• Caracas (Venezuela)

Contacto Empresarial

Al instante

ONG trabajará con familias de basurero en Brasil

Jardim Gramacho

Jardim Gramacho

La vinculación a la comunidad se inició con la construcción de 6 viviendas junto con la comunidad, ubicada a las afueras de la ciudad.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hace 43 años la instalación de un vertedero en la zona llevó a la migración progresiva de las 5.000 familias que hoy habitan Jardim Gramacho, ubicado en el municipio de Duque de Caixas, en Río de Janeiro. El asentamiento, que mantenía dentro al basurero más grande de Latinoamérica, sigue funcionando de manera clandestina pero significó una pérdida de la principal fuente de empleo, denunció el pasado viernes 30 de agosto la organización TETO (TECHO en Brasil) en la ceremonia de lanzamiento de su segunda oficina en Brasil.

La ciudad, que en 2014 recibirá a miles de personas por la Copa Mundial de Fútbol, se encuentra actualmente bajo la lupa a partir de las costosas inversiones derivadas del evento y las repercusiones para quienes habitan en las favelas del casco urbano. En ese contexto y bajo el tema: “Sector público, privado y sociedad civil: diálogos posibles para un Río de Janeiro invisible”, TETO encabezó un foro que reunió a distintos actores dispuestos a discutir sobre la exclusión dentro de las ciudades y las posibilidades de cambio.

El director social de TETO, Miguel Ángel Maldonado, explicó: “El inicio del trabajo del TETO en Rio de Janeiro, además es presentado a la sociedad colaborando a un largo debate que involucra a diversos actores de la sociedad para solucionar el problema sistémico de la pobreza. Ese debate tiene como finalidad presentar sus distintas miradas, así como encontrar las conexiones en la solución y con ello una sociedad más justa”.

La intención de esta actividad fue también de anunciar el trabajo en el primer asentamiento de Río de Janeiro, que se mantiene en los límites de la ciudad. Dentro de los problemas está el escaso control sanitario que sus habitantes tienen, al mantener sus viviendas precarias sobre kilos de basura y la falta de agua potable.

Otro de los riesgos de esta población se presenta ante su posible cierre y reubicación, tras la entrada en funcionamiento de una planta de Biogás a un kilómetro de distancia del terreno.

Trabajo por una sociedad más justa

La organización, que trabaja hace 16 años en asentamientos precarios ya comenzó su trabajo con parte de la comunidad de Jardim Gramacho, a través de una jornada de Detección Masiva con la comunidad, en la que se relevó información sobre cerca de 200 familias del lugar.

Además, se han iniciado las primeras asambleas y la construcción de 6 viviendas de emergencia en un trabajo coordinado entre los voluntarios de TECHO –entre los que contaron líderes de asentamientos de Sao Paulo-  y los pobladores de Jardim Gramacho.

Dentro de este año se proyecta continuar con los trabajos de construcción y comenzar a fortalecer los lazos con la comunidad para implementar proyectos de mediano plazo.