• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Ni con los aumentos de precios se resuelve la escasez

A un establecimiento de La Castellana llegaron ayer pañales para niños talla G y las colas no se hicieron esperar | Foto William Dumont

A un establecimiento de La Castellana llegaron ayer pañales para niños talla G y las colas no se hicieron esperar | Foto William Dumont

En los comercios siguen desaparecidos alimentos y productos de higiene personal como compotas y desodorante 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En los últimos cuatro meses la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos publicó providencias con los aumentos de precios de alimentos y productos de limpieza e higiene personal. Sin embargo, más allá de los nuevos montos que los consumidores deben pagar, la situación en los establecimientos no ha cambiado: continúa la escasez.

“Aquí todo está igual. Los productos que subieron de precios llegan de vez en cuando y mientras los están descargando la gente empieza a hacer las colas para llevárselo”, afirmó el encargado de una de las cadenas de farmacias que está ubicada en Los Dos Caminos, que prefirió no ser identificado.

En providencias que se empezaron a publicar desde junio, la Sundde autorizó los precios del agua mineral, compotas, leche, entre los alimentos. Mientras que en cinco listas –entre junio y septiembre–, publicó el incremento de precios de 15 rubros de higiene en sus distintas presentaciones. El desodorante líquido, en gel y aerosol fue uno de los que más subió. La presentación de 150 mililitros costaba 22,99 y ahora está en 49,63. Pero en los anaqueles no se encuentra en ninguna presentación.

Las compotas, la leche en polvo, el champú, los pañales, el lavaplatos, los enjuagues, el jabón de baño y el detergente en polvo son otros de los productos que más escasean en las farmacias y supermercados visitados en el centro y este de Caracas.

A un establecimiento de La Castellana ayer llegó pañales para niños talla G y las colas no se hicieron esperar. Algunos consumidores fueron desde otras zonas de Caracas para comprar los dos paquetes que permitían por persona. “A mi hijo le cuesta conseguir los pañales para mis dos nietos. Aquí solo hay tallas grandes y nos los llevamos para uno de los niños, al otro no le queda esa talla y seguimos buscando para él”, dijo Lisbeth Cañas, una de las consumidoras. Vive en la avenida Victoria pero con frecuencia le toca ir a otros sitios de la ciudad para conseguir lo que necesita. “Es lo que nos queda, visitar varios negocios para conseguirlo, el problema son las colas que se forman cuando llega, se pierde mucho tiempo y uno tiene que trabajar”.

La demanda de papel higiénico y de crema dental ha bajado en las últimas semanas, afirmó el encargado de otro de los comercios visitados en La California. El 6 de junio el Sundde autorizó un alza de hasta 249%. “La gente ya no se lo lleva tanto, aunque no han dejado de comprarlo no ves el frenetismo que había antes”, agregó.

Añadió que el miércoles pasado le despacharon 100 bultos de detergente en polvo de 6 unidades cada uno, pero no había pasado más de una hora cuando ya se había agotado: “Únicamente para llenar los anaqueles necesito entre 200 y 300 bultos y solo nos trajeron 100. En el lugar donde debería ir el jabón de lavar tengo refrescos, se ve muy feo todo vacío”.

El detergente tuvo un repunte hasta de 66,2%. La presentación de 900 gramos pasó a 26,24 bolívares y la de 5 kilos a 145,76 bolívares, sin IVA.

Sin sorpresas. Luego de la publicación de los nuevos precios, representantes del sector industrial advirtieron que los aumentos no eran suficientes teniendo en consideración que muchos de ellos llevaban más de dos años sin una revisión, tiempo ganado por la inflación y los incrementos en los costos de producción.

En su más reciente comunicado Conindustria incluyó la revisión periódica de los precios como una de las medidas urgentes que debía tomar el Ejecutivo con el propósito de reactivar la producción nacional y mejorar el abastecimiento en los comercios.

El economista Henkel García, presidente de Econométrica, indicó que para garantizar un mejor abastecimiento, más allá de subir los precios, es necesario tomar otro tipo de decisiones. “Un ajuste de precios no es suficiente. Es necesario un desmontaje en lo cambiario. Lo que va a mejorar y va a impactar en las expectativas de la gente y va a tener un efecto tremendo en la demanda es que se quite el control de modo que se puedan mejorar las importaciones de materia prima y productos terminados”, señaló.

Refirió que los problemas de productividad de las industrias han llevado a que en los últimos meses se surtan los comercios con lo que quedaba en stock.

“Mucho de lo que se ha estado vendiendo este año corresponde a lo que quedaba en inventario. Buena parte de los productos fabricados no se hicieron con insumos nuevos, sino con la quema de inventarios de años anteriores. Pero eso tiene un límite y estamos muy cerca. Hay que recuperarlos”, alertó.

Recuperar la confianza
Una de las quejas frecuentes del desabastecimiento son las compras excesivas que hacen los consumidores cuando se llevan varios paquetes de un mismo producto, aun sin necesitarlo. Pero para que eso cambie hará falta que el gobierno recupere la confianza de los venezolanos, afirmó Henkel García.

Aseguró que las compras en exceso se deben al mismo ambiente de escasez que se vive en el país y no al revés. Añadió que más allá de los aumentos en los precios de los productos, para que empiece a bajar la preocupación será necesario impulsar la productividad y llenar los anaqueles.

“Es un fenómeno que se va a captar de manera natural. Una vez que la gente empiece a ver que los problemas de escasez se empiezan a resolver, la premura desaparecerá”, afirmó.