• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Los bachaqueros llegaron a los mercados municipales

En los mercados municipales se puede comprar el día que se quiera y sin captahuellas que limite la cantidad de productos | FOTO ALEXANDRA BLANCO

En los mercados municipales se puede comprar el día que se quiera y sin captahuellas que limite la cantidad de productos | FOTO ALEXANDRA BLANCO

Comerciantes aseguran que los productos regulados no se los despachan  los distribuidores formales y si esperan por ellos ya habrían cerrado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Aunque el ministro de Alimentación, Carlos Osorio, anunció esta semana que en los próximos días se dejarán de vender los alimentos regulados de la cesta básica, artículos de cuidado personal y aseo del hogar, por terminal de número de cédula, la medida aún no se concreta.

Por lo pronto, los consumidores buscan zafarse de los mecanismos de control impuestos por el Ejecutivo acudiendo a los mercados municipales a hacer sus comprar. Allí no restringen por terminal de cédula la adquisición de mercancía, ni se debe pasar por las captahuellas. Tampoco les limitan la cantidad que deben adquirir. Sin embargo, no pueden adquirir los productos a precios regulados.

Los bachaqueros, en algunos casos, realizan las funciones de proveedores, dijeron comerciantes del mercado municipal de Chacao. Aseguraron que les surten los productos prioritarios, cuyos precios están originalmente controlados por el Ejecutivo, al monto de su conveniencia.

Un vendedor de un puesto que comercializa diferentes tipos de víveres dijo que desde hace semanas los fabricantes o distribuidores formales no lo surten con  leche, café y azúcar. Añadió que van muy esporádicamente y si se pone a contar con ellos ya habría tenido que cerrar. “Para seguir trabajando le compro a los bachaqueros que vienen inesperadamente un día a la semana, pasan puesto por puesto y ofrecen la mercancía que tienen. No se les conoce el nombre ni dejan teléfono”, afirmó.

El litro de leche descremada lo vendía en 120 bolívares y el envase de leche en polvo costaba 1.100, esta última regulada en 70 bolívares. El empaque de 500 gramos de café estaba disponible en 250 bolívares, cuando su precio controlado es de 46 bolívares el kilo y el azúcar ya se le había acabado. “Ofrezco los productos más caros, pero hay”.

Otras dos comerciantes también admitieron que compran los productos regulados a los bachaqueros. “Ellos nos traen la mercancía hasta el mercado, sabemos que hay que pagárselas más caras, pero es el precio que se paga por la escasez”, expresó una de las vendedoras.

Contó que aunque tienen los productos básicos a precios por encima de lo que establece el gobierno, son una suerte de anzuelo para atraer a los clientes. “La gente necesita pañales para sus niños, fórmula, champú y jabón para lavar. Pagan lo que sea por estos productos. Se los llevan porque los necesitan y terminan comprando otras cosas más”.

En el estante de su puesto tenía pañales de dos marcas y 3 tallas diferentes en 900 bolívares el paquete regulado entre 33,09 y 197,88 bolívares, lo que representa un incremento de entre 2.619% y 354,8%.  También había lavaplatos en crema en 120 bolívares (está regulado en 13,50 bolívares) y cloro en 120 bolívares el litro y en 450 el galón de 4 litros, cuando los precios originales son 14,50 bolívares y 30,29 bolívares, respectivamente. Además se podía comprar champú para dama o caballero, en versión para cabello liso, antiácida o sin sal a precios entre 200 y 380 bolívares, aunque está regulado en 32,96 bolívares.

Marisol de Pérez, vecina de la avenida Rómulo Gallegos, mientras revisaba las hortalizas en el mercado municipal de Chacao contó que prefiere efectuar allí sus compras porque lo puede hacer cuando tiene el tiempo disponible y dinero. Explicó que a los supermercados o cadena de farmacias debe ir obligatoriamente el día jueves, que es el  que le corresponde por el terminal de su cédula, sin que esto signifique que va a conseguir lo que necesita.

“Tres veces hice la cola para comprar el sábado en un supermercado y cuando entre, después de hora y media de cola, ya no quedaban los productos que quería comprar. Perdí mi tiempo”, aseveró.


Peculiar fuerza de venta. El viernes pasado en el mercado de Quinta Crespo no había productos de la cesta básica, a precio regulado, a la venta.  Sin embargo, se podían adquirir al salir, en la acera que bordea el mercado.

Los bachaqueros estaban estratégicamente ubicados en las afueras. Era una peculiar fuerza de venta que aborda a los transeúntes con cierta discreción. Eran mujeres jóvenes con bebés de meses en los brazos o en coches,  adultos mayores, impedidos en muletas o minusválidos en sillas de rueda y hasta niños y adolescentes. El modus operandi se fundamentaba en despertar el interés del cliente por el producto. Luego mostraban la mercancía e indicaban el precio.

Yuraima López, comerciante del mercado, dijo: “Hoy todos ofrecen jabón en polvo, mantequilla y café, mañana les entregarán otros productos para que los vendan. Es una banda. No aceptan regateo y hay que pagarles en efectivo”.

En ese instante llegaron funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana en una camioneta. Descendieron y comenzaron a hablar con las “bachaqueras” de manera amena y cordial. No hubo detenciones ni decomiso de mercancía. Los hombres, en cambio, desaparecieron.

Cifra

2.619% más caros venden los pañales en los mercados municipales. De 33,09 bolívares precio regulado del paquete de pañales talla pequeña se consigue en 900 bolívares