• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Zara y Bershka reabrieron y limitan la compra a 6 artículos

Ayer a las 12:00 del mediodía en Zara habían entregado 1.200 números | Foto Raúl Romero

Ayer a las 12:00 del mediodía en Zara habían entregado 1.200 números | Foto Raúl Romero

Desde las 4:00 am los clientes hicieron fila fuera del Sambil, otros optaron por pagar Bs 400 por un número que los acercara a la entrada

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Con nuevo y surtido inventario de mercancía reabrió la tienda Zara, en el centro comercial Sambil Caracas. Después de 14 meses de trabajar en horario reducido y con los anaqueles vacíos, desde el martes atienden a cientos de clientes que desde las 4:00 am llegan a las puertas del centro. Sin embargo, limitan la compra a 6 piezas por personas.

Caminar por los pasillos del conglomerado comercial ayer resultaba difícil por las largas filas que ocasionó la reapertura, también, de las tiendas Bershka y Pull & Bear, que al igual que Zara son propiedad del grupo español Inditex.

Mujeres y hombres de diferentes edades esperaban que la cola se moviera, algunos optaron por pagar 400 bolívares por un número más próximo para entrar a la tienda de su preferencia. Los oferentes de números deambulaban por los pasillos. 

Antonio Sánchez, estudiante, relató que llegó a las 4:00 am al Sambil. Vive en los Valles del Tuy y no le importó madrugar ni aguardar a la intemperie la apertura de los comercios con tal de aprovechar la oportunidad de poder comprar “ropa de última temporada”. Gastó 4.500 bolívares en 6 piezas: 2 pares de zapatos, una camisa y 2 pantalones. “Por un solo blue jeans de marca habría pagado 4.000 bolívares”, afirmó.

Con la idea de evitar desórdenes, habilitaron personal de seguridad para permitir el acceso en pequeños grupos de 5 a 10 personas. Ayer a las 12:00 del mediodía en Zara habían entregado 1.200 números.

En Pull & Bear los jóvenes estaban de fiesta. Pedro Martínez salió con 4 pares de zapatos y una camisa. Canceló 3.500 bolívares y se dirigía con su novia a Bershka a continuar la compra. Contó que vale la pena madrugar y esperar varias horas en cola porque los precios “son muy buenos, hay variedad  y las piezas son de calidad”.

Marisabel Angola, orfebre, dijo que regresaría a Zara en la tarde con sus tres primas a comprar más ropa. “Los precios son iguales a los de febrero del año pasado, es increíble”, afirmó.