• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

“Hay abundancia de incompetencia en la política económica”

Pdvsa debe enfocarse en aumentar su producción, pues no se ve un repunte en el precio del crudo a corto plazo, opina el economista Ricardo Penfold  

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El economista Ricardo Penfold es contundente al afirmar: “Venezuela no tiene que estar donde está”. Recuerda que cuando el precio del petróleo estaba en 100 dólares por barril ya se empezaba a ver colas para la compra de alimentos y medicinas en todas las ciudades del país. Y la razón es simple, asegura: Se trata de un modelo económico que no funcionó. Se refiere a grupos de poder como el llamado cartel del 6,30 que se han aprovechado de las distorsiones cambiarias. También critica convenios con los que el país ha perdido dinero como el de Petrocaribe.

—¿Qué tan grande es el impacto de la caída de los precios del petróleo en la economía venezolana?

—Es enorme. Venezuela no tiene acceso al mercado de capitales, lo que quiere decir que ni el sector público ni el privado pueden utilizar los préstamos internacionales para manejar de una mejor manera la caída de los precios del crudo. El petróleo es todo en Venezuela; representa 96% de las exportaciones. Los últimos datos oficiales –porque no han publicado más– son del tercer trimestre de 2014 y con ellos se constata que cerca de 50% de los ingresos fiscales son petroleros. 
—Hay quienes consideran que ya es muy tarde para tomar medidas económicas. ¿Qué opina?

—Nunca es tarde. Mientras más se tarden será más costoso y eso es lo que le pasa al país. Se están generando unas distorsiones demasiado grandes.

—¿Y el costo político que implica para el gobierno de Nicolás Maduro?

—Yo pregunto: ¿Y el costo político de la escasez cuál es? A mi padre – que nació en Inglaterra y tiene 85 años de edad– esta situación le recuerda la economía de guerra que vivió cuando era un muchacho. Desde entonces no veía estas colas. ¿Cuál debe ser la inflación del bien que no puedes comprar? y ¿cuál es el costo de estar tres horas esperando para comprar comida en vez de estar en tu hogar o trabajando? Las medidas de control no funcionan. Hay que sincerar el tipo de cambio y colocarlo a un nivel que ayude al sector no tradicional. Se debe eliminar el incentivo al contrabando con el control de precios y aplicar una política de transferencias para los venezolanos más necesitados.

—¿Cuánto tiempo puede durar la caída de los precios del petróleo?

—Hay varios factores que inciden negativamente. El primero es el acuerdo con Irán, que aumenta la producción petrolera; luego está la apertura mexicana y le sigue la desaceleración de China, que tiene incidencia en los precios de las materias primas. En cuarto lugar, la política petrolera de Arabia Saudita de sacar a los productores marginales de shale oil, y en último lugar, el hecho de que los almacenes de petróleo están casi a tope; por lo que va a tardar que los precios se recuperen.

—¿El descenso de la producción es la piedra de tranca más grande de Pdvsa?

—Sí. Pero habría que preguntarse cómo hacer para aumentarla. Pdvsa sola no puede. La deuda de la petrolera tiene un rendimiento de 28% en un año, no puede seguir endeudándose a esta tasa. Se necesita un cambio en la política petrolera. A Pdvsa como no le dan sus ingresos le pide prestado al Banco Central de Venezuela. Eso no puede ser, la reforma tiene que venir por la política cambiaria y fiscal.
—¿Qué puede hacer Pdvsa para aumentar sus ingresos?

—Si no aumenta el precio del petróleo o la producción no habrá forma de levantar los ingresos. Debe enfocarse en la producción. Si vende activos está comprometiendo la producción y los ingresos futuros. Pdvsa puede vender Citgo, pero hasta qué punto se comprometería la capacidad de  venta de crudos pesados de Venezuela. Tenemos que pensar a largo plazo cuando pensamos en Pdvsa 

—¿Es viable seguir financiando acuerdos con Petrocaribe?

—Petrocaribe tenía un sentido político, pero ahora –con lo que ha pasado con Guyana y como se han plegado el resto de los países a esa nación– no queda claro si valió la pena invertir en ese convenio. Pdvsa financia a Petrocaribe a tasas más bajas de lo que se financia ella misma. Venezuela funge de mercado de capitales para estos países y ella misma no tiene acceso al mercado. Petrocaribe en este momento no tiene ningún sentido desde el punto de vista financiero. ¿Qué hacemos financiando a República Dominicana a 7% mientras Venezuela paga 28% por su deuda?

—¿Hasta cuándo puede funcionar el financiamiento de China a cambio del envío de petróleo?

—A fin de cuentas toda la deuda externa se paga con petróleo. A los chinos les pagas con petróleo y antes que a los demás. Sin embargo, los chinos no son tontos; ellos también tienen que ver toda esta inconsistencia en el marco macro de Venezuela y se deben estar preguntando hasta qué punto pueden seguir prestando dinero con estas políticas totalmente inconsistentes. En última instancia son el único prestamista que Venezuela tiene ahorita.

—Pdvsa ha estado intentando hacer una mini apertura petrolera de manera tímida. ¿Esa es la vía que se debe seguir?

—Pdvsa necesita abrirse de nuevo a una mayor inversión extranjera. En Irán lo van a hacer y en Irak lo están haciendo de manera agresiva. Este gobierno está volviendo a lo que habían heredado porque no hay otra salida. Pdvsa sola no puede financiar su plan de expansión. Creo que en vez de estar renegociando contrato por contrato debería hacer algo más audaz y general para todas las empresas. Ahora eso se está revirtiendo para al menos garantizar que la producción se mantenga constante.

—¿Qué opina del nombramiento de Eulogio Del Pino como ministro de Energía y Petróleo?

—Pdvsa es la gallina de los huevos de oro y nombran a Eulogio del Pino porque es un técnico que sabe de producción y conoce el negocio. Del Pino fue parte de la apertura petrolera. La pregunta es si políticamente le van a dar el espacio y cómo van a hacer Eulogio y el gobierno para ganar credibilidad ante los jugadores internacionales petroleros.

—¿Qué es lo que más le preocupa en este momento de todas las distorsiones económicas?

—La distorsión cambiaria porque las consecuencias se ven en todos lados, en el bachaqueo, en la monetización del déficit fiscal. Aquí se han generado unos intereses muy grandes que se expresan en el cartel del 6,30, donde las ganancias son tan inmensas que políticamente se hace muy difícil cambiar. El gobierno en vez de buscar otra manera de hacer las cosas impone más controles, luego van y acusan a agentes externos o a la guerra económica. Hay abundancia de incompetencia en el manejo de la política económica. 

Hiperinflación: Ver la historia o llamar por teléfono

“Como al gobierno no le alcanza el dinero monetiza el déficit a pasos agigantados”, afirmó el economista Ricardo Penfold sobre la expansión de dinero inorgánico. Aseguró que los agregados monetarios han crecido 98% año a año. “El crédito del BCV a las empresas del Estado no financieras llega a 41 millardos de dólares al tipo de cambio oficial de 6,30 bolívares por dólar, y eso es insostenible”. En 2014 la monetización del déficit fiscal fue 6% del PIB (cantidad de bienes y servicios que se producen en un año). El gobierno debería ver lo que sucedió en Alemania y en Hungría en el período de entre guerras por haber hecho lo que se está haciendo ahora. Debería también llamar por teléfono a Bolivia y preguntarles qué sucedió en ese país cuando en el pasado los gobiernos monetizaron y llegó la hiperinflación”.