• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

En envases de refresco y mesas organopónicas crece la agricultura urbana

En el Parque Arístides Rojas sembraron lechuga, pimentón, ají y tomate | Foto William Dumont

En el Parque Arístides Rojas sembraron lechuga, pimentón, ají y tomate | Foto William Dumont

Productores indican que los huertos en la ciudad servirán para satisfacer 0,01% del consumo. Piden que los recursos se destinen para reactivar el campo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Como si se tratara del resultado de una clase de Biología de bachillerato, en el Parque Arístides Rojas, localizado en la avenida Andrés Bello, se exhibían en cortinas formadas por envases de refresco de dos litros, colocados en forma vertical, lechugas recién sembradas.

La iniciativa forma parte del Plan de 100 Días de Agricultura Urbana con el que la ministra de la cartera, Lorena Freitez, “prevé alimentar a más de 5 millones de personas en un año; es decir: 20% de la población urbana en el país”. Sin embargo, Emmanuel Escalona, director de hortalizas de Fedeagro, alertó que con esa cosecha se cubrirá, con suerte, 0.01% del consumo de estos rubros.

Los trabajadores del parque contaron que recuperaron las áreas y sembraron en 50 mesas organopónicas pimentón, ají y tomate, pero quedaron otras 30 pendientes por hacer, debido a la falta de abono. “En tres meses se verán los resultados”, aseguraron. Agregaron que por falta de insecticidas utilizarán platos de colores y miel para atraer a los insectos.

Explicaron que en el Parque Arístides Rojas también funcionará una escuela de agricultura urbana para enseñar a la población a sembrar distintas plantas, pero desconocían los detalles.

Otra actividad del Plan de 100 Días se llevó a cabo el pasado fin de semana en el Parque Alí Primera, también conocido como el Parque del Oeste. El viceministro de Gestión Ecosocialista para el Ambiente, Renzo Silva, y la presidente de Inparques, Angélica Romero, recorrieron la estación Mamá Pancha, la cual, señalaron en nota de prensa, está dividida en semillero, germinación, siembra, cosecha, granja de contacto y vivero permanente de plantas ornamentales, medicinales y alimenticias.

Sin embargo, al visitar el lugar se encontró que estaba cerrado con una reja y en la parte superior había tres grandes kioscos con obreros trabajando y plantas en la entrada.

José Fernández, coordinador del parque, dijo que no estaba autorizado para dar declaraciones, aunque comentó que se sembrarán rubros de ciclo corto y que estaba estudiando el mecanismo para comercializar los cultivos.

Freitez ha reiterado que el Plan de 100 Días incluye la instalación de 3.400 unidades de producción animal y vegetal y que les han dado prioridad a 13 rubros hortícolas “con alta carga inflacionaria”, como pimentón, cebollín, tomate, pollos y gallinas.

“En 7.500 espacios vamos a promover la cría de pollos, gallinas, y estamos evaluando la producción porcina y caprina. En otras 3.500 unidades activaremos la producción vegetal, fundamentalmente hortícolas y tubérculos”, dijo, y agregó sobre la meta: “Se divisa un poco tímida, pero nosotros vamos a cumplir. Demostraremos que la agricultura urbana es sustentable y generaremos la confianza de la gente”.

Reactivar el campo. El director de hortalizas de Fedeagro indicó que no están en desacuerdo con la agricultura urbana, pero rechazan que les den prioridad a estas iniciativas antes de suministrar los insumos que requieren los verdaderos productores agrícolas. “Cada día me asombra más la capacidad de mentir del gobierno. No es una novedad la agricultura urbana, pero apenas sirve para satisfacer el consumo familiar”, mencionó.

Señaló que se deberían destinar los recursos invertidos en la creación y puesta en marcha de ese ministerio en semillas, agroquímicos e insumos que necesitan los agricultores. Además, le sugirió al Ejecutivo que evalúe cuánto cuesta producir alimentos en el campo en comparación con lo que tienen que invertir en la ciudad y cuál es el rendimiento de las cosechas.

Dijo que con 100.000 semillas de tomate se siembra una hectárea que rinde 13.000 kilos. En el caso de la papa, una hectárea genera 25.000 kilos. De ahí que se pregunte cuánto producirá un huerto urbano.

El vicepresidente de Fedeagro, Aquiles Hopkins, consideró que el plan de agricultura urbana impulsado por el Ejecutivo no es la solución para la crisis alimentaria. Denunció que no hay semillas en el país; por tanto, la siembra y cosecha de hortalizas en espacios urbanos no es una prioridad.

Agregó que si en Venezuela no hubiese tierras disponibles para la agricultura entenderían un plan de esta magnitud, pero hay más de 33 millones de hectáreas aptas para la agricultura y la ganadería.

Hopkins indicó que hace siete semanas le entregaron al Consejo Presidencial de Economía Productiva, del que forman parte, ocho propuestas, entre ellas la revisión de los controles de precios sin afectar a los más necesitados y un plan fuerte de importación de tecnología y maquinaria para potenciar la productividad, para lo cual, calculan, se requiere de un millardo de dólares.

Aldemaro Ortega, director de la Federación Nacional de Productores de Papa y Hortalizas de Venezuela, señaló que la estatal Agropatria satisface únicamente 30% de los requerimientos de los agricultores en medio de la grave escasez de alimentos, en lugar de impulsar la producción nacional.

5 de 9 plantas procesadoras de arroz están paradas
La Asociación Venezolana de Molinos de Arroz, que representa 65% del suministro de arroz blanco de mesa, reportó niveles críticos de inventario de materia prima, aseguró Mary Trini Solórzano, directora ejecutiva del gremio.

Alertó que 5 de 9 plantas procesadoras se encuentran paralizadas por falta de arroz paddy. “Los niveles de inventarios de arroz paddy con el que cuentan estas empresas alcanzan a 12.970  toneladas, lo que equivale  en promedio a 4 días de producción”, afirmó.

Aseguró que todas las empresas han trabajado de manera intermitente, debido a la escasa disponibilidad de esta materia prima que les suministra el gobierno. Advirtió que el arroz paddy, producto de la nueva cosecha, es insuficiente y que se calcula que comenzaría a estar disponible para la trilla en mayo.

“Se prevé habrá un período de aproximadamente 60 días en los que no será posible mantener el  suministro del rubro, a menos que el Ejecutivo asigne oportuna y suficientemente la materia prima, que le permita a la industria operar a su máxima capacidad”, señaló.

Solórzano informó que la situación ha sido notificada a las autoridades correspondientes.