• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Se agotaron principios activos para dos fármacos de alto consumo

Usuarios buscan opciones para comprar los fármacos |Foto cortesía: farmacosonline

Fallas en distribución de medicamentos son de más de 50% |Foto cortesía: farmacosonline

Existen 900 productos con inventarios inferiores a los 30 días, lapso crítico para el sector

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

De los seis principios activos más vendidos en el mercado farmacéutico venezolano dos ya carecen de inventario, reveló una fuente del sector. Uno de ellos es el ácido fólico para el tratamiento de la anemia, mientras que el otro es la nafozolina, componente de los descongestionantes nasales.

El que en mejor situación se encuentra de este grupo cuenta con disponibilidad para 36 días, añadió el vocero. La lista incluye ibuprofeno, omeprazol, albendazol, y el paracetamol o acetaminofén, todos de uso muy común.

Si el análisis se realiza tomando en cuenta los 11 principios activos de mayor consumo en Venezuela, los inventarios varían entre 6 y 58 días. Esos son piroxicam, simvastatina, nimodipina, moxifloxacina, valsartan, levofloxacina, amlodipina, ketoconazol, diclofenac sódico, omeprazol y secnidazol.

Los usos terapéuticos de estos productos van desde analgésicos y antiinflamatorios e hipolipemiantes hasta para tratamientos neurológicos, infecciones respiratorias, hipertensión arterial, infecciones urinarias no complicadas, antimicóticos, protectores gástricos y amebiasis.

La lista toma en cuenta la disponibilidad en laboratorios y droguerías. En total, existen aproximadamente 900 principios activos con inventarios inferiores a 30 días, lo cual para la industria es crítico porque incluso si aprueban las divisas no llegarían a tiempo para evitar una brecha en la producción, reveló la fuente.

Los escasos inventarios de los fármacos más vendidos en la industria se empiezan a evidenciar en las farmacias, sobre todo en el caso del ácido fólico y los descongestionantes nasales de bajo costo, reveló Freddy Ceballos, presidente de la Federación Farmacéutica de Venezuela. El suministro de analgésicos y omeprazol continúa regular.

Al dirigente gremial le preocupa más la ausencia absoluta de productos para tratamientos cardíacos, como la digoxina, y algunos anticonvulsivos para niños. “Hay medicamentos que están en cero”, dijo.

Tanto Ceballos como otras fuentes del sector farmacéutico afirman que las fallas de distribución son de más de 50% en promedio. Sin embargo, en las farmacias el porcentaje puede ser incluso mayor.

A la espera. En lo que va de año la liquidación de divisas para la industria farmacéutica ha sido escasa y por montos muy bajos que, en algunos casos, no representan ni 2% de la deuda por empresa. Para los proveedores internacionales los recursos entregados no son suficientes para reanudar los despachos suspendidos de materia prima y productos terminados.

La industria afirma que el gobierno conoce la situación con detalle. Durante el año distintos organismos han realizado nueve requerimientos de información a las distintas cámaras, detallando el monto de la deuda por empresa y lo requerido de forma inmediata para mantener el proceso productivo.

El sector ha solicitado la cancelación de la deuda vieja; es decir, la que supera los 180 días, para poder reactivarse y mandar un mensaje de confianza a los proveedores. El gobierno se comprometió a establecer un cronograma de pago, pero a la fecha todavía no hay nada concreto.

La participación de las empresas en el Sistema Complementario de Administración de Divisas tampoco es una opción debido a que la tasa de cambio, actualmente 85,7% superior a la de Cadivi, no les permite mantener las estructuras de costos y, por ende, los precios regulados de algunos fármacos.

Además, existen trabas con la firma del contrato de fiel cumplimiento y el requisito de renunciar a las autorizaciones de adquisición de divisas ya otorgadas por Cadivi para participar en Sicad.

La producción no solo se ve afectada por falta de divisas, sino por escasez de insumos de fabricación interna. “Falta vidrio para los frascos de los jarabes y el plástico para las tapas”, señaló un empresario.

El presidente Nicolás Maduro anunció el martes pasado la aprobación de 2,2 millardos de bolívares para la importación de medicamentos; sin embargo, no detalló si las compras serán ejecutadas por las empresas públicas o el monto será otorgado a los laboratorios y casas de representación. Además, ese monto equivale 349,2 millones de dólares, lo que representa casi 15,8% de la deuda acumulada de 4,5 millardos de dólares con el sector salud.

En las clínicas los inventarios de medicamentos se mantienen para más de 45 días. Sin embargo, algunos están en lo que Cristino García, director ejecutivo de la Asociación Venezolana de Clínicas y Hospitales, llama falla absoluta. Mencionó entre ellos la digoxina, el fármaco para problemas cardíacos.

Otros presentan fallas críticas, que implican inventarios menores a los 30 días, como los antibióticos de quinta generación, algunos esteroides y la atropina, vital para estabilizar pacientes con fallas cardiovasculares. “Cuando tenemos pacientes agudos o críticos y no tenemos el medicamento llamamos a otras clínicas para que nos presten”, reveló.