• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

“Antes de la explosión no había luz”

Reconstrucción en Amuay

Reconstrucción en Amuay

Joselin García contó que la luz se iba de tarde y de noche con mucha frecuencia. “Aquí nadie viene, ni siquiera el día de la explosión y hubo casas que sufrieron daños; y cuando llueve se nos inundan las casas”, agregó

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El nombre de Amuay que lleva la refinería se lo debe al pueblo que tiene al frente, sólo separado por una bahía. Es una palabra de la lengua de los indios caquetios que significa región de los vientos. Desde la capilla donde se le rinde culto a la Virgen del Valle, que también es patrona de los pescadores paraguaneros, se observa que está entre tres polos energéticos: a la derecha la refinería, a la izquierda el parque eólico de Paraguaná, cuya primera fase se prometió para estar en marcha justamente para este mes de septiembre. Entre ambos se ve parte de la infraestructura de la planta térmica Josefa Camejo. Al pueblo, sin embargo, de nada le sirven estas instalaciones porque lo usual es quedarse sin luz entre tres y cuatro horas al día.

“Antes de la explosión no había luz y eso es a cada rato. A veces en la tarde, otras veces en la noche”, contó Joselin García. “Aquí nadie viene, ni siquiera el día de la explosión y hubo casas que sufrieron daños; y cuando llueve se nos inundan las casas”, agregó.

Las calles que son transversales a la vía principal de Amuay carecen de drenajes y están llenas de huecos. “Aquí sabemos que cuando hay calma en el mar no vamos a tener luz”, dijo Freddy Díaz, uno de los pescadores de Amuay. Justamente la falta de viento dispara el pico de consumo por el uso de aires acondicionados y ventiladores. “Si el viento hubiera soplado el día de la explosión a lo mejor ni estaríamos relatando lo que paso”, expresó.

Paradójicamente Amuay es presentada por la Alcaldía de Los Taques, a la cual está adscrita como parroquia, como uno de los principales sitios turísticos del municipio pero sin la suficiente infraestructura, salvo por el emprendimiento de algunos comerciantes en la playa de Amuaicito.