• Caracas (Venezuela)

Contacto Empresarial

Al instante

El legado de Taittinger llega a Venezuela

Taittinger forma parte de un selectivo grupo de champagnes | Cortesía

Taittinger forma parte de un selectivo grupo de champagnes | Cortesía

Taittinger forma parte de un selectivo grupo de champagnes y es una de las pocas casas que actualmente está dirigida por la familia fundadora

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hablar de Champagne es hablar de prestigio, de clase. Todo gran nombre tiene tras de sí una gran historia y en este caso Taittinger no es la excepción. Sin duda es una de las marcas de champagne de mayor reconocimiento, tradición y consumo en el mundo. No obstante, tras el origen de su legendario y famoso nombre, se encierra una antigua leyenda; la historia real de un singular personaje cuya visión, tenacidad y pasión transformaron definitivamente los métodos de producción vitivinícola.

En su origen

La bodega Taittinger es una de las más antiguas de la región francesa de Champagne. Data del año 1734, cuando Jacques Forneaux, negociante de vinos y champañas, fundó la sociedad que más tarde se convertiría en Taittinger.

La empresa de Fourneaux prosperó a lo largo de dos siglos y atravesó incluso la circunstancia azarosa de la Primera Guerra Mundial. Es precisamente en ese momento histórico que Pierre-Charles Taittinger, oficial de caballería del ejército francés, conoció el Château de la Marquetterie, una casa de campo del siglo XVIII situada entre los viñedos del CôteauxChampenois y posteriormente, en 1932, adquirió dicha propiedad.

El exquisito paladar de Pierre Taittinger por la gastronomía y el vino lo llevó a ocuparse del negocio de la producción de Champagne y junto a su cuñado, Paul Eveque, le imprimieron una enorme pasión para convertir a la Champagne Taittinger en una de las más grandes casas de Champagne como lo es en efecto desde hace varias décadas.

Sobre sus viñedos y su elaboración

La empresa Taittinger posee 288 hectáreas de viñedos en las cotizadas tierras de Reims. Como es conocido, la denominación de origen de la Champagne sólo permite tres variedades de cepas para su composición: el Pinot Noir, una uva negra que da cuerpo y longevidad, posee más taninos; el Pinot Meunier que es una variedad muy frutal, aporta a la mezcla aromas espléndidos, y la cepa estrella, el Chardonnay, uva blanca que produce un mosto suave y aromático, llamado frutoso.

Luego de que los racimos de uvas son cosechados, se clasifican viñedo por viñedo y variedad por variedad. Posteriormente pasan al prensado, que es lento y progresivo. El jugo de los primeros prensados, que son los más puros, ricos en azúcar y en ácidos, desprenden un sin fin de aromas embestidos de gran finura que pasan a la sala de fermentación.

Después de dicho proceso y del trasiego, los jugos obtenidos se les denominan vinos claros.

La responsabilidad de concluir el proceso para sacar el mejor champagne, le corresponde al enólogo, quien tiene que mezclar los vinos claros para expresar el estilo de la casa definido por el Comité de Cata y por su creador Pierre-Emmanuel Taittinger. Por último, depende sólo del tiempo y almacenamiento en botellas que terminará de imprimir el carácter del exquisito elixir.

Las botellas de Taittinger descansan a más de 20 mts bajo tierra en cavas de piedra caliza construidas por los monjes benedictinos en épocas galo-romanas debajo de la Abadía de Saint-Nicaise

En la actualidad

Taittinger forma parte de un selectivo grupo de champagnes y es una de las pocas casas que actualmente está dirigida por la familia fundadora.

Champagne Taittinger tiene presencia en más de 150 países y se encuentra en Venezuela para deleitar con su delicado sabor a los venezolanos.

Notas curiosas

Asociada a todo un estilo de vida, donde el glamour, el lujo y la sofisticación son las constantes, la historia Taittinger también está vinculada con grandes celebraciones y ocasiones especiales.

Es por ello que este espumoso es patrocinante oficial de los premios Bafta (Academia Británica de las Artes Cinematográficas y de la Televisión) y está presente en los banquetes oficiales de Estado.