• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Nuevo sueldo mínimo queda chiquito ante canasta alimentaria

Canasta Alimentaria | Foto: Archivo

La escasez de alimentos ha generado que sus precios aumenten constantemente | Foto: Archivo

El incremento de lo que ganan los trabajadores no es ni la mitad del que han tenido los alimentos hasta octubre de este año 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A principios de 2015, el gobierno nacional anunció con orgullo el aumento salarial número 28 desde el inicio de la denominada “revolución bolivariana”. En febrero de este año, el mandatario Nicolás Maduro incrementó en 15% el salario mínimo del venezolano y pasó de Bs. 4.889, 11 a Bs. 5.622,47.

Para esa fecha, la bandera de “la seguridad social blindada” ondeada por las filas oficialistas contrastaba con una cruda realidad económica: más de cinco sueldos mínimos eran necesarios para cubrir el consumo de alimentos de una familia promedio. La canasta alimentaria para enero de 2015 era de 31.843,33 bolívares, según un análisis del Centro de Documentación y Análisis Social (Cendas).

El nuevo aumento salarial, anunciado este jueves, fue la gran noticia en los medios de comunicación nacionales hoy. El cuarto “ajuste salarial” del Estado en el año colocó en Bs. 9.648,16 lo que empezarán a ganar los trabajadores a partir del 1 de noviembre, 16.398,16 Bs. si se le suman los cambios en el ticket de alimentación, que quedó en Bs. 6.750.

A 10 meses de la primera medida económica del año, la relación entre ambos indicadores económicos es peor. Ahora se tendrán que gastar ocho sueldos mínimos (9.648,16 bolívares) para cubrir la canasta alimentaria actual (más de 78.000 bolívares).


Carrera dispareja

El Cendas y la Federación de Maestros confirman esta distancia que compromete cada vez más el poder adquisitivo de los venezolanos.  En agosto, la última estadística sobre la también llamada cesta alimentaria se ubicó en 78.611,65, lo que representa un incremento de 146% con respecto a lo que costaba obtener el conjunto de alimentos necesarios en enero.

Sin embargo, este aumento no ha sido proporcional al aplicado por Maduro hasta la fecha. El sueldo que empezarán a cobrar los empleados este 1 de noviembre  ha variado en 71% desde inicios de 2015. Es decir, el incremento de lo que ganan los trabajadores no es ni la mitad del incremento que han tenido los alimentos hasta la fecha.

Esta realidad solo tiene un culpable: la inflación. Aunque Maduro indicó ayer que la inflación de 2015 cerraría cercana a 80%,  “es poco probable que esta sea de menos de 150% este año”, explicó el presidente de Datanálisis, Luis Vicente León, en una entrevista exclusiva a El Nacional.

Todo sube

La escasez que vive el país ha provocado que algunos productos que componen la canasta alimentaria (leche en polvo, sardinas enlatadas, pollo, carne de res, margarina, azúcar, aceite de maíz, queso blanco duro y café) presenten incrementos permanentes en su precio.

El Cendas informó que entre julio y agosto el café aumentó 79,7%; los granos, 58,5%, y los cereales con sus derivados, 28,3%.

Los precios de los productos que deberían consumir los venezolanos limitan más los mercados que pueden hacer. Alimentarse bajo los estándares de nutrición adecuados será una tarea cuesta arriba, incluso con un aumento salarial de 30%, que se queda chiquito ante la inflación del país.