• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

“No consigo tubos de hierro galvanizado ni de cobre”

Es estresante recorrer varios comercios y ferreterías en la búsqueda de materiales y repuestos, señaló Luis Silva | Foto: Antonio Rodríguez

Es estresante recorrer varios comercios y ferreterías en la búsqueda de materiales y repuestos, señaló Luis Silva | Foto: Antonio Rodríguez

Los plásticos son más caros pero de menor calidad, lo que perjudica a los clientes, dijo Luis Silva

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El oficio de la plomería se ha convertido en todo un reto para Luis Silva. Diariamente debe recorrer varios comercios y ferreterías para encontrar los materiales que necesita, especialmente la tubería de la que sólo hay disponible, aunque a veces está escasa, la de plástico termo función, pero cuesta 300 bolívares los 6 metros.

La sustitución de los materiales de más calidad y durabilidad, sin embargo, repercute negativamente en su relación con los clientes. Desde hace 25 años, este caraqueño de la parroquia San Juan se desempeña como plomero y reparador de neveras, lavadoras, calentadores de agua y, esporádicamente, de aparatos de aire acondicionado.

El local comercial donde opera el negocio, entre las esquinas de Mirador a San Felipe, es un monumento al tiempo, pues hace 60 años su padre, también Luis Silva, de la parroquia San José, montó allí el taller.

Luis Silva hijo contó que de un año para acá la escasez de materiales e insumos parece que llegó para quedarse. "Y si los encuentras siempre es a un precio mucho más alto. Los clientes se quejan de lo que les cobro, por eso los envío a comprar los materiales para que constaten que no digo mentiras”.

Dijo que siempre hay trabajo porque la reparación de filtraciones y roturas de tubería se hace cuando se presenta la contingencia, además de la compostura de la lavadora o de la nevera, artefactos de primera necesidad en el hogar, pero la escasez y el alza constante de precios inciden en la rentabilidad.

“No consigo tubos de hierro galbanizado ni de cobre, que son ideales para un trabajo de calidad”. Refirió que a veces puede encontrar ese tipo de tubería, pero a precios prohibitivos como 500 bolívares el metro del tubo de cobre y 300 bolívares 6 metros de hierro galvanizado.

Agregó que cuando la filtración es de envergadura y el cliente se muestra intransigente con el precio del trabajo, prefiere encargarle la compra de tubería, de codos -los reforzados son difíciles de hallar- y cemento, además de las baldosas, si el problema es en el baño o la cocina. "Es estresante recorrer ferreterías y comercios buscando materiales. Eso te quita mucho tiempo productivo”, afirmó.

Motores en subida

El precio de los motores de lavadoras y neveras es otro dolor de cabeza para Silva. “Un motor, según la marca del electrodoméstico y las especificaciones técnicas, ahora te cuesta 6.000, 7.000, 8.000 y hasta 9.000 bolívares, con el agravante de que también están escasos y hay que 'patear bastante' para encontrarlos y en un local te lo venden a un precio y en otro a un precio diferente”, expresó.

Otros insumos que, además de caros, son difíciles de encontrar en los comercios y ferreterías son los relojes, termostatos, bombas y compresores. En cuanto a las mangueras de goma, las correas y los cables hay alguna oferta en el mercado porque se fabrican en el país, pero su valor aumenta continuamente.

“En julio compré una bombona para soldadura y me costó 95 bolívares. Debí adquirir recientemente otra porque se le acabó el combustible y me cobraron 690 bolívares. El gas para la nevera pasó de 120 bolívares a 500 bolívares”, destacó el técnico.

Pensar en los repuestos

Luis Silva recomienda a los usuarios que al momento de comprar electrodomésticos (en el caso de su especialidad neveras y lavadoras) que sean analógicos pues los que son totalmente electrónicos presentan el inconveniente de que los repuestos no se consiguen. “Se de clientes que debieron comprar y mandar a traer del exterior un componente”, dijo.

“En las neveras, la reposición de la tarjeta electrónica se complica porque ese repuesto, en estos momentos prácticamente no está disponible en las concesionarias de Venezuela”, señaló el técnico. Agregó que tampoco se puede sustituir con otra marca, pues cada artefacto tiene una tarjeta con las especificaciones de la marca en particular.

Refirió que en los congeladores y lavadoras analógicos los repuestos son más genéricos, lo que ayuda a la hora de buscar el repuesto en un mercado de escasez.