• Caracas (Venezuela)

Estrategia

Al instante

Caracas es una de las ciudades menos atractivas para invertir

Caracas

Caracas

El clima para la inversión privada en Venezuela es considerado como "renuente", de acuerdo con un estudio

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El ranking de ciudades más atractivas para la inversión en Latinoamérica coloca a Caracas en el lugar 40, Maracaibo en el 47 y Valencia en el último puesto, en un universo de 48 ciudades comparadas. Los indicadores que dejan tan mal posicionadas a las tres capitales venezolanas tienen que ver con el control cambiario, la baja capacidad financiera y la inestabilidad macroeconómica del país.

El ranking de ciudades latinoamericanas para la atracción de inversiones fue elaborado por el Centro de Pensamiento en Estrategias Competitivas de la Universidad del Rosario de Colombia y la consultora privada Inteligencia de Negocios de Chile, a través de los datos oficiales del año 2012 referidos al dinamismo económico, la variabilidad del producto interno bruto, el valor de la moneda frente al dólar, el poder adquisitivo de los habitantes, la presencia de multinacionales y organismos multilaterales, la reputación internacional, el desarrollo del sector educativo, el capital humano y el confort urbano.

Saúl Pineda, académico responsable del estudio, indica que la principal razón por la cual las ciudades venezolanas quedaron tan mal ubicadas en el ranking se le puede atribuir al control cambiario. "Nosotros nos ponemos en los pantalones de un inversionista que quiere rentabilidad con poco riesgo. Quiero que levante la mano quién quiere invertir en un país donde no puedes sacar el dinero después de que hayas logrado multiplicarlo", pregunta irónicamente.

El director ejecutivo de la firma chilena, Rodrigo Díaz, opina que el Gobierno venezolano no ve con buenos ojos la inversión privada extranjera, y tampoco la interna. Entonces no se facilita una relación entre ambos actores y, en cambio, se crea un clima de inversión que es considerado por el estudio como "renuente". Las ciudades que ocupan los primeros puestos son Santiago de Chile, Sao Paulo y Ciudad de México, seguidos de Lima y Bogotá, y en todos los casos el clima de inversión es "atractivo" o "amable".

Los responsables del estudio argumentan que las expropiaciones ejecutadas durante el gobierno del presidente Hugo Chávez y la continuidad en la línea política de Nicolás Maduro contribuyen con la mala fama del país como destino de inversiones, en una economía totalmente globalizada donde se puede estar en un lugar o en otro, y desde allí direccionar la producción hacia cualquier ciudad del mundo. "Yo pondría la plata donde sea menos factible perderla", insiste Díaz.

Los autores del índice de atracción de inversiones dicen que mientras Venezuela no haga el esfuerzo por liberar la política cambiaria, garantizar la seguridad jurídica y aproximarse más al Pacto del Pacífico que al Mercosur, lo más probable es que sus ciudades ­por competitivas que sean en lo interno­ seguirán siendo "poco sexy" para quienes mueven los dineros del mundo.

Casos exitosos Santiago de Chile este año es la ciudad con las mejores condiciones para la atracción de inversión, le sigue Sao Paulo.

Lugares que comparten desde 2011. Ambos a más de 20 puntos de su más cercana competidora. La primera por el excelente entorno que le provee el país y Sao Paulo por su enorme tamaño y por ser la gran plaza bursátil de América Latina.

Ciudad de México conserva el tercer lugar y Lima y Bogotá se le acercan mucho. La capital colombiana mantiene una alta calidad en su formación universitaria y ha obtenido mejoras recientes en los índices de seguridad, con el apalancamiento que significa la firma reciente del TLC con los 27 países que forman la Unión Europea y también con Estados Unidos.

Dentro del Top 10 del ranking están Monterrey, Río de Janeiro, Ciudad de Panamá, Valparaíso y Buenos Aires, que ha experimentado un descenso sostenido desde 2011, a pesar de tener el PIB urbano más importante del grupo de ciudades comparadas y su concepción de metrópoli con más de 12 millones de habitantes. Pero con la desventaja de tener un clima-país considerado como "renuente" a la inversión y una baja capacidad financiera.