• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Hay apenas $ 2 millardos en ahorros líquidos

Más de 100 millardos de dólares han salido de las arcas del BCV para el Fonden, un fondo caracterizado por su poca transparencia 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El 23 de septiembre de 2005 se realizó el primer traspaso de recursos de las reservas internacionales al recién creado Fondo de Desarrollo Nacional. La lucha entre el directorio del Banco Central de Venezuela y el presidente Hugo Chávez había finalizado con el éxito del segundo. El mandatario había comenzado una diatriba por un millardo de dólares con el instituto emisor para poder sustraer los ahorros de la nación y destinarlos a gastos extraordinarios.  

Desde entonces los ahorros de la nación y respaldo de los billetes y monedas que circulan en la economía han sido empleados para todo tipo de concepto. De acuerdo con el economista José Guerra, más de 100 millardos de dólares han sido transferidos sin que al BCV le paguen el equivalente.

Actualmente hay líquidos 2 millardos de dólares, cantidad que apenas alcanza para unas dos semanas de importaciones.

Su composición en oro es de casi 70% del total, lo que representa alrededor de 17 millardos de dólares. De ese monto, 4 millardos de dólares están aún fuera del país.

Durante varios se ha dado un intenso debate sobre las reservas internacionales. El llamado “nivel óptimo de reservas” fue un concepto desarrollado luego de la creación del Fonden, para establecer la cantidad de ahorros fija y el excedente que se traspasaría al fondo.

Con el tiempo sucedió lo que muchos economistas habían alertado. La sobredimensión del gasto público condujo a la utilización de las reservas internacionales para el pago de gasto corriente. Los ingresos ordinarios de la nación comenzaron a ser insuficientes, lo que empezó a agravarse con la caída de los precios del petróleo.

Con la brecha entre ingresos y egresos y la reducción de las reservas, el pago de las importaciones se ha visto comprometido. Esto sin tomar en cuenta que el Centro Nacional de Comercio Exterior ha sido una fuente de corrupción por las sobrefacturaciones e importaciones ficticias denunciadas por el propio Giordani. Se han asignado dólares de las reservas a empresas que no existen, lo que ha comprometido los ahorros de la nación.