• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Víctor Maldonado: "Medida eléctrica provoca muchos efectos perversos"

Víctor Maldonado director de la Cámara de Comercio de Caracas | foto: camaradecaracas.com

Víctor Maldonado director de la Cámara de Comercio de Caracas | foto: camaradecaracas.com

El director de la Cámara de Comercio de Caracas aseguró que esta medida no va a resolver la crisis energética que es producto de la falta de inversión y de todo el dinero que se perdió en las malas decisiones de los últimos seis años

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El ministro para la Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, implementó como medida de ahorro energético que todos los centros comerciales del país deben autogenerar su propia electricidad por un lapso de tres meses.

Sin embargo, no todos los centros comerciales cuentan con plantas eléctricas para autoabastecerse. Esta medida afecta tiendas, bancos, cines, mercados, farmacias, oficinas, consultorios, estacionamientos e incluso clínicas.

La Cámara Venezolana de Centros Comerciales (Cavececo) advirtió que solo 50% de los centros pueden generar su propia energía, lo que obliga a la otra mitad a reducir la jornada laboral y pone en peligro un turno completo de trabajo.

Víctor Maldonado, director de la Cámara de Comercio de Caracas, en una entrevista exclusiva para El Nacional Web, señaló que los centros comerciales tienen  que acatar la norma impuesta por el ministro, aunque esto tenga unos costos terribles para los centros comerciales.

Considera que el gobierno debe rectificar y estudiar la propuesta de la Cámara Venezolana de Centros Comerciales, la cual señala que es mejor ubicar la suspensión del servicio en un solo bloque en la mañana y dejar que el centro comercial funcione en un solo bloque hasta el final de la tarde.

Motta Domínguez había señalado la semana pasada, a través de su cuenta en Twitter, que los centros comerciales no tienen  excusa para desacatar la ley, pues aseguró que tienen cuatro pisos de estacionamientos y más de 200 tiendas, que según él son alquiladas en dólares.

El director de la Cámara de Comercio de Caracas criticó estas declaraciones, alegando que no todos tienen la posibilidad de adquirir plantas y los que la tienen es solo para resolver una contingencia corta.

Aseguró  que a los dueños de los centros comerciales se la ha hecho difícil conseguir gasolina o el carburante necesario para poner a funcionar las plantas y el Estado no ha facilitado el suministro.

“El ministro no debe pretender que esta sea la solución y mucho menos de una semana para otra, cuando no hay divisas para importar equipos, cuando el gobierno maneja el régimen de control de cambio con tanta firmeza y cuando no permite que esos costos puedan descontarse de algún lado”, señaló.

Exhortó a las autoridades a enseriar sus análisis y evaluar, en términos de costos, si esta medida resuelve la crisis eléctrica o genera más desempleo e insatisfacción en los consumidores.

“Esto provoca muchos efectos perversos porque hace inviable la actividad comercial en los centros comerciales, pero no desaparecen los costos fijos de estos porque igual hay que pagar una tarifa de electricidad que no disminuirá en estos tres meses”. Agregó que igual hay que resguardar el lugar y hay que mantener el personal de seguridad.

Maldonado advirtió que el nuevo horario reducirá el empleo y la creación de nuevos espacios. “Están en juego unos 50.000 empleos directos, que corren el riesgo de perderse por esta medida”, agregó.

A su parecer, esta decisión no va a resolver la crisis energética que es producto de la desidia, de la falta de inversión y de todo el dinero que se perdió en las malas decisiones de los últimos seis años.

“Dudo mucho que esto resuelva el problema eléctrico porque no es consistente con la estructura del país: la mayor porción de consumo es residencial, le sigue las empresas básicas, trasporte públicos, como Metro de Caracas y el ferrocarril. Por último, está una porción muy pequeña que corresponde a comercios y centros comerciales”.

Maldonado cree que el Estado debió haber afrontado el problema con visión a largo plazo desde hace seis años, invirtiendo en recursos para mejorar la capacidad de autogeneración y la distribución.

“En los últimos siete años solo se han hechos malos negocios alrededor de la emergencia eléctrica y por eso seguimos en una crisis que se profundiza mucho más. No es un problema que se debió resolver hoy, sino hace años”, dijo.

Enfatizó que la problemática energética comenzó cuando el fallecido presidente Hugo Chávez asumió el monopolio eléctrico, el cual considera que fracasó y que solo puede servir con políticas públicas que incluyan la participación y concesión del sector privado  para buscar mecanismos que eviten la crisis a mediano y largo plazo.