• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Hasta 4 boletos por destino negocian gestores en el aeropuerto de Maiquetía

En una de las puertas de entrada se escuchó a alguien vociferar: “mototaxi, plástico, cambio, boletos | Foto: Rafael Moreno

En una de las puertas de entrada se escuchó a alguien vociferar: “mototaxi, plástico, cambio, boletos | Foto: Rafael Moreno

“Es parte de la idiosincrasia de los aeropuertos”, dijo Francisco Ramírez, directivo de Ceveta

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los gestores o “querubines” como se les llama en el aeropuerto nacional de Maiquetía, pueden negociar hasta cuatro boletos por destino, según se pudo conocer.

La situación se da con todas las líneas aéreas, confirman empleados, quienes justifican el proceder por el bajo sueldo, el pago de 45 días de utilidades y 800 bolívares de ticket alimentación, dijo un empleado de seguridad de Conviasa.

Personas ajenas al terminal actúan en componenda con empleados de aerolíneas y del aeropuerto, para ofrecer boletos a quienes necesiten viajar –estén o no en lista de espera– y estén dispuestos a cancelar entre 700 y 1.700 bolívares de sobreprecio por la “gestión”, según la temporada.

Los querubines se ubican en puertas, pasillos y cerca de las taquillas de las aerolíneas. “Todas tienen personal comprometido. Los supervisores cuentan con un grupo o cada agente de tráfico actúa de manera independiente. El contacto está afuera y en las colas de espera puede negociar entre los últimos pasajeros hasta cuatro boletos por destino", dijo un funcionario de seguridad de Conviasa.

En Aserca, una empleada de seguridad se limitó a decir que en la empresa todo era un desorden, mientras que otro trabajador comentó que todos saben lo que pasa, pero es poco lo que se hace al respecto.

“Aquí no descubren a nadie porque todo el mundo está embarrado. Ocurre muy poco, cuando después que el pasajero paga por el servicio no puede viajar. Se arma el escándalo y el afectado señala a personas dentro y fuera de la aerolínea y no queda otra alternativa que investigar, pero por lo general todo siempre cuadra porque nadie quiere arriesgarse", aseguró el empleado de Conviasa.

Un gerente de la aerolínea Venezolana que solicitó el anonimato, indicó que el problema es difícil de erradicar. “Hemos entregado a la Guardia Nacional Bolivariana videos donde se muestra a los gestores incurriendo en la práctica y los seguimos viendo en los pasillos en lo mismo”. Indicó que si se descubre a un empleado en esa irregularidad es despedido y al pasajero se le exonera el boleto”. Dijo que empresas como Avior, Venezolana, Aserca y Láser tienen su sistema de vigilancia por video, pero ante la gran afluencia de viajeros se les hace difícil el control más allá del chequeo al pasajero. La práctica es tan habitual que el gestor tiene los números de teléfonos de los pasajeros que demandan el servicio, señaló una fuente del terminal aéreo. “En algunos casos el querubín lleva a sus hijos para iniciarlos en ‘el trabajo’”, señaló.

Ayer en la mañana, cerca del mediodía, no había presencia de efectivos de la Guardia Nacional, mientras que en una de las puertas de entrada se escuchaba a alguien decir en voz alta: “mototaxi, plástico, cambio, boletos".

Cuestión de idiosincrasia. El secretario de la Cámara Venezolana de Empresas de Transporte Aéreo, Francisco Ramírez, dijo que esta práctica es “parte de la idiosincrasia de los aeropuertos, que ocurre en todas partes del mundo”.

Señaló que los precios regulados de los boletos a destinos nacionales incentivaron la presencia de gestores en el terminal. “La demanda supera la oferta. ¿Y cómo no va a ser así, si es más barato volar de Maiquetía a Maracaibo que de Caracas al aeropuerto en taxi”.

El valor de los pasajes aéreos nacionales está regulado desde 2003. En julio pasado el Instituto Nacional de Aviación Civil autorizó un aumento de 30%. Una fuente del sector que pidió no ser identificado, dijo que el alza no fue suficiente ni cónsono con los costos de la industria. “La última vez que nos permitieron subir los precios fue hace cuatro años”, dijo.

Ramírez comparó la práctica de gestores con los alimentos regulados yque escasean en los supermercados. “Para una conseguir azúcar o arroz en losautomercados, por ejemplo, hay que ser amigo de la cajera”, dijo.   

Detenciones

En lo que va de año se han realizado 359 detenciones por diferentes delitos, según cifras aeropuerto de Maiquetía. La puesta en marcha del Plan de Seguridad Pública y el centro de vigilancia electrónica ha permitido detener y poner a la orden de los organismos del Estado a estos ciudadanos incursos en delitos como gestoría de divisas, gestoría de boletos aéreos y hurtos de pertenencias de los equipajes, informó el aeropuerto en un comunicado.

“A todo sospechoso se le hace seguimiento a través de los sistemas de vigilancia y luego son trasladados a la Fiscalía 12, lo que hace más expedita la detención de los responsables de los hurtos y demás practicas reñidas con la seguridad del pasajero”, dijo una empleada del aeropuerto de Maiquetía.