• Caracas (Venezuela)

Estrategia

Al instante

La Luna le garantiza a Venezuela grandes reservas de shale oil

Los estados Zulia y Falcón acumulan un potencial de 13 millardos de barriles de petróleo en lutitas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El shale oil o petróleo de lutitas está cambiando el mercado energético del mundo al punto de que la producción de crudo en Estados Unidos –principal consumidor de hidrocarburos del planeta– le ha permitido desde hace cinco años reducir sus importaciones.

El interés por este recurso ha llevado a que en los últimos meses hayan aparecido varias investigaciones e informes sobre el volumen recuperable de shale oil en el resto del mundo. Uno de los reportes fue elaborado por el Centro de Administración de Información Energética de Estados Unidos –la EIA por las siglas en inglés de Energy Information Administration– en el que Venezuela figura como el séptimo país con mayores reservas. En la reseña del Centro de Estudios Globales de la Energía de Londres está en la sexta posición.

“En la margen occidental de Venezuela se considera que hay reservas por 13,4 millardos de barriles de shale oil y 167 billones de pies cúbicos de shale gas. La margen oriental del país podría tener un potencial adicional, pero no fue evaluado por falta de datos”, indica la EIA en su documento. “El Gobierno de Venezuela no ha emprendido la exploración de petróleo o gas de lutitas, aunque el potencial parece ser grande y de alta calidad”, agrega.

Se trata de una formación bautizada con el nombre de La Luna, ubicada principalmente en el estado Zulia y parte de las entidades andinas, Lara y Falcón. También abarca una porción de Colombia y entre geólogos es considerada como la cuna u origen del petróleo.

“Esa es la roca madre que generó el hidrocarburo y migró hacia los yacimientos convirtiéndolos en crudos convencionales”, explicó el ingeniero Gustavo Baquero, docente e investigador del IESA.

“Los altos precios del crudo han permitido la explotación del shale oil en Estados Unidos, pero en Venezuela no se justifica porque tenemos reservas tanto de crudos convencionales como en la faja del Orinoco que son menos costosos a los que puedan extraerse de la formación La Luna”, dijo.

En la cifra de reservas petroleras, que reporta el Gobierno, por el orden de 297,5 millardos de barriles, no se incluye lo que se calcula por shale oil. Sin embargo, en caso de agregarlas se colocarían sobre 310 millardos de barriles, pero en Petróleos de Venezuela predomina el criterio de que no tiene sentido plantearse esta explotación.

El ministro de Petróleo y Minería, Rafael Ramírez, como presidente de Pdvsa descartó que haya planes a corto y mediano plazo de shale oil. No obstante, suscribió un acuerdo con la empresa YPF de Argentina para participar en la formación de Vaca Muerta, en las provincias de Neuquén, Chubut y Rió Negro, que ha colocado a la nación sureña como la tercera con las mayores reservas de gas de lutitas con 802 billones de pies cúbicos, y la cuarta en petróleo de este tipo con 27 millardos de barriles.

“Hay mucha similitud en lo que Pdvsa hace en la faja del Orinoco, con las tecnologías que utiliza y las eficiencias operativas que logra, y el desarrollo petrolero que queremos realizar en la Patagonia”, indicó Miguel Galuccio, presidente de YPF.

Ramírez aseguró: “En Pdvsa hay mucho interés de estar en Vaca Muerta porque existe mucha similitud con las perforaciones que se hacen en la faja”.

La rapidez del vecino. El Gobierno de Colombia, en cambio, sí está interesado en agilizar su actividad de petróleo en lutitas. En una primera fase en la cuenca del río Magdalena, pero no se descarta que también lo intensifique en territorios fronterizos con Venezuela.

“El potencial de lutitas de Colombia se muestra considerablemente más brillante hoy por los resultados de la perforación obtenidos y por el ingreso de las grandes y pequeñas compañías petroleras”, señala el informe de la EIA. “Conoco Phillips, Exxon Mobil, Shell, y otros, han iniciado la exploración de shale oil en Colombia debido a que su régimen fiscal petrolero resulta atractivo para la inversión extranjera”, añade.

También cuenta con la subcuenca Catatumbo, la cual también incluye reservas en territorio venezolano, por lo que muchas empresas energéticas requerirán que se suscriban acuerdos entre los gobiernos de Bogotá y Caracas.

Sin embargo, este tema no se ha incorporado a la agenda energética de los presidentes Juan Manuel Santos y Nicolás Maduro, en la que predominan los suministros de gas natural que Colombia exporta a Venezuela y las ventas de gasolina en las estaciones de servicio Safec, es decir, que forman parte del Sistema de Abastecimiento Fronterizo Especial de Combustible.

La tierra prometida en EE UU

Matt Damon versus la lutita

En varias regiones de Estados Unidos, principalmente en Dakota del Norte, se vive una bonanza petrolera debido al desarrollo del petróleo y el gas en lutitas, lo que ha generado cambios en zonas agrícolas.

La situación motivó al actor Matt Damon a debutar como guionista, junto con el también actor John Krasinski, en la película La tierra prometida, estrenada a finales de 2012 y que recibió reconocimiento en la más reciente edición del Festival de Cine de Berlín. El filme iba a ser el debut de Damon como director, pero declinó la conducción a favor de Gus van Sant.

El argumento parte de una empresa energética llamada Global Crosspower Solutions, que emprende la explotación de la lutita en un pueblo agrícola en el estado de Pennsylvania, pero la operación perjudica el ambiente y causa la muerte de animales. Es la principal crítica de grupos ecologistas contra esta modalidad de explotación petrolera.

La Asociación Independiente del Petróleo de Estados Unidos respondió que haría un frente para refutar “las preocupaciones que se presentaron en este tipo de películas”.