• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Cuatro cortes promedio se registran en los estados cada semana

Alexis Rodríguez, directivo de la Federación Nacional de Trabajadores Eléctricos, indicó que es muy difícil llevar una estadística de los eventos | Foto: Eleonora Delgado

Alexis Rodríguez, directivo de la Federación Nacional de Trabajadores Eléctricos, indicó que es muy difícil llevar una estadística de los eventos | Foto: Eleonora Delgado

Los trabajadores eléctricos denunciaron que están sometidos a una gran vigilancia y persecución de las autoridades para impedir que “filtren” información sobre fallas como la del lunes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El interior del país es el más afectado por la falta de suministro de electricidad, al punto de que en cada estado ocurren semanalmente un promedio de cuatro interrupciones prolongadas del servicio, reportan trabajadores de la Corporación Eléctrica Nacional.

Alexis Rodríguez, directivo de la Federación Nacional de Trabajadores Eléctricos y del sindicato del estado Miranda, indicó que la provincia está sujeta a racionamientos rotativos de energía durante las horas pico de la demanda para evitar la sobrecarga en las redes de transmisión, especialmente la troncal que viene de Guri. La sobrecarga puede causar apagones grandes y de larga duración.

El sindicalista refirió que otro problema es la falta de mantenimiento preventivo y predictivo a las instalaciones, lo cual ocasiona que Corpoelec atienda los incidentes cuando se producen. Explicó que es muy difícil llevar una estadística de los eventos, pero los trabajadores del interior reportan constantemente un mínimo de tres, cuatro o más interrupciones prolongadas del servicio cada semana.

De acuerdo con la información de los empleados, entre las regiones más afectadas está el oriente del país, especialmente Monagas y Anzoátegui; le siguen Carabobo (centro), los Andes y Falcón (occidente) y Bolívar en el sur de Venezuela.

El dirigente anotó que las interrupciones con intensidad menor a 100 megavatios no son registradas con fines estadísticos y, precisamente, muchas de las que se dan en el interior están en ese estadio e igualmente afectan la calidad de vida de los usuarios.

Rodríguez y el ex vicepresidente de La Electricidad de Caracas, Iñaki Rousse, señalaron que hay falta de mantenimiento en el sector eléctrico y citaron la disminución en las labores de medición térmica a las redes eléctricas.

La exploración se hace por aire y tierra con aparatos que registran los incrementos de temperatura en los sistemas de alta, mediana y baja tensión dentro de las labores normales de mantenimiento preventivo y predictivo para detectar un problema con un cable o un componente y atacarlo a tiempo.

Rousse agregó que la falla del lunes pasado pudo evitarse con la aplicación de un programa ininterrumpido de medición térmica. Rodríguez indicó que si bien Corpoelec carece de vehículos y helicópteros, los alquila. No obstante, hace tiempo la empresa alega que por razones de costo no puede hacer la revisión térmica con la periodicidad adecuada.

Los trabajadores eléctricos denunciaron que están sometidos a una gran vigilancia y persecución de las autoridades para impedir que “filtren” información sobre fallas como la del lunes.