• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Venezuela es el primer importador de medicinas de América Latina

Los consumidores, según el banco, han reaccionado comprando medicinas en exceso más allá de sus necesidades con el fin de prepararse para la escasez | Foto Williams Marrero / Archivo

Los consumidores, según el banco, han reaccionado comprando medicinas en exceso más allá de sus necesidades con el fin de prepararse para la escasez | Foto Williams Marrero / Archivo

Bank of America Merrill Lynch señala que una de las razones de la escasez de fármacos es el control de precios desde 2003

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La importación de medicinas de Venezuela es las más altas en la región, según informe de la firma Bank of America Merrill Lynch. “Solo en 2013, año en el que se conocieron por última vez las cifras de importaciones por sectores, Venezuela importó 3,7 millardos de dólares en productos farmacéuticos. Este fue el nivel más alto de compras externas per cápita de todas las economías de América Latina, pues se ubicó 2,1 veces por encima del promedio de la región”.

El documento añade que si se utilizan las estadísticas de las exportaciones farmacéuticas a Venezuela a través de los socios comerciales que aparecen en la base de datos de Comtrade que registra la Organización de Naciones Unidas, se evidencia una caída de 39,1% de las importaciones de medicinas entre 2013 y 2015. “Esto nos permite calcular que las importaciones en 2015 fueron de 2,3 millardos de dólares. A pesar de la reciente disminución en las importaciones, las compras de medicamentos en el exterior se situaron en 31% del total de importaciones del año pasado, cifra que está por encima de la media de los países de América del Sur”.

En contraste, la escasez de medicinas en Venezuela se ubica en 80%, según la Federación Farmacéutica Venezolana, mientras que parlamentarios de la bancada opositora han señalado que el desabastecimiento puede acercarse a 91% en medicamentos esenciales.

Ante esta realidad, la firma estadounidense pregunta por qué es imposible encontrar medicinas en Venezuela. La respuesta, señala, está en la caída de la capacidad productiva de la industria farmacéutica como resultado de las políticas impulsadas contra la empresa privada por el gobierno y “por uno de los más fuertes controles de precios desde el año 2003”.

Explica que la Ley de Precios Justos ha expandido la cobertura de los controles en el sector desde 2013, y “en 2015 el gobierno introdujo un sistema de identificación que limita las ventas de medicinas por persona”.

Agrega que otro de los factores que afecta la disponibilidad de medicamentos es el contrabando. “Una caja de antibióticos en Caracas cuesta 10% del precio que tiene en Bogotá si se calcula al tipo de cambio paralelo”.

Las divisas. Otra causa de la escasez de medicinas, según la firma, es el subsidio cambiario. “Las importaciones de bienes esenciales y de las medicinas son las únicas 2 categorías de compras externas que tienen acceso a la tasa de divisa preferencial de 10 bolívares por dólar, lo que introduce un gran incentivo para las sobrefacturaciones de las importaciones”.

Bank of America explica que más allá de la disponibilidad de los dólares subsidiados, de acuerdo con estudios de la industria farmacéutica 70% de las medicinas esenciales se producen a pérdida. Por ello los laboratorios han reducido las ventas de tales medicamentos y han ido migrando a la venta de productos no regulados. “Los consumidores han reaccionado en consecuencia comprando medicinas en exceso más allá de sus necesidades para así prepararse para la escasez esperada”.

Advierte que la escasez de productos básicos no quiere decir que Venezuela carece de dólares para pagarlos. “Significa que el país no tiene un sistema de precios que funcione. Dado el nivel de distorsión de los precios y el incentivo al arbitraje, ni siquiera con altos niveles de recursos será suficiente para asegurar un adecuado abastecimiento de bienes”, añade.

LA CIFRA
3,7 millardos de dólares totalizaron las importaciones del sector farmacéuticos en 2013, según la última cifra oficial.