• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Wall Street cierra con nuevos récords

La caída de los precios del petróleo ha afectado los ingresos en divisas de la nación | Foto Archivo El Nacional

Foto: Archivo El Nacional

Al final de las operaciones bursátiles de Nueva York, el euro estaba recuperando terreno frente al dólar y se cotizaba a 1,106 dólares.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Wall Street terminó hoy con nuevos récords en el Dow Jones de Industriales y el selectivo S&P 500, en una sesión llena de optimismo por el aumento en los precios del crudo y otros factores que contagiaron de entusiasmo al mercado.

Al cierre de las operaciones, el Dow Jones, el principal indicador, subió 0,66 % o 120,74 puntos y terminó en 18.347,67 unidades, mientras que el S&P 500 avanzó un 0,70 % o 14,98 puntos, hasta los 2.152,14 enteros.

La marca histórica alcanzada hoy por el Dow Jones supera el récord de 18.312,39 logrado el 19 de mayo del año pasado, mientras que en el caso del S&P es el segundo récord consecutivo que consigue.

Por su parte, el índice compuesto del Nasdaq acabó con una subida de  0,69 % o 34,18 puntos, hasta los 5.022,82 enteros.

El Nasdaq, aunque aún está a unos 200 puntos de la marca histórica que conquistó en julio del año pasado, cerró hoy por encima de los 5.000 puntos por primera vez en este año, una barrera psicológica que había perdido justo en la primera sesión de 2016.

Aunque en la subida de hoy influyeron varios factores, desde el comienzo de la sesión los analistas coincidieron en que estaba impulsada por el aumento en los precios internacionales del crudo.

En el caso del petróleo intermedio de Texas, de referencia en Estados Unidos, terminó con un avance de 4,56 %, hasta los 46,80 dólares el barril, como reacción a varios datos que anticipan un aumento en el consumo de crudo para el año próximo.

Eso generó un alza en el sector energético de Wall Street, que encabezó las subidas sectoriales, con un avance de 2,37 %.

Pero los operadores también recibieron con buen ánimo los resultados que al cierre de la sesión del lunes presentó la firma de metales ligeros Alcoa, que suele abrir extraoficialmente el período trimestral de difusión de los resultados trimestrales.

Una fecha clave en ese sentido será el próximo jueves, cuando dé a conocer los suyos el principal grupo bancario estadounidense, JPMorgan Chase.

Unido a ello, el mercado siguió con beneplácito el hecho de que Theresa May haya sido confirmada como líder del Partido Conservador del Reino Unido para asumir las riendas del Gobierno británico, lo que permite superar la crisis abierta tras la renuncia de David Cameron tras el referéndum del 23 de junio pasado.

Además, Wall Street seguía viendo con buenos ojos el anuncio desde Tokio de nuevas medidas de estímulo económico en Japón tras las últimas elecciones parlamentarias, que ganó la coalición gobernante liderada por Shinzo Abe.

“Japón ha enviado un mensaje poderoso al mercado”, afirmó el economista jefe de la firma First Standard Financial, Peter Cardillo.

Por sectores, solo uno terminó en rojo, el de las empresas de servicios públicos, que cedió 0,79 %. Después del sector energético, los sectores que más avanzaron fueron los de materiales básicos (+1,60 %) y el financiero (+1,48 %).

De los treinta títulos incluidos en el Dow Jones, el que más subió fue el grupo financiero Goldman Sachs (+3.11 %), seguido de la química DuPont (+2,65 %) y del grupo de equipos industriales Caterillar (+2,57 %).

A pesar de la jornada de ganancias, dentro del Dow Jones hubo siete firmas que cerraron en rojo, lideradas por la cadena minorista Wal-Mart (-1,07 %), seguida de la firma aeronáutica Boeing (-0,93 %) y del grupo de telecomunicaciones Verizon (-0,82 %).

Los avances en Wall Street y en el resto de los mercados mundiales que se han registrado esta semana están llevando al precio del oro al nivel más bajo el siete semanas, como era de esperarse.

Al cierre de Wall Street, la onza perdía  1,64 %, hasta los 1.334,30 dólares.

También avanzaba la rentabilidad de la deuda pública. El rendimiento del bono de Tesoro a diez años, que llegó la semana pasada a mínimos históricos, subía al cierre de Wall Street hasta  1,5048 %.