• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Venezuela valoró inversión de Conoco en $ 1,8 millardos

El abogado George Kahale III, del bufete Curtis, Mallet-Prevot, asegura que se reconoce el pago a precio de mercado 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El tribunal arbitral del Ciadi –Centro Internacional para el Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones– recibió del Gobierno venezolano una carta fechada el 8 de septiembre de 2013 en la que se refuta la sentencia de que Venezuela no actuó de buena fe en las negociaciones con Conoco Phillips por las inversiones que la empresa efectuó en el país.

La misiva está firmada por el abogado George Kahale III, representante del bufete Curtis, Mallet-Prevost,  quien en el escrito señala que “la buena fe de la República en las negociaciones sobre compensación no fue nunca ni siquiera cuestionada por los demandantes”.

Indica que en la decisión del tribunal parece existir una confusión entre lo que fueron las discusiones por la migración de los antiguos proyectos de Conoco en el país al esquema de empresa mixta que presentó Pdvsa, y lo referido a las reuniones que mantenidas para abordar el monto de la indemnización.

También se hace mención a la disposición de Pdvsa para honrar un pago justo a la empresa estadounidense y cita un cable de la Embajada de Estados Unidos en Caracas, difundido por el portal Wikileaks, que recoge la conversación que funcionarios de esa sede diplomática mantuvieron con un representante de Conoco.

“Este informe no sólo demuestra que en la demanda se estaba negociando un valor justo de mercado”, afirma George Kahale III.

En otra parte del documento se indica que la propia decisión del tribunal “deja claro que Conoco Phillips estaba dispuesta a llegar a un acuerdo por

6,5 millardos de dólares, aproximadamente 20% del monto absurdo que las demandantes reclamaron”.

Más adelante dice que para marzo de 2007 se hizo un cálculo de las inversiones que tuvo la empresa y se determinó que el valor de las participaciones de Conoco estaban en 1,8 millardos de dólares. “Las demandantes no han objetado esta valuación”, apunta.