• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Los cinco problemas de la Ley que Regula la Compra y Venta de Vehículos

Roberto León Parilli / William Dumont

Roberto León Parilli / William Dumont

El presidente de Anauco, Roberto León Parilli, advierte que la norma puede generar un mercado secundario

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de la Alianza Nacional de Usuarios y Consumidores (Anauco), Roberto León Parilli, enumeró los cinco problemas más destacados de la Ley que Regula la Compra y Venta de Vehículos, que fue aprobada este martes por la Asamblea Nacional:

1. La ley significa un peligro para el usuario, ya que ordena la publicación de listas de esperas y la emisión de listas de compradores al Indepabis, lo que viola el artículo 60 de la Constitución: "Toda persona tiene derecho a la protección de su honor, vida privada, intimidad, propia imagen, confidencialidad y reputación. La ley limitará el uso de la informática para garantizar el honor y la intimidad personal y familiar de los ciudadanos y ciudadanas y el pleno ejercicio de sus derechos". León Parilli aseguró que aunque la lista sea codificada, está a disposición de funcionarios públicos: "Es muy abstracto. Cualquiera dirá que es del Poder Público y tendrá acceso a los datos, lo que hace vulnerables a las personas compradoras. Un delincuente sabrá que un hombre determinado tiene la liquidez para comprarse una camioneta..

2. La regulación trata a la persona natural que vende un vehículo como si fuese un comerciante informal, porque establece que el que vende lo hace para enriquecerse y que evade los impuestos. "El vehículo es un bien de alto valor y es un resguardo del patrimonio. Quien venda por necesidad no está cometiendo un acto que amerite regulación. Es un exceso que la norma prohíba colocar un letrero de "Se vende" en su propio carro y que hacerlo implique multas elevadas y acciones penales", aseveró. Afirmó que las multas establecidas para las páginas en Internet que publiquen precios no establecidos podría ocasionar el cierre de las mismas: "Nos vamos cerrando más. La web facilita saber qué hay en el mercado, y la clausura de estos sitios estrecharía la posibilidad de llegar al bien. Entonces se tendría que rodar la noticia por medio del boca a boca dentro de un marco de oscuridad, como si fuese un delito cuando el derecho de propiedad da la disponibilidad del bien".

3. La ley no solucionará el problema de fondo: que la demanda supera la oferta. De hecho, podría empeorar la distorsión de precios con la creación de un mercado secundario, porque el bien más caro es el que no se consigue.

4. La disposición impide a los aseguradores colocar un precio de garantía superior que el cálculo que establece la ley. "El resultado será que el costo de reposición cueste más que la fórmula constituida y la persona no podrá asegurar el bien. Si tengo un carro usado que cueste 10 bolívares, por ejemplo, no podré comprar otro carro a ese precio", indicó.

5. En lugar de incentivar la producción, la ley persigue a los ensambladores y comercializadores: "Lejos de generar inversión, la puede auyentar. Es una ley muy punitiva que trata a todo el mundo como delincuentes".

El dirigente de la alianza rescata la intención de resolver los problemas, como la especulación y el cumplimiento obligatorio de accesorios a través del control en la supervisión de los puestos de espera. Sin embargo, expresó que la publicación de un lista le parece perjudicial: "Sí existen vivos, especuladores y negociadores de cupos; pero esta ley generará una sequía. Se pueden acabar los carros. Por ejemplo, la Ley de Arrendamiento tenía buenas intenciones de dotar viviendas; no obstante el efecto que causó fue que nadie quisiera alquilar. Pedimos que se revise y se realice una ley mejor. Si el objetivo era darles bienestar a los compradores, no se debió tratarlos de la manera en que lo hace la nueva ley. La solución es producir más carro e inundar el mercado de vehículos. Ahí no hay especulador que valga".