• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

En los barrios los abastos ofrecen cada vez menos productos

Alimentos como la harina de maíz, la mantequilla y la harina de trigo son los que más escasean | Ernesto Morgado

Alimentos como la harina de maíz, la mantequilla y la harina de trigo son los que más escasean | Ernesto Morgado

Desde hace dos semanas la harina de maíz precocida no llega a las bodegas de La Vega

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En las pequeñas bodegas familiares de Antímano y La Vega también se siente la escasez de productos. Alimentos como la harina de maíz precocida, la mantequilla y la harina de trigo tienen más de dos semanas sin aparecer.

Alcira Rodríguez, ama de casa en el sector Los Mangos de La Vega, atiende un abasto en su casa. Cuenta que vende alrededor de 400 bolívares diarios en productos, pero hace tres meses producía entre 1.000 y 1.200 bolívares en una jornada y podía fiar hasta 400 bolívares de una compra, pero que ahora solo lo hace con familiares.

En estas bodegas venden un rollo de papel higiénico entre 8 y 10 bolívares, dependiendo del sector. La mayoría de los alimentos están entre 8 y 15 bolívares por encima de los precios de los supermercados. En el primer trimestre del año los dueños sólo aumentaban 3 o 5 bolívares para poder obtener ganancias y cubrir los costos de transporte.

Mariluz Pineda, que atiende un pequeño abasto en la Calle Real del sector Los Paraparos, afirma que los consumidores no se quejan de los precios, aun cuando están por encima de los que ofrecen las cadenas de automercados. “Si te vas más arriba es todavía más caro. Mucha gente no tiene tiempo de bajar a comprar y calarse las colas, así que prefieren comprar lo básico por aquí mismo”.

Pineda vende el kilo de azúcar refinada en 12 bolívares, el de arroz en 10 bolívares, la mayonesa en 22 bolívares y la harina de maíz en 10, aunque no la consigue desde hace varias semanas. La leche en polvo de 1 kilo, que expendía hasta hace poco en 40 bolívares, la ofrece ahora en 45, lo que equivale a 13 bolívares por arriba del precio regulado. El envase de mayonesa y salsa de tomate costaban 13 bolívares cada uno, pero tuvo que aumentarlos a 22 y 18 bolívares respectivamente.

Milagros Pereira, consumidora, señala que se ven forzados a comprar en las bodegas y abastos porque en los supermercados tampoco consiguen los productos y deben hacer varias horas de cola. “Acá sale algunos bolívares más caro, pero ¿qué vamos a hacer? La carne guisada ahorita la compro entre 95 y 100 bolívares, cuando hace menos de dos meses la pagaba en 65 bolívares”.

María Martínez, cajera de un abasto que también funge como panadería, explica que los aumentos de precios se deben hacer progresivamente, por encontrarse en una zona popular. “Subimos la canilla de 3 a 4 bolívares y la materia prima ha aumentado una barbaridad. Hasta hace tres meses compraba un saco de levadura en 400 bolívares, esta semana llegó en 980”, agrega.

 

No se vende. Martínez expresa que los márgenes de ganancia que manejan son de 10%, lo que apenas alcanza para mantener el abasto. En su establecimiento han dejado de ofrecer productos como la harina de maíz y papel higiénico, porque ya no les despachan. El toallín, que en abril costaba 20 bolívares, hoy vale 26.

El encargado de una bodega en la calle La Colmena de Antímano decidió no vender víveres, porque le estaban generando pérdidas. Productos como arroz, papel higiénico y harina de maíz no los consigue desde hace un mes. “Cuando los encuentro no es a precio regulado. Me cuestan, mínimo, 20% más y tengo que cancelar 50 bolívares cada carrerita para movilizar la mercancía acá mismo en Antímano”. Pone como ejemplo el kilo de azúcar, que se lo venden en 8 bolívares.

Rosa Gutiérrez, residente de La Vega, se queja de los precios de los buhoneros. “Hay que comprar donde se pueda, pero los buhoneros se pasan. La presentación de 500 gramos de lavaplatos que compro en el abasto en 18 bolívares, ellos lo tienen en 25. Pero en la bodega también lo subieron, porque antes lo adquiría en 15”. Añade que el kilo de carne que solía comprar, en abril estaba en 50 bolívares ahora está en 100.


Las carreras subieron

Alcira Rodríguez dice que para el mes de marzo un viaje desde la parte baja de La Vega hasta Los Mangos podía salir 50 bolívares, hoy paga hasta 160. Si el viaje es desde el mercado de Quinta Crespo, donde adquiere la mayoría de los productos para abastecer su bodega, cuesta entre 200 y 300 bolívares.

“Eso sube prácticamente todos los días y con el aumento del pasaje todavía más. El muchacho que nos hace la carrera cobra 160 bolívares y eso porque es conocido”, indica Rodríguez. Agrega que su abasto se mantiene en pie porque ofrece helados, refrescos y chucherías, ya que las ventas de alimentos han disminuido 65% en los últimos meses.


Las cifras

4 bolívares cuesta un huevo al detal en La Vega y 45 bolívares medio cartón.

20-30 días tardan los consumidores en pagar cuando se les vende fíao