• Caracas (Venezuela)

Estrategia

Al instante

Plan de la Patria acentuará los controles y la centralización de la economía

Trabajadora durante su jornada laboral / Alexandra Blanco

El Estado tendrá el control sobre la inversión de los excedentes derivados de las empresas de propiedad social / Alexandra Blanco

El programa que aplicará el Gobierno plantea el fortalecimiento de acuerdos energéticos y el desarrollo de la propiedad social

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En el próximo sexenio el Gobierno afrontará grandes retos económicos. Muchos de ellos deben ser atendidos a corto plazo. Nicolás Maduro afirmó en su discurso, luego de haber sido anunciado como ganador de las elecciones presidenciales por el Consejo Nacional Electoral, que debía existir una renovación de la revolución bolivariana, abriendo el camino para la revisión de algunas medidas.

Su propuesta de Gobierno, que se ciñe a las acciones esbozadas en el Plan de la Patria elaborado por Hugo Chávez para la gestión 2013-2019, apunta a la profundización de las políticas que han puesto en apuros a la economía venezolana en el último sexenio. La semana pasada, grupos empresariales del país recibieron una copia del texto con el pretexto de que allí se encontraban las principales decisiones que se tomarían en la materia.

El documento no hace referencia directa a los problemas inmediatos que aquejan a la industria nacional y que se han acentuado en el primer trimestre del año. Para los expertos, el más urgente es la restricción en el acceso a las divisas, que aunado con los prolongados controles de cambio y de precios, han generado niveles de inflación superiores a los del trimestre pasado y escasez.

En febrero de 2013 se creó el Órgano Superior para la Optimización del Sistema Cambiario. “Esto garantiza un adecuado uso de nuestras divisas para las prioridades que nos fija el Presidente, no solo en términos de presupuesto sino también con las orientaciones del programa de la patria”, dijo el ministro de Planificación y Finanzas, Jorge Giordani, en el acto de instalación el 9 de febrero.

Aunque los expertos afirman que es necesaria la flexibilización cambiaria, el Plan de la Patria no maneja ningún objetivo en el que se asome esa posibilidad. Lo que sí indica es que se incrementará el sistema de compras del Estado como mecanismo de flujo de capital y se acentuará el control sobre la distribución directa de insumos y productos terminados para combatir la especulación. No menciona en sus líneas el término inflación. También aboga por el fortalecimiento de los controles.

El objetivo 1.4.6.2 del programa de gobierno dice: “Fortalecer y modernizar el sistema de regulación social y estatal para combatir la usura y la especulación en la compra y distribución de los alimentos, dado su carácter de bien esencial para la vida humana”.

Esta ha sido una de las finalidades del control de precios, impuesto en 2003 en diversos rubros alimenticios. Una de las medidas más esperadas para los primeros meses del próximo sexenio es la revisión de los precios regulados de los productos para ajustarlos a la realidad económica.
 
¿Se acabó lo regalado?

El elevado gasto, producto de una política económica a servicio de la construcción del socialismo, se ve limitado ahora por un estancamiento en la producción petrolera.

El economista Alexander Guerrero considera que ante la situación es imperativa la revisión de los convenios internacionales como una de las medidas urgentes que se deben tomar en cuenta en el próximo sexenio. No obstante, el Plan de la Patria adelanta que los acuerdos serán más bien fortalecidos como es el caso de

Petrocaribe y los convenios de cooperación energética con países como Cuba y Argentina.

Los acuerdos prevén como parte de pago por el petróleo el intercambio de bienes y servicios. El objetivo, según el programa de la patria, es crear relaciones más solidarias que ayuden a resolver las asimetrías. Sin embargo, disminuyen la captación de recursos en dinero de la producción petrolera.

Otros expertos opinan que es vital la creación de un programa de inversiones en el sector para aumentar la producción. La meta, de acuerdo con el plan, es producir 4 millones de barriles diarios para 2014 y 6 millones para 2019. Para ello, el programa plantea la construcción de otras 2 refinerías, el desarrollo de la explotación de la faja del Orinoco, mejoramiento de la capacidad de transporte y edificación de nuevos complejos industriales.

El plan también se refiere a la diversificación de los mercados. El objetivo para 2019 es enviar 2,200 millones de barriles diarios a países asiáticos, 1,250 millones de barriles a Latinoamérica y el Caribe, 550 millones de barriles diarios a Europa y 1,150 millones de barriles diarios a Norteamérica.
 
Economía comunal

El fortalecimiento del modelo económico productivo socialista es la alternativa que el Plan de la Patria propone para diversificar la producción nacional. Sin embargo, el sistema no se escapa del control del Estado en todas sus fases, en su formación y en la inversión de los excedentes derivados de su actividad productiva.

El esquema se apoya en la consolidación de las empresas mixtas y de propiedad social, directa o indirecta, y a la planificación centralizada de la actividad económica para asegurar la reinversión de los excedentes en áreas vitales para la sociedad.

Una de las metas para el próximo sexenio es “desarrollar el sistema económico comunal con las distintas formas de organización socioproductiva: empresas de propiedad social, unidades familiares, grupos de intercambio solidario y demás formas asociativas para el trabajo”.

En las empresas de propiedad social indirecta se constituirán consejos de trabajadores como mecanismo para insertar en ellas al poder popular. El programa también plantea el desarrollo de instancias de coordinación entre los consejos de empresas de propiedad social directa e indirecta.
 
La urgencia eléctrica

Las fallas en el sistema eléctrico nacional se han convertido en un talón de Aquiles para el Gobierno, para la gestión de Hugo Chávez y para la campaña de su sucesor, Nicolás Maduro. En respuesta a estos problemas el programa de gobierno prevé grandes y ambiciosas inversiones en el sector.

“Completar el desarrollo hidroeléctrico del país a través de la culminación de los complejos hidroeléctricos de Tocoma, Uribante-Caparo y desarrollar El Chorrín”, prometen en el texto.

También propone la aplicación del Plan Robusto que pretende ampliar la capacidad de transmisión de las subestaciones y mejorar la distribución, sobre todo en la región occidental. Incluye el aprovechamiento del coque para la generación de electricidad y la ampliación de la infraestructura.

Sin embargo, Nicolás Maduro, durante su campaña, propuso una reestructuración de Corpoelec para atacar los sabotajes, a los que responsabiliza por los continuos apagones en el interior del país.
 
Las Cifras

7,9% es la inflación acumulada en el primer trimestre del año. La cifra es superior a la registrada en el mismo período de 2012, cuando se sitúo en 7,5%, de acuerdo con el BCV
 
30.000 empresas de propiedad social directa e indirecta se crearán en el próximo sexenio, según el programa de gobierno. También se impulsarán los conglomerados como forma asociativa de producción