• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Venezuela recibirá $ 46,5 millardos adicionales al presupuesto este año

Dólares / Archivo

Dólares / Archivo

Los diputados Vestalia Sanpedro y Hugbel Roa difieren en sus visiones sobre lo que debe ser la ejecución del dinero por situado constitucional

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Desde 2010 y al cierre de 2012 Venezuela sumará un ingreso adicional por venta de petróleo de 96,9 millardos de dólares: 416,6 millardos de bolívares. De ese total, 20% debían ser dirigidos a los estados, como lo establece la Constitución nacional y equivaldría a 83 millardos de bolívares. No obstante, las alcaldías y gobernaciones recibieron en el período 19,4 millardos de bolívares: 23,3% de lo que les tocaba.

La proyección se basa en los créditos adicionales aprobados por la Asamblea Nacional para el situado constitucional correspondiente al ejercicio presupuestario 2010 y 2011, y en el caso de 2012 se toma como referencia el precio de cierre del barril de petróleo, que estará en 105 dólares, y la cantidad de crudo producido por Venezuela calculado por las agencias internacionales de energía.

El presupuesto estableció como precio promedio del crudo 50 dólares por barril y la producción está en 2,3 millones de barriles diarios, por lo cual el año cerrará con un excedente de 46,5 millardos de dólares, más del doble del presupuesto incluyendo recursos adicionales, lo que suma 88,8 millardos de dólares.

La sobreestimación del presupuesto se ha hecho una práctica común en la Asamblea Nacional, según Vestalia Sanpedro, integrante de la Comisión de Finanzas y Desarrollo Económico, para que de esa manera el Ejecutivo pueda disponer a discreción de los dineros que son depositados en el Fondo de Desarrollo Nacional, entre otros. Además, las partidas que deberían formar parte fija del presupuesto ordinario como los aumentos de sueldos y salarios terminan aprobándose a través de créditos adicionales, es decir, depende de la fluctuación del precio del petróleo.

Sanpedro agrega que en el presupuesto de 2012 el financiamiento con ingresos ordinarios es de 16,8 millardos de bolívares, mientras que lo calculado para gasto corriente es de 80,7 millardos de bolívares, lo que da un total de 97,1 millardos en ingresos ordinarios. Sin embargo, en lo que va de año a los estados les han otorgado 3,4 millardos de bolívares; por lo que les adeudan 16 millardos, 82,5% menos de lo que le corresponde.

La diputada afirma que la ley de ingresos ordinarios de hidrocarburos ha sido una herramienta que el Gobierno ha utilizado amparándose en una legalidad para quitarle recursos a la descentralización. “Por ejemplo, en 2007 el referéndum de la reforma constitucional negó que se transfirieran los dineros del Fondo de Estabilización Macroeconómica, pero luego por Ley Habilitante hicieron uso de los recursos”.

Las gobernaciones y alcaldías han estado ahogadas, lo que no tiene sentido, pues el presupuesto de la nación ha crecido 42,8% entre 2010 y lo que va de 2012. “Esta es la razón por la cual los trabajadores de esas dependencias no tienen garantizadas sus remuneraciones, y los gobernadores estadales y municipales no pueden aminorar el malestar al que está sometido el pueblo por la falta de gestión en unos casos y mala gestión en otros, del Gobierno nacional”, señala.

Punto divergente

Hugbel Roa, diputado de la Comisión de Finanzas y Desarrollo Económico, asegura que los ingresos extraordinarios por excedente petrolero han sido utilizados en función de las prioridades establecidas por la República. Cita el caso de los daños causados por derrumbes o inhabilitación de viviendas o de vialidad.

“De igual manera se diseñó el plan de inversión especial de la Misión Gran Vivienda Venezuela que requirió la transferencia de recursos para la construcción de viviendas para los damnificados. En Trujillo, por ejemplo, fue necesario destinar alrededor de 300 millones de bolívares para la reparación de la vialidad”, alega.

Desmiente que le hayan negado recursos a las gobernaciones y alcaldías. ”Se ha cumplido con todas sin importar que sean chavistas o de oposición. El mandato se cumple como lo establece la Constitución bolivariana, que obliga a otorgarlos”.

Al ser consultado sobre si la aprobación de la Ley de Contribución Especial por Precios Extraordinarios del Crudo no es un atentado contra las regiones, señala que por el contrario es una norma diseñada con el objetivo de consolidar el Estado-Nación. “Antes se enviaba el dinero y se veía que eran 24 repúblicas independientes que utilizaban los recursos sin control y sin tomar en cuenta el desarrollo de planes que contribuyeran con el bien nacional”, afirma.

La ley establece cuatro nuevas tasas: 20%, cuando el barril esté entre 40 dólares y menos de 70 dólares; 80%, un barril por encima de 70 dólares y menos de 90 dólares; 90%, cuando esté en 90 dólares y por debajo de 100 dólares; y de 95% cuando supere 100 dólares.

Añade que gracias a esta legislación han logrado llevar a cabo el Plan Agrícola, construcción de vías ferroviarias, que son políticas nacionales de carácter inclusivo que evitan las parcelas de poder. “Esta ley no ataca la descentralización. Hay una visión que es la destrucción del Estado nacional, que propone la oposición, y la visión que se establece es la participación del pueblo venezolano y la que apunte e incluya todos los sectores sociales del país”, opina.

Sobre la afirmación de que los consejos comunales a veces reciben más recursos que las propias alcaldías, asegura que “es un mandato de ley”.
Con relación al artículo 6 de la Constitución que establece que 20% de los ingresos ordinarios de la nación es propiedad de las regiones y municipios (situado constitucional) (regiones), hace la salvedad de que “hasta 20% es el máximo, pero puede ser menos y siempre se les ha dado ese 20%”, asegura.

EPÍGRAFE

“Los ingresos ordinarios deben ser suficientes para cubrir los gastos ordinarios”, artículo 311 de la Constitución nacional

EL DATO

Los ingresos ordinarios son los que se establecen tomando en cuenta cuánto le entrará a la nación por sus dos principales fuentes: venta de petróleo y el Seniat. Los adicionales son los que se reciben por el excedente petrolero; mientras que los extraordinarios se producen a través de la Ley de Endeudamiento Complementario, que es lo que ha sucedido en los últimos dos años.