. El primer obstáculo que puso fue cuando sugirió a las aerolíneas internacionales que vendieran los boletos en dólares y el segundo la drástica reducción del  cupo viajero mediante la Providencia 011del Ministerio de Economía, Finanzas y Banca Pública. 

Las restricciones generaron un reacomodo en el sector turístico del país: quienes no puedan salir al exterior en las próximas vacaciones se volcarán a los destinos nacionales, coincidieron el presidente del Consejo Superior de Turismo, Ricardo Cusanno, y el director de la Asociación Venezolana de Mayoristas y Empresas de Representaciones Turísticas, Julio Arnaldes.

El reciente aumento de los pasajes aéreos nacionales, autorizado por el Ministerio de Transporte Acuático y Aéreo y el Instituto Nacional de Aviación Civil, colocó obstáculos al crecimiento del turismo porque los incrementos que tendrán los boletos de manera gradual hasta diciembre serán entre 132% y 400%. 

Una familia venezolana promedio, que según el Instituto Nacional de Estadísticas está formada por 5 integrantes (mamá, papá y tres hijos), en agosto deberá desembolsar 74.000 bolívares por un paquete todo incluido (boletos aéreos, alojamiento, traslados desde y hacia los aeropuertos, comidas y bebidas alcohólicas nacionales) de 3 días y 2 noches en Margarita, que es el principal destino turístico del país. Es en la isla donde se prevé se concentren los viajeros que no puedan salir más allá de las fronteras.

En 2015 adquirir este paquete turístico es 523,52% más caro que en 2012, cuando un paquete todo incluido para Nueva Esparta estaba en 11.868 bolívares (3.159 bolívares por adulto y 1.850 bolívares por niños), según los anuncios publicitarios de ese año.

Arnaldes precisó que los paquetes que se están vendiendo para las próximas vacaciones están aproximadamente en 25.000 bolívares por adulto y 8.000 por niño. El de un menor de 12 años de edad es más alto al salario mínimo que comenzará a regir a partir de julio, 7.421,66 bolívares y el pago por un adulto es 3 veces mayor a esa remuneración.       

El director de Avemarep, no obstante, aclaró que las personas que comúnmente adquieren estos productos no pertenecen a los estratos sociales bajos de la población. Agregó que las alzas de los boletos  nacionales no han impactado negativamente la demanda. “La gente sabe que en una economía como la venezolana esos aumentos se vuelven sal y agua en poco tiempo”.

Cusanno agregó que buena parte de los pasajes aéreos para agosto ya están vendidos, que incluso muchos se colocaron antes de los incrementos. Aseguró que los nuevos precios sincerarán la demanda de boletos y de otros servicios conexos.

“Cálculos de cámaras regionales de turismo indican que alrededor de 70% de quienes viajaban en avión no contrataban alojamiento ni otros productos. Seguramente las alzas en los pasajes dejará unos asientos vacíos en las naves, lo que propiciará una sana competencia entre las aerolíneas”, señaló el presidente de Conseturismo.

El aumento de pasajes, añadió Cusanno, ha ocasionado cambios en las reservaciones de hotel y posadas. Refirió que los viajeros de clase media y clase media baja recortaron las estadías. Sin embargo, explicó que esto no es necesariamente negativo para el sector porque a los destinos nacionales se sumaron los pasajeros que tradicionalmente salían del país y que son básicamente de los estratos altos de la población. “Esos espacios que dejará la reducción que harán algunos de sus vacaciones, los llenarán otros”.

Pocos cruzarán las fronteras

El turismo internacional también tuvo una sinceración, afirmaron Arnaldes y Cusanno. Dijeron que solo viajarán los que posean dólares para adquirir los boletos. Cifras de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo reflejan la merma de viajeros. Indican que en abril pasado se emitieron 69.013 pasajes al exterior, 62% menos que en el periodo de 2014, cuando llegó a 183.075 boletos.

Desde que el gobierno les sugirió a las líneas aéreas que vendieran los pasajes en divisas para evitar que subiera la deuda que mantiene con el sector, que ronda 3,6 millardos de dólares, en esa moneda es donde se concentra la disponibilidad.

El director de Avemarep señaló que al ingresar a las páginas web de las casas matrices de las aerolíneas se encuentran cupos. “La semana pasada vi pasajes a Miami en 600 dólares. Quienes viajan con frecuencias por el mundo saben que por ahí andan los precios de una distancia como Caracas-Miami”.

Con menos frecuencia en bolívares también se encuentran algunos pasajes, pero significativamente más elevado que años anteriores. A inicios de semana un mayorista turístico ofreció boletos a Miami (el destino internacional más buscado por los venezolanos) para julio, agosto y septiembre “desde 162.000 bolívares, sin incluir los impuestos de salida”. A comienzos de 2014 se podían conseguir en alrededor de 10.000 bolívares.

Luce un monto elevado, pero si se convierte en dólares está ajustado al resto del mundo, dijo Arnaldes. Cusanno explicó que para hacer la conversión hay que usar la tasa del dólar paralelo “que es al que realmente la gente tiene acceso”. Si se calcula al cambio del Sistema Marginal de Divisas, que el jueves cerró en 199,93 bolívares por dólar, el boleto cuesta 810,28 dólares.

El precio de los pasajes es la segunda consecuencia del incumplimiento de pago a las aerolíneas. La primera fue una severa reducción en asientos y frecuencias para Venezuela. Datos del sector muestran que la merma es de 50% de lo que había disponible hace un año.

La cifra

10% es lo mínimo que crecerá en agosto el turismo nacional, según el presidente de Conseturismo, Ricardo Cusanno. Agregó que será más o menos lo que aumentó en 2014, también como consecuencia de las dificultades de viajar al exterior.


Alojamiento suficiente en la isla

Margarita, el principal destino turístico de Venezuela, está en capacidad de recibir un mayor de número de viajeros en la temporada vacacional de este año. Desde el punto de vista de hospedaje, datos de la Cámara de Turismo de Nueva Esparta indican que en los últimos dos años se han incorporado al destino alrededor de 800 habitaciones, en las cuales se podría alojar aproximadamente 2.000 personas. Con estos dormitorios la isla suma más de 5.000 cuartos para recibir visitantes.

“En ese lugar, y en el resto del país, en lo que se refiere a infraestructura estamos preparados para atender incrementos de turistas. El problema que enfrentamos actualmente es la dotación, que cada vez es más difícil por la situación económica. Los dueños de hoteles y posadas hacen un gran esfuerzo por brindar un buen servicio”, dijo Ricardo Cusanno, presidente del Consejo Superior de Turismo.