• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

150 familias afectadas por cierre de operadores cambiarios en frontera tachirense

Óscar Orlando Sánchez Martínez, presidente del gremio en la entidad, dijo que hasta la fecha la Sudeban ha ordenado la clausura de 13 casas de cambio

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las casas de cambio en la frontera, en el eje San Antonio-Ureña, corren el riesgo de desaparecer debido a que la Sudeban, Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario, notificó a 13 de las 17 que operan en la zona que no podrán seguir funcionando.

El presidente de la Asociación Civil de Operadores Cambiarios Fronterizos del estado Táchira, Óscar Orlando Sánchez Martínez, declaró que la medida es arbitraria y le quitará el sustento económico a 150 familias, además de que deja al margen de la informalidad el cambio que ha regido en la frontera entre Venezuela y Colombia.

Tradicionalmente en la frontera la población cambiaba bolívares y pesos, según sus necesidades, e inclusive hay venezolanos que trabajan en Colombia, pero viven en Venezuela y requieren divisas. El tipo de cambio se regía por el mercado libre y así operaban con una paridad que actualmente está en 27 pesos por bolívar.

Sánchez indicó que una de las propuestas presentadas para regularizar el mercado fue convenimientos entre los bancos centrales de Venezuela y Colombia y que de esa manera se fijará un tipo de cambio fronterizo.

El empresario agregó que el cierre por completo del mercado cambiario a través de las casas de cambio dejará, además, al sector económico formal sin intermediarios oficiales y se corre el riesgo de inseguridad económica y jurídica, lo que puede impulsar el mercado ilegal de lavado de dinero.

Recordó que en 2011 introdujeron un amparo en el Tribunal Supremo de Justicia contra la Ley de Bancos que limitaba la operatividad de las casas cambiarías. En esa oportunidad el gremio esgrimió que en la frontera estas empresas se abrieron como firmas personales y compañías anónimas y era imposible cumplir la ley que exigía crearlas como sociedades anónimas con 10 socios.

Señaló que solicitaron al TSJ y a la Sudeban que aceptarán las condiciones de las casas cambiarías que llevaban años operando y que la medida se aplicará a las nuevas. Al no tener notificación sobre este recurso legal, los operadores siguieron funcionando, sin embargo este año la superintendencia notifico que sería revocada la licencia a varias empresas.

"Fuimos al TSJ de nuevo a solicitar el amparo sobrevenido sobre el anterior, y ante esta nueva situación esperamos respuesta del Poder Judicial", agregó.

Esperan que la superintendecia y el instituto emisor den una solución que evite la desaparición del mercado de casas de cambio.