• Caracas (Venezuela)

Estrategia

Al instante

Venezuela pasó a ser el mayor desafío del Banco de Desarrollo de China

Los problemas de producción que afronta Pdvsa generan dudas sobre el modelo de préstamo pagado con petróleo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“El presidente Chávez me dijo que tenía una idea loca sobre cómo construir la cooperación. Yo le dije que tenía una idea aún más loca. ¿Podría ayudarnos a hacer equipo con los brasileños?”. El comentario de Chen Yuan, presidente del Banco de Desarrollo de China, da cuenta del origen de cómo la institución financiera entró en América Latina y en sólo 8 años pasó a acumular préstamos por 73,2 millardos de dólares en la región, una cifra que supera los créditos otorgados por el Banco Mundial o el Banco Interamericano de Desarrollo.
Venezuela suma 52,5% del financiamiento otorgado por el BDC y otros bancos chinos en la región, porcentaje que en números absolutos alcanza 38,5 millardos de dólares, según un estudio publicado el año pasado por Diálogo Interamericano y elaborado por los investigadores Kevin Gallagher, de la Universidad de Boston, y Amos Irvin y Katherine Koleski, de la Universidad Tufts.
La modalidad de pago escogida mediante el suministro de crudo y combustibles por parte de Petróleos de Venezuela al país asiático se consideró como un modelo pionero en el continente y no pasó tiempo para que fuera extendido a otros países latinoamericanos como Brasil y Ecuador. Sin embargo, desde hace algo más de un año han surgido temores debido a la falta de transparencia en la ejecución de los recursos, retrasos en las obras que se hacen con ese dinero y un posible incumplimiento de Pdvsa.
A los cuestionamientos se agregó la enfermedad y la muerte del presidente Hugo Chávez, toda vez que buena parte del impulso que tuvieron las relaciones bilaterales, principalmente ayudadas por el financiamiento del BDC, casi se convirtieron en un vínculo o conexión que se dio entre el mandatario fallecido y las autoridades chinas.  
“La relación resultaba saludable sólo con Chávez, pero en la actualidad afronta varios desafíos. Hay dudas sobre la viabilidad de la producción petrolera venezolana y sobre los envíos a China”, dice Matt Ferchen, del Centro de Políticas Globales de la Universidad de Tsinghua en Pekín. “En los últimos 10 años China construyó una relación positiva con países africanos y latinoamericanos, pero la relación con Venezuela es uno de los mayores desafíos actuales que afronta el Gobierno chino”, añade.

Revisión en la mira
Los escollos que ha tenido la relación con el Banco de Desarrollo de China y el Gobierno venezolano tienen más de un año en desarrollo. Primero, las frecuentes visitas al país de misiones técnicas –al mejor estilo de organismos como el Fondo Monetario Internacional o el BID-, con el fin de inspeccionar y evaluar cómo se ejecutan los recursos. No se limitan a ver sino que preguntan y piden rendición de cuentas. Luego el propio presidente del BDC, Chen Yuan, le entregó a Chávez un informe con los obstáculos que presentan las obras que se financian con recursos de ese banco; y más recientemente la negativa de otorgar nuevos desembolsos, aspecto que fue desmentido por varias autoridades venezolanas.
“Algunas acciones vinculadas con la cooperación han sido postergadas hasta que ocurra una transición y se legitime el proceso político con las elecciones”, señala Wang Peng, profesor del Instituto de Estudios de América Latina en la Academia China de Ciencias Sociales. “En los años de Chávez se vio una tremenda oportunidad para ampliar la presencia en América Latina, pero no existe un romance entre China y Venezuela. Sigue siendo una región lejana”, afirma.
Hay consenso entre los expertos en que la experiencia vivida por el BDC en Venezuela impondrá nuevas condiciones en los financiamientos, cuidando el principio de la diplomacia china de no tomar decisiones que se interpreten como incursión en asuntos internos.

El futuro
¿Préstamos a punto de revisión?
Al Gobierno de China le resulta más cómodo el triunfo de Nicolás Maduro en las próximas elecciones porque forma parte del equipo de funcionarios que ha estado al frente de las negociaciones de los préstamos con el Banco de Desarrollo de China, y se recuerda el compromiso del presidente encargado de que su primer viaje será a Pekín. Se espera que en ese momento se aclaren las dudas que hay en los acuerdos de financiamiento, pero también la revisión de las cláusulas actuales.

Las Cifras
21,4% de la deuda pública externa de Venezuela es con el Banco de Desarrollo de China
6 millardos de dólares alcanzaron las importaciones chinas en el año 2012