• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

“Poco a poco fueron disminuyendo los trabajos de remodelación”

 "Hay poco trabajo, mucha competencia y los precios de los materiales se han triplicado. Me resuelvo porque tengo mi clientela”, afirmó Juan Ferrer

"Hay poco trabajo, mucha competencia y los precios de los materiales se han triplicado. Me resuelvo porque tengo mi clientela”, afirmó Juan Ferrer

El alza de precios de los materiales de construcción y la escasez han impedido que contraten los servicios de Juan Ferrer 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Desde hace 20 años Juan Ferrer se dedica a la construcción y siempre ha vivido de su trabajo. Tiene tres hijos y ganaba entre 8.000 y 12.000 bolívares en febrero con pequeñas remodelaciones en casas y apartamentos, porque los trabajos grandes casi no salen. Ahora pasa hasta tres semanas desocupado por falta de materiales por lo que decidió trabajar en herrería, electricidad o lo que salga.

“Poco a poco fueron disminuyendo los trabajos de remodelación. La gente pide presupuestos y compara precios. Pocos fueron los clientes que se decidieron a realizar la obra. Cuando me daban el trabajo los precios de los materiales ya habían cambiado y tenía que subir el costo. Se molestaban y algunos desistían de hacer el trabajo”, relató.

La remodelación de un baño podía costar 15.000 bolívares en mano de obra con cambio de cerámica en pared y piso, piezas sanitarias y tuberías de aguas blancas. Al mes podía hacer 3 y ganarse entre 35.000 y 45.000 bolívares, pero ahora no se quiere comprometer porque faltan los materiales y no le gusta quedar mal.

Los retrasos en las entregas de las obras por falta de cemento, cabilla, bloques de concreto y arcilla le generaron muchos problemas y peleas con sus clientes. “Tenia que paralizar el trabajo hasta conseguir el cemento y donde lo encontraba lo vendían cada 15 días y racionado a 2 sacos por persona”, contó.

El año pasado por esta época ya había pintado cuatro apartamentos y tenía cuatro más por hacer. En octubre de este año no llegó a tocar la brocha. “Pase varios presupuestos. La pintura aumentó 50% con respecto al año pasado y hay poca variedad, pero ninguno de los clientes se decidió”, agregó.

Ingresos a media. Ferrer ahora pasó a realizar trabajos de herrería para poder mantener a su familia. Junto con un compadre en tres meses colocó rejas, puertas, estructuras metálicas, portones y protectores. Sin embargo, la falta de tubos de hierro y la constante alza de precios contribuyó a que no pudieran cumplir con la demanda. “Mis ingresos han disminuido 50% este año”.

Los materiales no se consiguen. Los tubos de 1 x 1 pulgada aumentaron 100% y los de 3 x una y media pulgada se triplicaron, de 400 bolívares subieron a 1.200 bolívares y los electrodos, indispensables para ejecutar las reparaciones, de 40 bolívares pasaron a 200.

Relató que la gente no quiere invertir en arreglos, prefieren guardar su dinero previendo que suceda algo en el país. Aseguró que hay poco trabajo, mucha competencia y los precios de los materiales se han triplicado. “Me resuelvo porque tengo mi clientela”, afirmó.

Alza constante

Los materiales e insumos para la construcción aumentaron 54,1% en un año. En septiembre cerraron con un incremento de 3,1%, según datos del Banco Central de Venezuela. La alta variación anualizada se debe al incremento de 121% en recubrimientos para pisos, paredes y techos; 96,9%, en productos de arcilla 89,7%, en productos de concreto 88,9%  y 86,7% en artefactos sanitarios y accesorios. Solo en septiembre, materiales y accesorios eléctricos aumentaron 6,9%; productos de concreto 5,8%; de arcilla 5,4% y recubrimientos para pisos, paredes y techos 4,1%.

Todas las líneas del sector construcción, materia prima, repuestos o maquinarias son importadas y durante 2013 la restricción de divisas en el sector ha sido fuerte, por lo que la escasez de insumos ha sido el principal marcador de los precios.