• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

“Soy expositor en la reunión de Bolivia y no podré asistir”

 Douglas León Natera, presidente de la Federación Médica Venezolana / Jose Pacheco

Douglas León Natera, presidente de la Federación Médica Venezolana / Jose Pacheco

Medicina venezolana puede volver a 1940 sin la actualización de los congresos, dijo el dirigente gremial 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Douglas León Natera señaló que agencias no venden boletos

Douglas León Natera, presidente de la Federación Médica Venezolana, ha hecho todas las diligencias posibles para acudir a la Asamblea Extraordinaria de la Confederación Médica Latinoamericana, que se celebrará en Bolivia a partir del 3 de septiembre. “Llevo meses intentando sin éxito la compra de los boletos en varias agencias de viaje”, dijo.

En el evento debatirán la situación del gremio en la región, los avances tecnológicos en los equipos, las medicinas, los tratamientos y el abordaje de las enfermedades, especialmente infectocontagiosas. Sobre estas últimas León Natera abordaría el tema del virus chikungunya, que ya está en América Latina, por lo que requiere una atención especial. “Soy expositor en la reunión de Bolivia y no podré asistir”, señaló.

Egresado de la Universidad de los Andes en 1977, con magíster en Urología en la UCV, León Natera contó que la última información de las agencias es que, por instrucción del Ejecutivo, solo se pueden adquirir los pasajes dos semanas antes del viaje.

“En ese tiempo es imposible que el Cencoex te dé los dólares preferenciales, y la alternativa de que manden los pasajes desde Bolivia es muy costosa porque hay que pagarlo en dólares, de los cuales no dispongo”, indicó.

 

Retroceso. León Natera vive por segunda vez en 2014 la incertidumbre de no poder intercambiar conocimientos y experiencias con colegas de otros países. En mayo pasado estuvo comprometida su participación en el Foro Iberoamericano de Medicina, en Costa Rica.

“En esa oportunidad pude asistir porque me enviaron por correo electrónico los pasajes desde ese país, pero uno no puede estar todo el tiempo dependiendo de una gestión externa y que sale a última hora”, manifestó. Recordó que pudo viajar porque afortunadamente tenía reservados los vuelos desde enero.

Y es que Cencoex le aprobó los dólares para comprar los boletos en Venezuela un día antes del inicio del foro, en el que también fue expositor principal con el tema del trabajo médico y la situación salarial de esos profesionales en Venezuela. “El foro iberoamericano tiene una gran importancia internacional porque además de países de Latinoamérica y el Caribe también acuden España y Portugal”, explicó.

“En el pasado los médicos venezolanos no teníamos estos problemas para estudiar en el exterior y asistir a congresos internacionales, en los que nuestros profesionales tienen muy buena reputación por la calidad de su trabajo y conocimientos”, expresó.

Insistió en que la falta de conectividad aérea es un duro golpe para el mejoramiento y la actualización de 70.000 médicos venezolanos, pues los congresos internacionales de las especialidades representan una oportunidad para ponerse al día en una disciplina que avanza constantemente.

“Con esta política el gobierno condena a la medicina venezolana a un retroceso a las décadas de 1950 o de 1940, lo que se agrava con la incursión de los médicos integrales egresados en cuatro años de la Universidad Bolivariana, situación en la que al final los grandes perjudicados son los pacientes”, manifestó.

Destacó que la medicina en Venezuela está entre las más avanzadas de América Latina. “Somos el único país de la región que tiene el robot Da Vinci (dos en clínicas privadas y uno en el Hospital Universitario de Caracas), tecnología de punta para urología, neurocirugía y cirugía microscópica. Todo ese esfuerzo puede perderse”, dijo. Añadió que la Medicina es un estudio y una renovación constante de conocimientos.

Desmejoras

 

El problema de los pasajes y el acceso a las divisas también afecta los congresos nacionales de las sociedades médicos, informó Douglas León Natera. “Hay dificultades para traer a expertos internacionales de alto nivel, cuyas ponencias son muy importantes en la actualización”, dijo.

Precisó que la Sociedad Venezolana de Urología debió pasar la celebración del congreso de julio a octubre y reducir 50% la programación original. Además, a las casas de equipos y laboratorios fabricantes de medicamentos les resulta imposible apoyar los eventos.

anadiaz@el-nacional.com