• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Venezuela cobra por energía a Brasil $ 256,5 menos que el precio internacional

Suministro de 3,1 gigavatios diarios compensaría la suspensión del servicio por racionamiento en Anzoátegui y Bolívar, señalaron fuentes del sector

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La tarifa de 43,5 dólares el megavatio/hora que Venezuela le cobra actualmente a Brasil por la compra de la energía proveniente de la central hidroeléctrica del Guri es irrisoria respecto al precio de venta internacional ofertado en el mismo escenario por Colombia de 300 dólares el kilovatio/hora, informaron fuentes del sector que solicitaron no mencionar sus nombres.

“No se entiende por qué el gobierno venezolano seguía hasta el viernes suministrando electricidad a Brasil con la situación tan crítica de la caída del embalse de Guri, afectado por la sequía, y la indisponibilidad de la generación térmica debido a la falta de mantenimiento a las plantas”, indicó uno de los voceros.

Explicó que en el contexto del déficit de electricidad de 2.000 megavatios, la Corporación Eléctrica Nacional aplica la medida del racionamiento en el interior del país como la última opción para preservar los niveles de agua en el embalse de Guri ante la imposibilidad de producir más energía en las centrales termoeléctricas.

De acuerdo con datos extraoficiales, la cota del embalse de Guri se ubicó ayer en 242,24 metros sobre el nivel del mar, 9 centímetros por debajo de la marca del día anterior de 242,33 metros.

Esto significa que quedan 2,24 metros para que Guri alcance la cota de 240 metros, lo cual implica paralizar gran parte de la sala de máquinas 2 de la central para preservar la integridad de los equipos, además de que 3.000 megavatios saldrían del sistema eléctrico nacional.

Por esta razón, otro de los expertos consultados insistió en que no se comprende el envío de electricidad a Brasil y a un precio tan desventajoso a través de la línea de interconexión a 230 kilovoltios y de 5 kilómetros de extensión entre Santa Elena de Uairén y Boa Vista, poblaciones de ambos países. “Se raciona a los venezolanos para que los ciudadanos brasileños puedan tener luz”, afirmó.

Recordó que en diciembre de 2009, cuando se avecinaba la crisis eléctrica de 2010, Corpoelec-Edelca envió una comunicación a Eleonorte de Brasil, empresa que presta el servicio en el estado de Roraima, solicitando la reducción de la demanda de energía porque Guri estaba generando menos por el fenómeno El Niño.

La carta precisa que el envío de electricidad se reduce a 60 megavatios repartidos en 20 mensuales entre enero y marzo de 2010 o hasta que Guri volviera a las condiciones normales en septiembre. “Sin embargo, en la actual crisis eléctrica no hay conocimiento de que Corpoelec haya manifestado a Brasil una medida similar o la suspensión del suministro”, señaló el informante.

El conveniovenezolano-brasileño de suministro de energía, cuya vigencia es de 20 años prorrogables otros 10, establece una tarifa con un pago de 26 dólares el megavatio/hora durante los primeros 10 años y 28 dólares el megavatio/hora los 10 años subsiguientes.

Dichos precios están referenciados al  de enero de 1997 y serán corregidos una vez al año de acuerdo con la variación anual de la inflación en Estados Unidos, debiéndose hacer la primera corrección el  de enero de 1998. Los pagos se efectuarán en dólares estadounidenses. El acuerdo estipula el suministro de hasta 200 megavatios/día.

“La cantidad de energía que Venezuela se ahorraría si dejara de vendérsela a Brasil (3,1 gigavatios/día) compensaría la suspensión de 100% de los racionamientos combinados de los estados Anzoátegui y Bolívar o el equivalente a 80% del racionamiento en el Zulia”, refirió otro informante.

Destacó que en enero de 2016, Petróleos de Venezuela suspendió temporalmente la venta de gas a Colombia con el alegato de que el combustible era necesario para la generación termoeléctrica en el país con el fin de enfrentar el impacto del fenómeno climático El Niño.