• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

La emergencia no sirvió para acelerar las obras

La central de Tocoma todavía no ha sido concluida | Foto: Saúl Rondón

La central de Tocoma todavía no ha sido concluida | Foto: Saúl Rondón

Un presupuesto de casi 69 millardos de bolívares –aproximadamente 16,2 millardos de dólares– ha sido asignado para Corpoelec solo para reforzar la generación de electricidad desde 2010

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un conjunto de obras clave para mejorar la capacidad de generación de energía eléctrica en Venezuela permanece inconcluso, a pesar de que hace tres años y medio el gobierno emitió un decreto de emergencia en el que expresó el objetivo de acelerar la ejecución de los proyectos pendientes.

El retraso aún se padece en infraestructuras estratégicas como, por ejemplo, dos centrales hidroeléctricas que no se han inaugurado (Manuel Piar de Bolívar y Fabricio Ojeda de Mérida) o que están en mantenimiento (Antonio José de Sucre 1 de Bolívar), o en complejos de generación térmica cuyo acondicionamiento total todavía se espera (Planta Centro, Carabobo). Todas forman parte de una lista de 32 obras rezagadas que fue elaborada por el ingeniero José Aguilar.

Las centrales Manuel Piar (conocida como Tocoma) y Antonio José de Sucre 1 (también  llamada Macagua) permitirían aliviar y facilitar el mantenimiento del complejo hidroeléctrico de Guri en Bolívar, donde se produce casi 70% de la energía que se consume en el país. La inauguración del proyecto Fabricio Ojeda (también conocido como La Vueltosa) es necesario para lograr una meta: reforzar la capacidad de generación en el occidente del país, que es la región más alejada de la principal fuente de suministro de la República. La modernización entera de Planta Centro es clave para asegurar la alimentación de áreas estratégicas como Caracas y Carabobo, sometidas a los vaivenes del servicio eléctrico. En suma, son más de 3.400 megavatios.
 
Los recursos. Un presupuesto de casi 69 millardos de bolívares –aproximadamente 16,2 millardos de dólares– ha sido asignado para Corpoelec solo para reforzar la generación de electricidad desde 2010, cuando se promulgó el primer decreto de emergencia eléctrica. Un total de 3.166 megavatios fueron incorporados en generación nueva o rehabilitada durante 2012, de acuerdo con los datos de la más reciente Memoria y Cuenta del Ministerio de Energía Eléctrica. El aporte –sumado a 2.000 megavatios que afirma haber agregado Jesse Chacón, titular del despacho, en su gestión– no ha sido suficiente para equilibrar una situación que mantiene alertas a los expertos: el despacho de energía desde Guri por encima de los límites tolerables, un análisis que reiteradamente ha sido negado por los voceros del gobierno. Expertos reunidos en el Grupo Ricardo Zuloaga calculan que hay una capacidad instalada de 30.000 megavatios, pero que no se puede satisfacer la demanda de 19.000 megavatios por la no disposición de fuentes, que están inactivas por obsolescencia o por falta de mantenimiento. Aproximadamente 40% del parque térmico se considera fuera de servicio, dicen los especialistas.

Chacón, al asumir el cargo, afirmó que en un plazo máximo de tres años podrían estar completamente operativas grandes obras como las mencionadas. También dijo que recibió de su antecesor Héctor Navarro un conjunto de 35 proyectos –no solo de generación– con adelantos de 80% a 90%, los cuales esperaba acelerar. El más reciente decreto de emergencia eléctrica, del pasado 13 de noviembre, ratifica la posibilidad de adoptar las medidas técnicas, económicas, financieras y legales necesarias para superar las condiciones que llevaron al gobierno a promulgar de nuevo esa medida.

Las Cifras

69 millardos de bolívares han sido asignados para obras de generación eléctrica entre 2010 y 2012, según el Ministerio de Energía Eléctrica.
 
32 proyectos presentan rezago, de acuerdo con los cálculos del ingeniero José Aguilar, que forma parte del Grupo Ricardo Zuloaga.
 
40% de las plantas de generación térmica no se encuentra disponible en el sistema eléctrico nacional, de acuerdo con cálculos de expertos.