• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Víctor Álvarez: “Ahora tenemos una economía más capitalista”

Víctor Álvarez | Foto: Manuel Sardá

Víctor Álvarez | Foto: Manuel Sardá

El ex ministro de Industrias Básicas criticó el alza de importaciones en detrimento de la manufactura

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El aumento de la dependencia de las importaciones -en detrimento del desarrollo de la industria manufacturera y la creación de fuentes de empleo- mediante el uso de la renta petrolera fue señalado como uno de los errores en el modelo socialista. “Ahora tenemos una economía más capitalista", señaló Víctor Álvarez, economista y ex ministro de Industrias Básicas y Minería del Gobierno de Hugo Chávez.
Durante el seminario “El lado oscuro del petróleo y el mito del desarrollo en Venezuela”, organizado por la Fundación Rosa Luxemburgo, el Instituto Transnacional I y Oilwacht, Álvarez señaló que en los últimos años se han agravado los rasgos de la economía rentista que justamente se han tratado de transformar. “El sector agrícola venezolano debería aportar 12% al producto interno bruto 12% al PIB pero sólo aporta 4%. Además, para abastecer la demanda nacional la manufactura debería aportar 20% del PIB pero sólo aporta 14%".
Indicó que el modelo de industrialización básica de Guayana quedó en entredicho y recordó que proyectos como la reconversión minera, que buscaba ayudar a la reinserción laboral de los trabajadores, muchos de ellos con problemas de salud por la manipulación con mercurio, fueron abandonados. “Cuando uno ve empresas como Minerven donde sacan toneladas de tierra para hacer un lingote de oro que va como reserva no monetaria al Banco Central, uno se pregunta por qué existe un método tan depredador cuando hay métodos satelitales que permiten conocer la cantidad de reservas que hay”.
Señaló que la noción de desarrollo sustentado en el aumento del PIB -que se apoya en el consumismo- es hacerle el juego al neoliberalismo que tanto se critica. “Hablamos de soberanía productiva y agroalimentaria pero no se desarrolla a la industria de alimentos”.
El experto petrolero Mazhar Al-Shereidah aseguró que nadie en Venezuela, en el ámbito oficial o académico, informa sobre la caída de la demanda de petróleo, que pasó de 40% a 33% en los últimos años. “Hablar de las consecuencias ambientales de la explotación petrolera es casi un salto de talanquera”.
No ve diferencia entre la antigua y la nueva Pdvsa, pues sus planes se fundamentan en la expansión de la capacidad de producción mientras que en el mundo está cayendo la demanda de petróleo.

Sin acceso. Pablo Bertinat, coordinador de la revista Petróleo y Equidad, se refirió a la dependencia de los combustibles fósiles en América Latina. “Sólo 15% de toda la energía llega a las residencias, el grueso está puesto en el sector industrial y el transporte”.
En Brasil y Argentina las llamadas industrias desplazadas de los países desarrollados -debido a nuevas legislaciones ambientales- son las que más consumen energía. Se refirió a la ausencia de políticas de acceso a la energía que mejoren las condiciones de vida de los sectores de menores recursos. “Hay 30 millones de personas que no tienen acceso a la electricidad y 80 millones de personas que cocinan con biomasa (carbón) en toda América Latina”.
Miriam Lang, representante de la Fundación Rosa Luxemburgo, se refirió a la importancia de experimentar nuevos modelos de desarrollo que no se basen en el aumento de las cifras que registra el producto interno bruto, sino en el mejoramiento real del nivel de vida de la gente. Agregó que es necesaria la profundización de la democracia ciudadana a través de comunas donde se practiquen actividades como el trueque.
Criticó que los países de la región continúen dependiendo de la mono exportación de materias primas y aseguró que la independencia agroalimentaria sea una realidad: “No sucederá si seguimos creyendo que las ciudades son sinónimo de progreso y el campo de atraso”.