• Caracas (Venezuela)

Estrategia

Al instante

"Venezuela consigue inversionistas aun sin cláusula de arbitraje"

El abogado José Ramón Medina / Antonio Rodríguez

El abogado José Ramón Medina / Antonio Rodríguez

El abogado de la UCAB afirma que la Ley Orgánica de Hidrocarburos permite aumentar las inversiones en el país. “Hoy los socios internacionales de Pdvsa, en vista de los precios del crudo, están dispuestos a participar con un régimen legal como el que se tiene”, agrega.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Si hubo un punto de consenso entre los conferencistas del foro Petróleo y Sociedad, organizado por la Universidad Católica Andrés Bello con motivo  de su 60 aniversario, fue que el marco legal de hidrocarburos en Venezuela es atractivo para captar capitales foráneos, aumentar la producción de crudo y generar empleo. En el evento, el abogado José Ramón Medina dijo que no tenía sentido plantearse una reforma de la Ley Orgánica de Hidrocarburos.

—En 2001, cuando se aprobó la Ley de Hidrocarburos fueron muchas las críticas, ¿por qué ahora esa legislación sí es atractiva para atraer inversionistas?

—Es humano que hagan críticas quienes pierden espacios y eso aplica para cualquier punto de vista. Evidentemente que el marco legal actual hizo al Estado mucho más protagonista de lo que era antes de 2001. Era lógico que hubiera rechazo y resistencia al cambio. Además, el tema por debatir en ese momento no sólo era la reforma legal, sino también la discusión que se dio para la Constitución de 1999 sobre sí había derechos adquiridos en las antiguas asociaciones estratégicas de la faja del Orinoco y si ese régimen debía mantenerse.

—¿Qué ocurrió para que ahora esa ley sí sea conveniente?

—La historia que se vivió posterior a la migración a empresas mixtas y sobre todo cómo se han mantenido los precios del crudo.

—¿Los altos precios hicieron favorable la ley?

—Sin duda ha sido un elemento fundamental. Hoy los socios internacionales de Pdvsa, en vista de los precios del crudo, están dispuestos a participar con un régimen legal como el que se tiene.

—¿Esa ley dejaría de ser conveniente si caen los precios?

—Es probable. No es algo que pueda responder exactamente porque excede lo legal y definitivamente se tiene que hacer un cálculo del esquema económico del negocio. Eso ocurrió cuando la apertura petrolera. Se hicieron muchas concesiones desde el punto de vista de los beneficios fiscales debido a los bajos precios. ¿Cómo se podían atraer los miles de millones de dólares que se lograron captar con un crudo a 12, 13 o 14 dólares por barril para hacer los mejoradores que se construyeron en tierra venezolana? El crudo que hoy se obtiene en la faja del Orinoco se debe a las inversiones que se hicieron en los años noventa. Si ese mismo crudo hoy vale 80 o 90 dólares por barril, es lógico que el Gobierno quiera una mayor participación.

—Hay expertos que dicen que Venezuela perdió competitividad en el negocio petrolero en América Latina y que Brasil y Colombia resultan más atractivos a inversionistas

—No es justa esa comparación cuando resulta más importante o atractivo para un inversionista extranjero estar relacionado con Venezuela por las grandes oportunidades que hay aquí a mediano y largo plazo. Cualquier jugador de la industria petrolera verá a Venezuela con más interés por el potencial que hay al tener las mayores reservas del planeta.

—¿No hace falta una reforma legal?

—El régimen legal o fiscal siempre se puede mejorar y modificar, pero es importante entender que no es sólo la ley la que define que una inversión sea más o menos atractiva en un país, salvo que estemos hablando de México donde hay un tema constitucional que prohíbe la participación privada. El Ejecutivo, en este momento y sin reforma legal, puede otorgar beneficios a los inversionistas.

—¿Cuáles?

—El régimen actual permite reducir el cobro de regalía de 30% a 20% y, además, el organismo fiscalizador y liquidador, que es el Ministerio de Petróleo y Minería, tiene la facultad de calcular la base para aplicar ese pago y diferenciar cuando la empresa mixta está en fase preoperativa o cuando alcanza un nivel de rentabilidad adecuado. También en la Ley de Contribución Especial de Precios Extraordinarios y Exorbitantes del Petróleo hay posibilidad de otorgar exoneraciones.

—¿No resulta un exceso hablar de precios exorbitantes del petróleo?

—Resulta innecesario tener una contribución especial cuando toda la participación del Estado se podría tener con la regalía y el impuesto sobre la renta. El Gobierno podría ser flexible para aplicar mayores regalías en períodos de precios altos o menores cuando se necesite atraer inversiones.

—¿Sería conveniente derogar la ley de la contribución especial como han propuesto algunos asesores de Pdvsa?

—Totalmente.

—¿La mayoría accionaria que tiene la petrolera en las empresas mixtas es otro elemento que disminuye el interés de los inversionistas?

—La ley establece que Pdvsa debe tener una participación decisiva, pero eso no implica que el inversionista extranjero no pueda tener la posibilidad de seleccionar gerentes o posiciones estratégicas importantes dentro de la empresa mixta. Eso es importante para el inversionista con el fin de que sienta que tiene cierto control sobre la integridad de la operación. Hemos visto en el caso de Chevron y de la empresa china CNPC que se pueden negociar financiamientos que exceden la participación real del inversionista en un proyecto específico.

—¿Es saludable el endeudamiento que recientemente contrató Pdvsa?

—Si es saludable o no requiere un análisis técnico y financiero, pero lo importante es que resulta posible y le da a Pdvsa herramientas para obtener la liquidez necesaria y emprender inversiones, mantener un proyecto y desarrollar la producción.

—Todo indica que para el Gobierno es punto de honor que Pdvsa tenga 60% de participación en las empresas mixtas y cobrar una regalía de 30%

—Esos son temas que se han asumido más desde el punto de vista político y mediático. Habría que preguntarse cuántos acuerdos se podrían alcanzar y la mejora que recibirían los venezolanos si se otorga una mayor participación y más beneficios fiscales a los inversionistas.

—¿Es necesario retomar la figura del arbitraje internacional para incentivar inversiones?

—Ese es un asunto bastante debatido. Desde el punto de vista teórico cualquier instancia conciliatoria o litigiosa debería ser suficiente para decidir sobre un conflicto, es decir, los tribunales nacionales deberían ser competentes e imparciales para resolver controversias. En el ámbito internacional hay una necesidad de tener una instancia adicional especializada para dirimir esos problemas.

—¿Es un punto crítico en el negocio petrolero?

—Sin duda alguna porque el arbitraje internacional es comúnmente aceptado y buscado por los inversionistas para resolver conflictos entre Estados e inversionistas.

—¿Qué atractivo tiene para una firma extranjera asociarse con Pdvsa si no se permite el arbitraje?

—Eso habla del interés que hay en el país. Tan atractivo es el negocio petrolero que Venezuela consigue inversionistas dispuestos a entrar aun sin cláusula de arbitraje internacional.  


La propuesta de crear la agencia de hidrocarburos

El abogado José Ramón Medina se suma a quienes sostienen que en Venezuela debería crearse una agencia nacional de hidrocarburos. De manera que los aspectos referidos a regulación de la actividad queden separados de las competencias del Ministerio de Petróleo y Minería.

“Tiene sentido tener una agencia autónoma, independiente, técnica y profesional que controle todo lo referido a la producción y que tenga una planificación sobre cómo hacer más eficiente la producción”, dijo el experto. “Actualmente, desde el punto de vista legal, existe la frontera entre las competencias del ministerio y Pdvsa. Sin embargo, en este momento por tener una misma cabeza muchas veces se intercambian las cachuchas y lo ideal sería que hubiera roles independientes sumándole la agencia de hidrocarburos”.

Agregó que si bien en principio se tendría que hacer una reforma legal, indicó que por decisión del Ejecutivo se podría establecer este tipo de instancia. “El Gobierno podría sembrar la semilla de una agencia creándola desde el ministerio, pero para que tenga independencia se necesita un cambio de la ley”.


ElPerfil

Jose Ramón Medina

Es abogado egresado de la UCAB. Asesor y consultor jurídico en materia de hidrocarburos de empresas transnacionales. Es socio-director de la firma Aventin Servicios Integrales / ACG Servicio Integral.

Formó parte del directorio de C.A. Editora El Nacional. Es conferencista sobre el esquema legal petrolero de Venezuela y recomienda a las escuelas de Derecho incluir en sus pensa la obligatoriedad de una materia referida al régimen legal de los hidrocarburos. “Sorprende que en Venezuela no haya cátedras que impulsen el conocimiento sobre las leyes no sólo petroleras, sino también sobre el área energética”.