• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Desde el Viernes Negro el bolívar se ha devaluado 1.365%

Bolívar Fuerte

Bolívares

Alta inflación y una producción nacional disminuida atentan contra la recuperación de la moneda

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Desde el llamado Viernes Negro –18 de febrero de 1983- hasta el viernes 8 de febrero de 2013, el bolívar se ha devaluado 1.365%. La medida adoptada hace tres décadas en la gestión de Luis Herrera Campíns para controlar una fuga de capitales, se ha aplicado de manera recurrente por los distintos gobiernos para tratar de corregir desequilibrios fiscales.
Una caída de 30% en los ingresos petroleros y el inicio de la crisis de la deuda latinoamericana causaron desconfianza en que la paridad de 4,30 bolívares por dólar pudiera sostenerse. La consecuencia fue la salida de 8,77 millardos de dólares entre enero de 1982 y febrero de 1983, lo que consumió buena parte de las reservas internacionales y llevó al Ejecutivo a imponer un control de cambio y a devaluar la moneda, y se puso fin a 50 años de estabilidad cambiaria.
Los gobiernos de Jaime Lusinchi, Rafael Caldera y Hugo Chávez apostaron por el control sobre la moneda sin que ello tuviera los resultados esperados. A 30 años de la primera devaluación, el bolívar no sólo no se ha estabilizado sino que se ha depreciado constantemente, producto de la inflación y la falta de producción, lo que ha estimulado la migración hacia el dólar y bienes durables como mecanismo de protección del dinero.
A pesar de la devaluación de 1983, el índice de precios al consumidor de ese año se mantuvo en un dígito, que se rompió en 1985 cuando el Gobierno monetizó la devaluación (inyectó los recursos al gasto público) y dio comienzo a una inflación galopante, señaló Aurelio Concheso, director del Centro de Divulgación del Conocimiento Económico y ex presidente de Consecomercio.

Otras condiciones. Las razones que explican el ajuste cambiario de 4,30 a 6,30 bolívares por dólar, anunciado el 8 de febrero, son distintas a las del 18 de febrero de 1983. Con un precio del barril por encima de los 100 dólares, el gobierno de Hugo Chávez apela otra vez a la devaluación con fines fiscalistas, coinciden economistas y representantes de Fedecámaras y Conindustria.
El gasto público ha venido creciendo desmesuradamente en los últimos años, en tanto la capacidad de producción de Petróleos de Venezuela –empresa que aporta 97% de los ingresos del país- se ha visto disminuida. Actualmente produce 2,4 millones de barriles diarios, mientras que en 2002 –antes del paro petrolero- bombeaba 3,2 millones de barriles.
El Ejecutivo no ha puesto límites a su nivel de endeudamiento, lo que llevó a registrar un déficit fiscal en 2012 cercano a 16% del producto interno bruto, de acuerdo con Asdrúbal Oliveros, de Ecoanalítica. Calcula que con los 84,4 millardos de bolívares adicionales que obtendrá el Gobierno por devaluación, la brecha se reducirá a 13% este año.
“Llevamos 30 años de malas políticas monetarias que han envuelto al país en un círculo vicioso de déficit-devaluación-inflación”, dijo Concheso.
La devaluación provoca una redistribución perversa de los pobres a los ricos, afirmó Hugo Faría, economista profesor del IESA. “Desprotege a la gente común porque es la que sufre con más intensidad la reducción en el poder de compra”.
“Tenemos un país caro para gente pobre”, expresó Faría al señalar que la devaluación confisca el sueldo de los venezolanos e incrementa la exclusión porque al haber menos oferta aparece la escasez.

¿Incentivo exportador?
Entre los argumentos expuestos por voceros del Gobierno para justificar la devaluación de 4,30 a 6,30 bolívares por dólar, se encuentra el incentivo a las exportaciones. “Son medidas que han formado parte de las políticas que el gobierno revolucionario ha desarrollado para fortalecer la producción nacional, estimular la política de exportación”, dijo el canciller Elías Jaua, un día después de anunciada la decisión.
Las exportaciones no tradicionales se situaron en 2,3 millardos de dólares a noviembre de 2012 –última data disponible-, lo que representó una caída de 18,7% con respecto a noviembre de 2011.
“Chávez tuvo la oportunidad de transformar a Venezuela y la destruyó”, dijo Leonor Filardo, economista y ex directora del Banco Mundial y del FMI. Recordó que en 1989 las exportaciones eran de 1,51 millardos de dólares y con el desmontaje de los controles las colocaciones en el exterior se colocaron en 5,54 millardos de dólares en 1997.
Las empresas de Guayana no producen y al sector privado el Gobierno lo mantiene ahogado con controles y expropiaciones, añadió Filardo.
Carlos Larrazábal, presidente de Conindustria, advirtió que el ajuste cambiario era necesario, pero no es suficiente para lograr una oferta exportable. Se requieren otras medidas, dijo.