• Caracas (Venezuela)

Estrategia

Al instante

Sidor: De la primera colada de acero al cuartel militar

Los constantes cambios gerenciales en Sidor no favorecen la recuperación de la empresa | El Nacional

Los constantes cambios gerenciales en Sidor no favorecen la recuperación de la empresa | El Nacional

La empresa cumple 51 años y en los últimos 5 ha tenido en promedio un presidente por año

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:



No fue poco lo que los trabajadores de la Siderúrgica del Orinoco lograron hace 51 años con la primera colada de acero en Venezuela. Miles de hombres, la mayoría proveniente del campo, llegaron a una ciudad incipiente a vivir en campamentos para elaborar un producto inédito en Venezuela.

En hornos gigantes vieron fundir por primera vez aquella mezcla y dominar así una tecnología ajena que fue adaptada a una región como Guayana.

En la década de los setenta la siderúrgica creció y amplió su capacidad instalada sobre 4,3 millones de toneladas de acero. En poco tiempo se convirtió en la primera productora de acero del mercado andino y la cuarta de América Latina.

Pero los logros de la acería han sido opacados por un vaivén que ha caracterizado su gestión desde 2008, cuando el presidente Hugo Chávez la estatizó. Desde 1998 había estado administrada por la transnacional argentina Ternium.

En los últimos 5 años, bajo el control del Gobierno, por la acería han pasado 5 presidentes y en su 51° aniversario los sidoristas más que celebrar, sienten incertidumbre ante un inminente cambio del tren gerencial.

Caída productiva En la Sidor "socialista", como la llamó Chávez, por primera vez un gerente, el director de comercialización, Luis Salvador Velásquez, es señalado de corrupción, imputado y detenido por estar vinculado con una supuesta "mafia de la cabilla" que desviaba productos siderúrgicos y entregaba contratos a clientes amigos a precios por debajo del cotizado en el mercado.

La corrupción, la desinversión y la inestabilidad política de la empresa han retrocedido los índices de producción de Sidor a los años setenta, cuando la estatal estaba en fase de ampliación. La acería produjo el año pasado 1,7 millones de toneladas de acero líquido, 39% de su capacidad instalada.

En el primer semestre de 2013 experimentó un repunte de la producción en mayo, que coincide con la llegada del general Justo Noguera Pietri a la presidencia de Sidor.

El oficial, ahora nombrado comandante general de la Guardia Nacional Bolivariana, ha sido reconocido por los trabajadores y por el Sindicato Único de Trabajadores de la Industria Siderúrgica y sus Similares por su empeño en recuperar el orden en la empresa.

Desde febrero pasado la acería ha sido tomada por decenas de militares que han ocupado cargos medios y centrales. Noguera, cuyo cambio se espera pronto, instaló carpas en los alrededores, se traslada en moto dentro de la fábrica e implantó el orden militar.

Alabada por algunos, criticada por otros, la gestión de Noguera ha sido la punta de lanza de la instalación del poder militar en Guayana y su confrontación con un ala civil del Gobierno, no sólo en Sidor sino en la CVG, Venalum y en todas las gerencias de comercialización y ventas de las empresas básicas.

En Sidor la vicepresidencia ejecutiva y la dirección de abastecimiento las asumió el coronel Basilio Labrador. En el despacho de la presidencia fue nombrado el capitán José Raúl Ruiz y en la dirección comercial el general Pablo Mora Zoopi, los dos con experiencia en altos cargos en la fuerza castrense.

Sin voluntad Para los trabajadores, sin embargo, hace falta más voluntad.

José Luis Alcocer, con 29 años en Sidor, considera que la empresa está lejos de recuperar el brillo de sus mejores años. Advierte que el nombramiento de Noguera como comandante de la Guardia Nacional es producto de la improvisación.

"El tiempo promedio de un profesional para formarse como gerente en Sidor es de 15 años, 15 años compenetrados con los procesos productivos, mal puede venir un general a querer dominar de un día para otro todo ese conocimiento...

Yo quisiera saber cuál sería la reacción de los militares si nombraran a un sidorista comandante del CORE 8, porque yo no fui formado para eso", agregó.

Alfredo Rivas Lairet, ex presidente de Sidor y ex vicerrector de la Universidad Católica Andrés Bello-Guayana, opina que los constantes cambios gerenciales no favorecen la recuperación y evidencian una visión a corto plazo.

"Cambian al presidente y éste se trae a su gente. Se remueve un personal que apenas está conociendo el proceso y cuando recién se está enterando de todos esos procesos tan complejos, entonces lo vuelven a quitar. ¿En qué tiempo ha podido ese señor enterarse de cómo es la gestión de Sidor?", dijo en febrero sobre la destitución de Rafael Gil Barrios de la presidencia de Sidor.

La ex ministra de Hacienda Maritza Izaguirre declaró en una entrevista al diario regional Correo del Caroní, que el nombramiento de militares tiene la intención de poner orden. "Poner orden no significa que vayan a producir. Hay que poner orden, pero también hay que producir, pensar cómo vas a utilizar tus recursos.

Los militares pueden estar, pero formados en el área técnica", añadió.

Expectativas Los sidoristas exigen al Ejecutivo que invierta en la empresa para elevar la producción a los niveles de 2007. La compañía experimentó una leve mejora en mayo con 191.025 toneladas, la cifra de producción más alta desde agosto de 2011, pero en junio cayó nuevamente en 13%.

Con la llegada de equipos e insumos que estaban retenidos en la aduana, algunos desde 2011, el Gobierno celebra el "impulso productivo" que tendrá la industria de ahora en adelante. Ese déficit ha sido uno de los principales causantes de la merma operativa y ahora la principal bandera política utilizada por el nuevo ministro de Estado y presidente de la CVG, Carlos Osorio.

Un informe de la estatal indica que este año esperan poner en marcha los pot carrier nuevos, recuperar el inventario de repuestos, incorporar transformadores y realizar mantenimientos completos a las líneas de producción.

El director laboral, Jhonny Luna, considera necesario que se actualicen los precios del acero, congelados por el Ejecutivo desde 2011, para apoyar a la Gran Misión Vivienda Venezuela. La regulación de los precios ha generado pérdidas de más de 1.000 dólares por tonelada en algunos productos.

El trabajador José Luis Alcocer apunta que la fórmula para solucionar la crisis de la empresa es recuperar la planificación estratégica, respetar la experiencia de los sidoristas y entregar recursos. Sin embargo, destaca que lo que prevalece es la improvisación, la colocación de gerentes foráneos y la gerencia inmediatista sin visión de futuro.