• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Venezuela profundiza el modelo restrictivo que Cuba busca reformar

Analistas consideran que en Venezuela no hay instituciones que impidan que el modelo erróneo siga avanzando | Foto Omar Véliz / Archivo

Analistas consideran que en Venezuela no hay instituciones que impidan que el modelo erróneo siga avanzando | Foto Omar Véliz / Archivo

Expertos afirman que el deterioro económico del país impulsa a La Habana a disminuir su dependencia  

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente Nicolás Maduro aplaudió a su homóloga de Brasil, Dilma Rousseff, y al jefe del Estado cubano, Raúl Castro, cuando cortaron la cinta inaugural de lo que los analistas consideran la más clara señal de apertura económica de la isla caribeña: un enorme puerto en la localidad de Mariel, que pondrá el ojo de los inversionistas extranjeros en la Zona Especial de Desarrollo cubana.

Mientras Maduro celebraba uno de los pasos más importantes que ha dado el régimen de Castro en dirección opuesta al comunismo, en Venezuela el gobierno trabaja por afianzar un modelo de restricciones que emula los primeros años del régimen de Castro, asegura el especialista Félix Arellano.

“Venezuela está siguiendo la etapa inicial del modelo castrista, en el que destruir implicaba control”, afirmó. En los últimos meses se ha profundizado la creación de un marco legal restrictivo a la propiedad privada, la inseguridad jurídica, una planificación centralizada y el control del Estado sobre la economía. Es decir, se avanza hacia un sistema más cerrado.

Considera, sin embargo, que el deterioro económico que estas medidas han causado en Venezuela, el principal aliado de La Habana en los últimos 14 años, ha sido precisamente una de las motivaciones para cambiar la política económica y “actualizar el modelo” cubano. Explicó que la isla busca diversificarse para no depender exclusivamente de las ayudas venezolanas que, según dice, se están agotando.

La internacionalista Elsa Cardoso opina que el auge de la globalización también le impide a Cuba continuar aislándose. “La Habana está siguiendo el modelo chino en el que coexisten dos sistemas, el de represión política y el de libertad económica”, señaló. Cree que las recientes medidas de libertad económica a los particulares vienen  acompañadas de nuevas exigencias de reformas más profundas, lo que dificulta la repetición exacta del esquema asiático.

En cambio, Arellano no ve en Venezuela señales de apertura: “No hay un país organizado para impedir que el modelo siga avanzando ni instituciones que se atrevan a detenerlo”. El desorden fiscal y monetario, aunado a la creciente deuda, tanto interna como externa, podría obligar al país a recurrir al financiamiento internacional. “Esta sería la única fuerza que implicaría un cambio en la política económica”, señaló.


Limitaciones. El control cambiario, el desinterés por resolver la dinámica inflacionaria, la caída de las reservas y la desatención de la brecha entre el dólar paralelo y el oficial son algunos rasgos en común que tiene la política económica de Cristina Fernández de Kirchner con la Nicolás Maduro. Sin embargo, analistas consideran que el modelo venezolano no avanzará en Argentina.

“El gobierno argentino nunca tendrá la injerencia que ha tenido el venezolano en el sector privado y en los márgenes de rentabilidad”, aseveró el economista y exviceministro de Finanzas del país sureño, Gastón Rossi. Detalló que eso se debe, entre otros factores, a que la principal fuente de divisas de Argentina, al contrario de Venezuela, proviene del sector privado, específicamente, de la actividad agrícola.

Además, la división del partido de gobierno y la independencia del resto de los poderes actúan como freno a las decisiones políticas en materia económica. Acotó que la sociedad argentina no se encuentra tan polarizada como la venezolana ni padece los mismos niveles de desigualdad.

El analista Rosendo Fraga, director del Centro de Estudios Unión para la Nueva Mayoría, considera que Fernández de Kirchner ha tomado algunos rasgos del socialismo del siglo XXI, por lo que Argentina ahora sufre una crisis de confianza: “Se puede reconstruir la credibilidad económica, pero eso por lo general requiere un cambio de orientación político-ideológica, una actitud diferente y una renovación de equipo, y el gobierno argentino no hará nada de ello”.


Tres realidades 

Cuba

* Se permiten las transacciones de compra-venta de viviendas y vehículos entre particulares.
* Los cubanos pueden comprar vehículos a las comercializadoras del Estado.
* Se despenalizó la actividad privada, permitiendo la formación de pequeñas empresas.
* Flexibilización de la política migratoria.
* Mayor apertura a la inversión extranjera con la creación de zonas de desarrollo económico.
* Inicio de un proceso de descentralización económica y autonomía de las empresas del Estado.

Venezuela

* Profundización de un marco legal restrictivo a la actividad privada.
* Control de precios y márgenes de ganancia al comercio y a la industria con la nueva Ley Orgánica de Precios Justos.
* Reducción en el acceso a las divisas para el sector privado.
* Devaluaciones cíclicas y ampliación de la brecha entre el dólar paralelo y el oficial.
* Crisis de confianza de los mercados internacionales.
* Mayor injerencia del Estado en las actividades económicas.
* Ausencia de políticas estructurales para resolver la inflación.
* Caída de las reservas internacionales (20% en 2013).
* Elevado gasto público.

Argentina

* Control de precios de 100 productos básicos (programa Precios Ciudados), mediante negociación coercitiva con el sector privado.
* Devaluaciones y ampliación de hasta 60% de la brecha entre el dólar paralelo y el oficial.
* Crisis de confianza para inversionistas y empresas extranjeras.
* Pérdida de reservas internacionales.
* Inflación de 25% interanual (cálculos de analistas).
* Desincentivo a las exportaciones y desequilibrio en la balanza turística (extranjeros que entran y nacionales que salen), que cerró con déficit 9 millardos de dólares en 2013.
* Elevado gasto público.