• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

“A la carne que consigo le echo vinagre para ablandarla”

FOTO RAÚL ROMERO

FOTO RAÚL ROMERO

Isabela Medina dijo que no ha tenido la fortuna de comprar solomo o chocozuela a precio regulado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“En los supermercados privados pocas veces consigo carne roja de primera, detallada en bandejas de bistec, guisada o para mechar. La que llega se la llevan rápido”, dijo Isabela Medina, madre de tres niños y ama de casa. "La carne que perdura más tiempo en las neveras es la molida y la pieza completa importada de Brasil, pero es muy dura. A la carne que consigo le echo vinagre, la perforo hasta romper las fibras para ablandarla y se pueda comer, si no hago eso los niños me la dejan”, contó.

Otra dificultad que le ocasiona comprar la pieza de carne completa es que debe saber cómo picarla y por dónde, además tiene que contar con cuchillos especiales para poder sacar buenos pedazos. “Le consulto al carnicero lo que debo hacer para no perder el pedazo”, añadió.

Ha tenido que variar el menú familiar para incluir con más frecuencia platos de carnes blancas. Compra pollo, chuleta, gallina y pavo, pero se aburren. Indicó que el pescado y los mariscos que son otra opción para la comida principal son incomprables por lo caro.

Los platos preferidos de su esposo son con carne roja. “Me pide que prepare un asado, un bistec encebollado o que compre una punta para una parrilla y me pone a recorrer Caracas”, 

Expresó que no ha tenido la fortuna de comprar solomo, ganso o chocozuela a precio regulado. La carne de segunda de Brasil la venden a 59 bolívares el kilo y el ganso molido a 74 bolívares, pero según el gobierno cuesta 18,46 bolívares el kilo. "Nunca he visto la carne de primera regulada en 27,29 bolívares. Esos son precios de ficción”, expresó.


Desabastecidos. En un supermercado que está ubicado en Santa Eduvigis llegó ayer la carne importada de Brasil. Se trataba de una pieza completa cuyo peso oscilaba entre 3,50 kilos y 4 kilos. Más de 100 personas se formaron en una larga fila en las afueras del establecimiento para adquirirla porque el kilo costaba 59 bolívares.

En un recorrido se observó que las carnicerías prefieren vender carne nacional. Los encargados de tres establecimientos, situados en el este de Caracas, informaron que el rubro cárnico importado se les descompone muy rápido y se pone negro.  El problema que afrontan actualmente es que el despacho de la carne local es insuficiente.

Refirieron que de tres veces a la semana que le enviaban reses ahora les surten una sola vez o cada semana y media. “De cinco grandes distribuidores actualmente despacha uno o dos, dependiendo de si cuentan con la mercancía”, indicó Francisco de Abreu, encargado de una carnicería en Santa Paula.

Los ganaderos dicen que es urgente la repoblación del ganado bovino, lechero y cárnico porque la sequía los afecto severamente.  “Los mataderos industriales están casi vacíos y la cantidad de carne beneficiada es escasa”, agregó.

Tiene 20 años en el ramo de la carnicería y nunca la situación había sido tan crítica. “De 10 reses que pides te envían 2 y eso sale en un día”, dijo.

Luis Jiménez, gerente de un frigorífico en Baruta, contó que consigue las reses completas a través de un familiar que tiene una finca, porque los distribuidores le despachan solo 10% de la cantidad que pide. “La oferta de carne ha disminuido considerablemente, los clientes siempre se quejan y optan por llevarse pollo o cochino”, aseveró.

Señaló que es imposible vender la carne roja al precio que fijó el gobierno porque la tiene que comprar a un precio por encima de la regulación. “El solomo lo vendo en 180 bolívares el kilo, el ganso, pulpa negra y chocozuela en 150 bolívares, no se puede bajar más porque estaríamos perdiendo”, afirmó.

En el Mercado Municipal de Quinta Crespo se encontró variedad de cortes de carne roja, sin embargo ninguna estaba a precio regulado. Los carniceros dijeron que de recibir entre 15 y 20 reses cada dos días pasaron a 2 o 3.


Ganaderos casi en paro técnico
El presidente de la Federación Nacional de Ganaderos Rubén Dario Barboza,  declaró la semana pasada que están cerca de un paro técnico por falta de insumos. “La producción de carne está a 20% de su capacidad instalada y se ha perdido al menos 10% del rebaño con la reciente sequía”, alertó.

Dijo que en las mesas de diálogo de la Conferencia Nacional por la Paz Económica poco se ha avanzado en la toma de decisiones. Añadió que necesitan semillas de pasto, fertilizantes, equipos biológicos, herbicidas, vacunas, alimentos concentrados, tractores, aceites, repuestos para las maquinarias de ordeño, insumos para el mantenimiento de las fincas como alambre, combustible y cemento, situación que impide continuar trabajando.

Requieren una política clara de precios que cubra los costos de producción para poder generar confianza en el sector, sugirió.


Las Cifras
44 frigoríficos y mataderos industriales ofrecen casi 80% de la carne lista para el cunsumo en el país
180 bolívares el kilo es el precio que le dan a la carne de primera en las carnicerías y frigoríficos privados
10% de la cantidad de reses que solicitan los carniceros es lo que le despachan los distribuidores