• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Nuevos precios justos volvieron insignificante el último aumento salarial

Los precios subieron 125,7% en los primeros 5 meses | Foto Archivo El Nacional

La Sundde publicó nuevos precios a finales de mayo | Foto Archivo El Nacional

A pesar de los 12 incrementos salariales anunciados en tres años por el gobierno del presidente Nicolás Maduro, los venezolanos han tenido que gastar cada vez más para comprar los productos necesarios para vivir

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Aquella teoría popular "Si aumentan los sueldos, aumenta todo" se comprobó con los recientes anuncios de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde). Los nuevos precios de productos de higiene personal, harina de maíz, leche y pollo, publicados a finales de mayo, dejaron en el olvido el último aumento del sueldo mínimo para "proteger el empleo, los salarios, las pensiones y los ticket de alimentación", como aseguró el presidente de la República, Nicolás Maduro, a principios de ese mes.

El pasado 1 de mayo, el sueldo de los venezolanos escaló 30% para pasar de 11.578 a 15.051 bolívares, una acción del gobierno nacional que, si pretendía defender el poder adquistivo, recibió una goleada (como son tiempos de fútbol) con un combo de incrementos que van desde 200 hasta más de 1.800% en parte de los productos de la canasta básica familiar.

La ola de aumentos oficiales de "precios justos" empezó el 21 de mayo, 9 días despues de que el ministro de Industria y Comercio, Miguel Pérez Abad, informó que la Sundde haría los respectivos anuncios. El representante explicó en su momento que la medida buscaba "fortalecer la distribución y venta de los productos de primera necesidad” pero "considerando costos de producción, distribución y venta".

El primer anuncio de aumentos fue para los productos de higiene personal, después le siguieron la harina, el maíz, el pollo y la leche. La carne aún sigue en cola para estrenar nuevos dígitos. 

Todo sube

La Sundde ha publicado hasta la fecha los nuevos precios de cinco productos de higiene y cuatro productos alimenticios. En algunos casos, los venezolanos deberán pagar hasta 13 veces más lo que solían dar por un pollo entero, por ejemplo. La lista de "adecuación de precios justos" evidencia cambios que superan al menos ocho veces más el aumento salarial número 12 decretado por Maduro y el número 33 de la denominada "Revolución Bolivariana".

Kilo de harina de máíz blanco: de 19 a 190 bolívares (aumento de 900%)

Kilo de harina de maíz amarillo: de 19 a 177 bolívares (aumento de 831,5%)

Kilo de maíz blanco en grano: de 15 a 96,5 bolívares (aumento de 543,3%)

Kilo de maíz amarillo en grano: de 22 a 88 bolívares (aumento de 300%)

Kilo de pechuga de pollo sin hueso: de 185,9 a 1.457 bolívares (aumento de 683,7%)

Kilo de pollo beneficiado entero: de 65 a 850 bolívares (aumento de 1.207%)

Paquete de toallas sanitarias (8 unidades): de 17,5 a 114,3 bolívares (aumento de 553,1%)

Crema dental (40 cc): de 17,5 a 118,9 bolívares (aumento de 579,4%)

Papel higiénico de 193 hojas (4 unidades): de 20,6 a 162,2 bolívares (aumento de 687,3%)

Jabón de baño de 150 g (1 unidad): de 11,4 a 132,3 (aumento de 1.060,5%)

Pañales talla P (32 unidades): de 98,4 a 333,7 bolívares (aumento de 239%)

Pañales talla M (32 unidades): de 108,2 a 483,9 bolívares (aumento de 347%)

Pañales talla G (32 unidades): de 122,2 a 442,7 bolívares (aumento de 262,2%)

Pañales talla XG (32 unidades): de 138,2 a 537,1 bolívares (aumento de 288,7%)

Litro de leche pasteurizada (900 cc): de 18 a 355 bolívares (aumento de 1.872%)


Una canasta inalcanzable

El incremento casi diario de los precios de los productos, lejos de los anuncios oficiales, es una realidad que atormenta cada vez más a los venezolanos. La desesperación por conseguir comida se evidencia en los saqueos diarios que vive el país y en un hecho inaudito: se necesitan más de 17 sueldos mínimos para cubrir la lista de alimentos requerida por un familia de cinco personas para comer al mes.

De acuerdo con el último informe del Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FMV), la canasta básica familiar subió a 256.146,8 bolívares en abril, es decir, 52.202,8 bolívares más (25,6%) con respecto al mes de marzo de 2016, cuando se ubicó en 203,943,9 bolívares.

Los alimentos subieron de 142.853,2 a 184.906,3 bolívares (29,4%), mientras que los artículos de higiene personal y limpieza del hogar aumentaron de 5.816,3 a 7.673,6 bolívares (31,9%).


Ganar más = gastar más

Nicolás Maduro ha continuado con el legado económico del gobierno del ex mandatario nacional Hugo Chávez. Durante sus tres años de gestión, el actual presidente de la República ha anunciado 12 aumentos del sueldo mínimo para llevar a 33 los ajustes en el ingreso mensual de los venezolanos durante los 17 años de hegemonía chavista en el país.

Entre 2013 y 2016, el sueldo mínimo ha pasado de 2.047 a 15.051 bolívares, un aumento de 635,2% que ha servido de bandera para este gobierno ante una inflación que el Banco Central de Venezuela precisó en 180,9% en 2015 y que el Fondo Monetario Internacional (FMI) estima que puede cerrar 2016 en 720%.

Sin embargo, la diferencia entre el poder adquisitivo y el precio de los productos se ha ampliado conforme avanza el gobierno de Maduro. En 2013, cuando el jefe de Estado se juramentó, los venezolanos necesitaban invertir más de cuatro salarios mínimos para cubrir la canasta básica familiar; actualmente, necesitan ahorrar 17 salarios para comprar todos los productos de esta canasta.