• Caracas (Venezuela)

Estrategia

Al instante

Avianca intenta liderar en América Latina

Avión de Avianca

Avión de Avianca

La aerolínea se propone abrir una ruta entre Caracas y El Salvador para ofrecer conexiones a Estados Unidos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Con un nuevo logo y una marca comercial única, Avianca busca el liderazgo del tráfico aéreo de América Latina donde sólo es superada por el grupo Latam, conglomerado que en junio del año pasado fusionó la aerolínea chilena LAN con la brasileña TAM. Las operaciones se integran para darle fuerza a los tres hub aéreos de Avianca en Bogotá, El Salvador y Lima, y para imprimirle un rostro unificado a la flota de 151 aviones.

"Es el resultado de un proceso de tres años y lo que buscamos ahora es operar como una aerolínea única y ofrecer un mejor servicio. Queremos tener una proyección en la región y en el continente, y esto viene acompañado de un plan para modernizar toda nuestra flota hasta 2019", dijo Fabio Villegas, presidente ejecutivo y CEO de Avianca, cuando presentó la nueva imagen comercial el 28 de mayo en Bogotá.

Avianca dejó atrás el tricolor colombiano que tenía en el logo y también el pasado de las aerolíneas que en octubre de 2009 se fusionaron con el Grupo Taca: Taca International Airlines (El Salvador) Lacsa (Costa Rica), Taca Perú (Perú), Aviateca (Guatemala). Aparte de las líneas de AeroGal (Ecuador) y Tampa Cargo que ya formaban parte de la propia Avianca.

Colombia, Perú y Ecuador son los tres mercados claves en la región para Avianca. El año pasado la aerolínea creció más de 30% en vuelos domésticos en Perú y consolidó el liderazgo en el mercado colombiano.

Ahora la meta es ganar terreno en los vuelos internacionales.

En especial a Estados Unidos, Canadá y Brasil.

"Nuestro mercado es toda América Latina porque hay más integración, más comercio y más interés en nosotros mismos por conocer la región.

El tráfico viene creciendo a una tasa de 10 puntos, mientras que en Norteamérica o Europa lo hace a una tasa de 4 puntos", agregó Villegas.

Afianzarse en Venezuela Actualmente Avianca ofrece cuatro vuelos diarios a Venezuela, uno va a Valencia y los demás a Maiquetía. El proyecto para un vuelo directo entre Maracaibo y Bogotá aún no recibe la aprobación del Gobierno, pero el nuevo objetivo de la empresa es abrir una ruta entre Caracas y San Salvador.

"Queremos seguir creciendo en Venezuela, es un mercado muy natural a nuestra geografía. Nos interesa mucho un vuelo entre El Salvador y Caracas. Con eso pondríamos a disposición de Caracas todos los vuelos a Estados Unidos y el resto de Norteamérica", señaló Estuardo Ortiz, vicepresidente ejecutivo de operaciones.

El Salvador es el puente aéreo donde Avianca realiza las conexiones a toda Norteamérica, en especial a Los Ángeles y Nueva York y al Distrito Federal de México. El principal perjudicado con el cambio es Costa Rica que perderá entre 6.000 y 8.000 pasajeros, de acuerdo con la Cámara de Turismo de ese país y donde también fueron despedidos 261 trabajadores de la línea en mayo pasado.

Villegas indicó que El Salvador ofrecía "un potencial más grande de pasajeros" y que Avianca todavía mantiene 11 vuelos directos a Costa Rica. El Salvador, de hecho, es el segundo puente aéreo de la empresa, porque desde allí salen 532 frecuencias semanales, mientras que en Perú tienen 483.

Flota y uniformes renovados
La mayor parte de la deuda contraída por Avianca con la colocación de bonos por 300 millones de dólares estará dirigida a la renovación de la flota. Allí están incluidos los 15 aviones Boeing Dreamliner que permiten ahorrar entre 15% y 17% en el consumo de combustible y hacer recorridos transatlánticos. Otra parte del dinero va al cambio de imagen con nuevos uniformes y pintura para su actual flota que concluirá en 2016.

El diseñador colombiano Álvaro Reyes estuvo al frente de la colección de los nuevos trajes que usarán 13.000 de los 18.000 empleados de la compañía. Desde las camisas y abrigos para los pilotos hasta una capa y sombrero para las tripulantes fueron diseñadas para darle preponderancia al rojo oscuro que ahora sobresale en el logo. Para la identificación de la flota de aeronaves se seguirá un cronograma que comenzará con los Airbus A320 y A330, luego los Embraer 190 y los ATR-42. Para todo el proceso la empresa decidió usar una pintura libre de cromo que no suma ni peso ni contaminantes a los aviones.